U.S. markets close in 5 hours 25 minutes
  • S&P 500

    4,367.79
    -65.20 (-1.47%)
     
  • Dow Jones

    34,107.83
    -477.05 (-1.38%)
     
  • Nasdaq

    14,745.05
    -298.91 (-1.99%)
     
  • Russell 2000

    2,184.33
    -52.54 (-2.35%)
     
  • Petróleo

    70.41
    -1.56 (-2.17%)
     
  • Oro

    1,765.50
    +14.10 (+0.81%)
     
  • Plata

    22.43
    +0.09 (+0.42%)
     
  • dólar/euro

    1.1723
    -0.0008 (-0.07%)
     
  • Bono a 10 años

    1.3260
    -0.0440 (-3.21%)
     
  • dólar/libra

    1.3659
    -0.0078 (-0.57%)
     
  • yen/dólar

    109.5350
    -0.3600 (-0.33%)
     
  • BTC-USD

    43,896.18
    -3,609.80 (-7.60%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,095.98
    -38.41 (-3.39%)
     
  • FTSE 100

    6,890.71
    -72.93 (-1.05%)
     
  • Nikkei 225

    30,500.05
    +176.75 (+0.58%)
     

Cifras de crecimiento económico para cerrar el calendario en Estados Unidos y la Zona Euro esta semana

·3  min de lectura

En Estados Unidos se espera que el crecimiento haya alcanzado un pico de +8,5% en el segundo trimestre, mientras que los analistas estiman que la Zona Euro logró salir de la recesión durante ese periodo con un crecimiento de +1,5%.

¿Realidades muy diferentes o simple rezago?

Es cierto que en Europa la reapertura de la economía ha sido lenta, mientras que un eficiente proceso de vacunación ha permitido a Estados Unidos acercarse a la normalidad mucho más rápido; pero las diferencias en el crecimiento económico han sido muy marcadas desde antes que el proceso de vacunación avanzara.

Durante el segundo trimestre del año pasado, la emergencia sanitaria generada por el COVID-19 obligó al cierre inmediato de la mayoría de la industrias, creando incertidumbre entre los empresarios y los consumidores y una fuerte caída del producto interno bruto de todas las economías del mundo.

Sin embargo, las medidas fiscales y monetarias tomadas por los gobiernos, además de soluciones temporales como el trabajo a distancia, permitieron a los países revertir durante el tercer trimestre las pérdidas del segundo trimestre.

A partir de ese momento, los desempeños de las economías de la Zona Euro y Estados Unidos se distanciaron.

En Estados Unidos la economía aceleró su ritmo durante el cuarto trimestre de 2020 y el primer trimestre de este año, registrando crecimientos de +4,3% y +6,4%, respectivamente; mientras que la Zona Euro cayó en recesión con retrocesos de -0,6% y -0,3%, en los mismos periodos.

El Banco Central Europeo proyecta un crecimiento de +4,6% para la Zona Euro este año, confiado en que durante la segunda mitad el regreso a la normalidad permitirá a la economía recuperarse. Sin embargo existen dudas de que se materialice una recuperación de esta magnitud en tan poco tiempo.

Según la encuesta de IHS Markit, en el mes de julio la actividad de la Zona Euro experimentó su mayor tasa de crecimiento mensual de los últimos 21 años, impulsada por el sector servicios que se vio beneficiado por los avances en la reapertura económica y el incremento de la movilidad. Sin embargo, la actividad manufacturera retrocedió a mínimos de los últimos 4 meses, porque todavía no se han logrado resolver los inconvenientes en las cadenas de distribución.

La recuperación de la actividad en el sector servicios es la consecuencia lógica de la reapertura, pero no necesariamente es sostenible en el tiempo. Una vez que retorna la normalidad el crecimiento disminuye considerablemente. Adicionalmente, la solución a los problemas en la cadena de distribución es más compleja y si no se encuentra pronto los estimados de crecimiento serán imposibles de alcanzar este año.

Efectos sobre los mercados

Si los problemas en la cadena de distribución no son resueltos, la inflación continuará al alza, complicando la labor de los bancos centrales porque podrían verse en la obligación de tomar medidas para contener la inflación en un entorno de desaceleración económica.

Este escenario podría ser el que preocupa a los miembros de la Reserva Federal, quienes no se han atrevido a esbozar un plan claro de normalización para su política monetaria.

Un crecimiento económico menor a lo esperado perjudica directamente la demanda de petróleo y otros commodities.

Adicionalmente, si los bancos centrales deben intervenir para frenar la inflación, los mercados de acciones se verían afectados de manera negativa por partida doble: menor liquidez disponible y menor crecimiento económico.

Por su parte, el dólar podría ser el gran beneficiado de esta situación. Si el crecimiento económico en Europa no acelera como se espera y la Reserva Federal se ve en la obligación de normalizar su política monetaria, la moneda estadounidense podría fortalecerse aún más durante la segunda mitad del año.

This article was originally posted on FX Empire

More From FXEMPIRE:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.