Anuncios
U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,589.00
    +14.00 (+0.31%)
     
  • F Dow Jones

    36,269.00
    +80.00 (+0.22%)
     
  • F Nasdaq

    15,982.75
    +74.00 (+0.47%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    1,870.00
    +10.20 (+0.55%)
     
  • Petróleo

    72.35
    +0.03 (+0.04%)
     
  • Oro

    2,040.80
    +4.50 (+0.22%)
     
  • Plata

    24.64
    +0.09 (+0.38%)
     
  • dólar/euro

    1.0800
    -0.0002 (-0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    4.1710
    -0.1170 (-2.73%)
     
  • Volatilidad

    12.85
    -0.23 (-1.76%)
     
  • dólar/libra

    1.2611
    +0.0019 (+0.15%)
     
  • yen/dólar

    147.2810
    +0.1730 (+0.12%)
     
  • Bitcoin USD

    43,753.93
    +1,930.37 (+4.62%)
     
  • CMC Crypto 200

    894.25
    +33.71 (+3.92%)
     
  • FTSE 100

    7,489.84
    -23.12 (-0.31%)
     
  • Nikkei 225

    33,370.50
    +594.68 (+1.81%)
     

Congresistas de EE.UU. piden a Ford que explique su relación con una empresa china

Washington, 27 sep (EFE).- Tres influyentes congresistas estadounidenses del Partido Republicano reclamaron este miércoles a Ford la entrega de documentos sobre su relación con una empresa china de baterías y expresaron su voluntad de llamar a testificar al consejero delegado del fabricante de automóviles, Jim Farley.

Los tres congresistas, Jason Smith, Cahty McMorris Rodgers y Mike Gallagher son los presidentes, respectivamente, del Comité de Medios y Arbitrios, el de Energía y Comercio y del Comité sobre el Partido Comunista Chino.

En una carta hecha pública este miércoles, los congresistas piden a Ford que les envíe la documentación sobre el acuerdo que alcanzó en julio de 2022 con la empresa china Contemporary Amperex Technology (CATL).

Smith, McMorris Rodgers y Gallagher han expresado en el pasado su preocupación de que CATL utilice a trabajadores forzados en China.

El acuerdo con Ford permite a la compañía estadounidense acceder a la tecnología de CATL, el mayor fabricante del mundo de baterías de litio-ferrofosfato (LFP por sus siglas en inglés).

Con esa tecnología, Ford ha planificado la construcción de una fábrica en la localidad de Marshall (EE.UU.), a unos 170 kilómetros al oeste de Detroit y con una inversión de 3.500 millones de dólares, para producir al año baterías para 400.000 vehículos eléctricos.

Este tipo de baterías son entre un 10 y un 15 % más baratas que las de litio-níquel-manganeso (NCM) que utiliza actualmente el fabricante estadounidense en sus vehículos, porque reducen la necesidad de utilizar minerales escasos, como el níquel.

Ford ha señalado que la producción de este tipo de baterías es fundamental para que la compañía pueda ampliar de forma sustancial su capacidad de producción de vehículos eléctricos.

Precisamente Ford anunció el lunes la suspensión temporal del proyecto de baterías de Marshall sin detallar las razones de la decisión.

La compañía se limitó a señalar en un comunicado que necesita asegurarse que la planta puede funcionar de forma competitiva.

Pero los tres congresistas republicanos calificaron este miércoles la decisión de Ford de suspender la construcción de la planta de Marshall como sólo "un primer pequeño paso".

"Estamos preocupados que Ford no ha sido totalmente transparente con nuestras peticiones de documentos e información", dijeron los congresistas.

En mayo, el senador republicano Marco Rubio también mostró sus sospechas sobre el acuerdo entre Ford y otra empresa china, Zhejiang Huayou Cobalt (ZHC), para extraer en Indonesia de forma más barata miles de toneladas de níquel que utilizaría en la producción de baterías para vehículos eléctricos .

Rubio dijo que el acuerdo con ZHC, en el que también participa la indonesia PT Vale, subsidiaria de un conglomerado minero con sede en Brasil, puede dejar a Ford "a merced del Partido Comunista Chino".

(c) Agencia EFE