U.S. markets close in 4 hours 14 minutes
  • S&P 500

    4,359.13
    -43.07 (-0.98%)
     
  • Dow Jones

    34,291.00
    -149.88 (-0.44%)
     
  • Nasdaq

    13,314.81
    -154.32 (-1.15%)
     
  • Russell 2000

    1,787.53
    -22.57 (-1.25%)
     
  • Petróleo

    90.15
    +0.49 (+0.55%)
     
  • Oro

    1,938.30
    -28.80 (-1.46%)
     
  • Plata

    23.56
    -0.28 (-1.16%)
     
  • dólar/euro

    1.0664
    -0.0002 (-0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4860
    +0.1370 (+3.15%)
     
  • dólar/libra

    1.2295
    -0.0051 (-0.41%)
     
  • yen/dólar

    147.3940
    -0.8030 (-0.54%)
     
  • Bitcoin USD

    26,568.05
    -586.06 (-2.16%)
     
  • CMC Crypto 200

    565.73
    -10.53 (-1.83%)
     
  • FTSE 100

    7,680.25
    -51.40 (-0.66%)
     
  • Nikkei 225

    32,571.03
    -452.75 (-1.37%)
     

Compás de espera en Wall Street antes de la decisión de la Fed

Compás de espera en Wall Street antes de la decisión de la Fed
Compás de espera en Wall Street antes de la decisión de la Fed

El DOW JONES sube un 0,05% hasta los 32.576 puntos, mientras que el S&P 500 cede un 0,01%, en 4.002 puntos. El NASDAQ 100 se mantiene prácticamente sin cambios, en 11.860 puntos.

Los principales índices registraron fuertes ganancias en la sesión anterior. El Dow Jones sumó 316 puntos, casi un 1%, mientras que el S&P 500 avanzó un 1,3% y el Nasdaq Composite un 1,58%.

Estas subidas llegaron en un momento en el que parece que los temores sobre la actual crisis bancaria muestran signos de alivio, con los inversores “animados por la creciente probabilidad de que el final del endurecimiento de la política de la Fed esté cerca”, asegura Brian Levitt, estratega de mercado global de Invesco. “Los ciclos de endurecimiento de la Fed suelen terminar con una crisis, y esas crisis tienden a terminar con respuestas de política monetaria. Eso puede ayudar a explicar los movimientos del mercado de hoy”, añade.

Los inversores están a la espera de la última actualización de la Fed, al término de su reunión de política monetaria de dos días. La mayoría de los inversores esperan que el banco central mantenga su política restrictiva y suba los tipos en 25 puntos básicos. En la mañana del miércoles, la probabilidad de que la Reserva Federal suba los tipos en un cuarto de punto era del 85%, según la herramienta FedWatch de CME Group. Mientras tanto, hay aproximadamente un 15% de probabilidades de que no haya subida.

“Creemos que la Fed dará el siguiente paso, ese aumento de 25 puntos básicos, pero probablemente lo envolverá en un lenguaje bastante moderado para indicar que están cerca del final, si no al final”, señala Erik Knutzen, de Neuberger Berman, en declaraciones a la CNBC. “En cierto modo, casi no importa, ya está descontado. Lo más importante es la amplia liquidez que se proporciona a través del balance de la Fed y algunos de los programas que han puesto en marcha”.

En la renta fija, siempre muy influida por los cambios en la política monetaria, la rentabilidad del bono estadounidense de referencia a diez años retrocede dos puntos básicos, hasta situarse en el 3,587%. En el bono a dos años el rendimiento se reduce en cuatro puntos hasta el 4,134%.

El banco regional First Republic sigue en su particular montaña rusa bursátil tras una información de Reuters según la cual el banco en apuros está sopesando posibles opciones de reducción de tamaño en caso de que fracase la ampliación de capital.

Fuera del sector financiero, uno de los grandes protagonistas del parqué es GameStop, que se dispara más de un 50% tras la publicación de los resultados del cuarto trimestre. La minorista especializada en videojuegos, uno de los ‘meme stocks’ favoritos de los minoristas, ganó 16 centavos por acción ajustados, tras perder 47 centavos por acción en el periodo anterior. Los ingresos de 2.230 millones de dólares superaron las estimaciones de 2.180 millones que había manejado el mercado. Los márgenes brutos de GameStop también aumentaron hasta el 22,4% durante el trimestre, frente al 16,8% del año anterior.

Más espectacular si cabe es la subida de Virgin Orbit Holdings, de más de un 70%. El fabricante de cohetes del multimillonario Richard Branson se dispara después de que Reuters haya informado de que está tratando de cerrar un acuerdo para una inversión de 200 millones de dólares del inversor de capital riesgo Matthew Brown, con sede en Texas, a través de una colocación privada de acciones. Según el informe, Virgin Orbit y Brown tienen previsto cerrar el acuerdo el viernes. La CNBC informó el lunes de que la empresa se preparaba para declararse en quiebra esta misma semana.

El mercado también tiene que sopesar las cuentas del gigante de la ropa deportiva Nike. El beneficio por acción en el tercer trimestre fiscal fue de 79 centavos, frente a las expectativas de 54 centavos del mercado. Los ingresos ascendieron a 12.390 millones de dólares, frente a las estimaciones de 11.520 millones. El exceso de inventario había sido un problema para la empresa en trimestres anteriores. La tendencia parece estar invirtiéndose.

“Hemos hecho enormes progresos en el inventario a medida que posicionamos a Nike para un crecimiento sostenible y más rentable”, dijo Matthew Friend, director financiero de Nike en el comunicado de resultados de la compañía. Las ventas directas de Nike aumentaron un 17% el pasado trimestre, mientras que las ventas al por mayor crecieron un 12%.

Boeing Co salta a los titulares tras conocerse que asumirá cargos adicionales a su programa de aviones cisterna KC-46 debido a un problema de calidad de un proveedor con el tanque central de combustible, dijo el miércoles el director financiero Brian West. Aunque no se revelaron los cargos, West dijo que los márgenes de Boeing en su negocio de defensa serían negativos para el primer trimestre.

En cuanto a las recomendaciones de los analistas, Luminar Technologies cae más de un 9% tras ser rebajada por Goldman Sachs de ‘neutral’ a ‘vender’. La firma de Wall Street cita el riesgo de margen y una valoración premium para la llamada.

En los mercados de materias primas, los precios del petróleo intentan mantener el rebote a pesar de un informe del sector mostrara que los inventarios de crudo de EEUU aumentaron inesperadamente la semana pasada, en una señal de que la demanda de combustible podría estar debilitándose. El barril de West Texas se sitúa en 70,06 dólares, con una subida del 0,88%, mientras que el crudo Brent de referencia en Europa sube un 0,81%, en 75,73 dólares por barril.

En las divisas, el euro ha alcanzado a primera hora de la mañana máximos de cinco semanas frente al dólar, a la espera de la reunión de la Fed y tras un discurso de la presidenta del BCE, Christine Lagarde, alertando sobre la inflación. El billete verde también se debilita frente a la libra tras la subida del IPC en Reino Unido. Mañana el Banco de Inglaterra anunciará sus decisiones de política monetaria.