Anuncios
U.S. markets closed
  • F S&P 500

    5,604.50
    -6.25 (-0.11%)
     
  • F Dow Jones

    40,675.00
    -18.00 (-0.04%)
     
  • F Nasdaq

    19,952.25
    -48.75 (-0.24%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,239.80
    +1.10 (+0.05%)
     
  • Petróleo

    79.95
    +0.17 (+0.21%)
     
  • Oro

    2,398.70
    +4.00 (+0.17%)
     
  • Plata

    29.25
    -0.07 (-0.23%)
     
  • dólar/euro

    1.0893
    0.0000 (-0.00%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2600
    +0.0210 (+0.50%)
     
  • Volatilidad

    14.91
    -1.61 (-9.75%)
     
  • dólar/libra

    1.2930
    -0.0003 (-0.02%)
     
  • yen/dólar

    156.7840
    -0.1420 (-0.09%)
     
  • Bitcoin USD

    67,643.48
    -698.47 (-1.02%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,387.00
    -18.34 (-1.30%)
     
  • FTSE 100

    8,198.78
    +43.06 (+0.53%)
     
  • Nikkei 225

    39,884.61
    +285.61 (+0.72%)
     

Así es la casa de la infancia de Jackie Kennedy en Nueva York que se vende por 55 millones de dólares

Una increíble pieza de la historia de Estados Unidos puede ser tuya. La finca en la que Jackie Kennedy Onassis, la que fuera Primera Dama del presidente John F. Kennedy, pasó los veranos de su infancia se ha puesto a la venta por 55 millones de dólares.

Situada en East Hampton (Nueva York), la casa se llama Lasata, que significa «lugar de paz» en la lengua algonquina de los nativos de Montaukett. La vende el productor de televisión, anuncios y películas David Zander, con sede en Los Ángeles, que compró la casa por 24 millones de dólares en 2018. La casa también ha sido publicada en numerosas revistas de todo el mundo y es reconocida como una de las propiedades más icónicas del país.

PUBLICIDAD

Construida en 1917 y diseñada por el notable arquitecto Arthur C. Jackson, la casa se utilizó como residencia de verano de la familia Bouvier en la década de 1920. Según el libro Jacqueline Bouvier Kennedy Onassis: A Life, de Donald Spoto, la propiedad era de su abuelo, el difunto John Vernou Bouvier Jr., y ella pasaba los veranos en Lasata cuando era niña.

Aunque la casa ha sido renovada y rediseñada tanto en 2007 como en 2019, su elegancia clásica se mantiene. El famoso interiorista parisino Pierre Yovanovich es el responsable de los interiores, mientras que Louis Benech se encargó de los jardines y el paisajismo. Zander fue tan detallista y se comprometió tanto con el diseño de la casa que no escatimó en gastos. Según The Wall Street Journal, Zander trajo en avión a un equipo de pintores de París para que pincelaran las paredes de las habitaciones con el trazo algodonoso que él prefiere. El resultado es una gran finca de diseño elegante y atemporal.

Está situada en una parcela de poco más de 2,8 hectáreas y cuenta con un total de 789 metros cuadrados de espacio habitable entre la residencia principal y la casita de invitados independiente de dos dormitorios. La casa principal tiene ocho dormitorios, varias salas de estar, una cocina y un comedor luminosos y acogedores rincones llenos de chimenea para disfrutar. La casa principal también tiene una zona de desayuno agradable, paredes de estanterías, una guarida, y una sala de bonificación. Techos altos, claraboyas y grandes arcos hacen que cada habitación parezca más luminosa y voluminosa. Los mejores accesorios y acabados se han añadido para llevar esta casa a casi la perfección.

También hay una cabaña para el cuidador, una casa para la piscina, un garaje para tres coches con taller, una piscina y un cuidado espacio de césped. El terreno está repleto de árboles centenarios de Linde, London Planes, Corcho y Olmo americano, así como de exuberantes jardines y un prado de flores. Aunque da la sensación de estar en plena naturaleza, el sonido de las olas del mar desde la casa le recuerda que no está demasiado lejos del agua.

 

Muchos de los detalles se han restaurado meticulosamente, como las ventanas abatibles y los techos con vigas, así como las generosas proporciones de cada habitación. En la renovación, que duró varios años, se restauró parte de la fachada caída de la casa. Ahora es una propiedad impecable y poco común en los Hamptons. Hay espacio de sobra para construir otras estructuras o incluso una pista de tenis o de deportes, si así lo desea un futuro comprador.

La casa está a la venta por la agente de real state Eileen O'Neill de Corcoran.

 

*Publicada en Forbes US

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Vivir en contenedores, una solución ecológica a los altos precios de las casas