U.S. markets closed

Hay varios negocios a los que la crisis del coronavirus les está viniendo muy bien

Pulsera de la aplicación Immutouch, que protege la cara de sus usuarios.

Todos los expertos coinciden en que la recesión en la que nos encontramos será la peor desde la Segunda Guerra Mundial. No son tiempos fáciles para el tejido empresarial global, tanto de las grandes compañías, de las medianas empresas como de los pequeños comercios y de los autónomos. La paralización, los despidos, la incertidumbre o el afrontar gastos sin generar ingresos componen la dinámica generalizada durante esta crisis, aunque no será lo único que suceda. Algunas empresas están sabiendo adaptarse a este momento histórico y ven resultados positivos en sus beneficios, e incluso otras que antes no generaban ingresos notables han visto cómo sus productos han pasado a ser fundamentales en tiempos de coronavirus. 

Más allá de los productores de mascarillas, de geles desinfectantes sanitarios, de papel higiénico, de los portales de entretenimiento online, los servicios de entrega a domicilio y, por supuesto, de investigación farmacéutica, esta pandemia está catapultando a algunos sectores a cifras que eran inimaginables hace tan solo un mes. Es lo que sucede en tiempos de crisis, que reinventarse puede dar tantos frutos como mantenerse fiel a sus orígenes. A veces es cuestión de suerte, otras, de anticipación y de visión. 

Cuando el Covid-19 comenzó a esparcirse por China y el resto de mundo presenciaba el avance del virus con una mezcla de estupor y escepticismo, varias compañías del gigante asiático comenzaron a tomar medidas para paliar el impacto de la recesión. Más de 40 restaurantes, cadenas de cines y hoteles que le vieron las orejas al lobo ante el férreo confinamiento firmaron una alianza con Supermercados Hema, propiedad del gigante, Alibaba. El acuerdo sirvió para reubicar a los trabajadores de un sector destinado al cierre temporal en otro, ávido de una fuerza laboral que les ayudaría a expandirse y a servir con más eficiencia a una ciudadanía que requería más compran online. Aquellos restaurantes, salas de cine y hoteles optaron por, en lugar de despedir a sus empleados, colocarlos en otro sector donde serían necesarios y en el que mantendrían sus salarios. Todos ganaron con esta estrategia, desde las empresas, a la cadena de supermercados, los trabajadores, el pueblo y un Estado que no quedó saturado con desempleados. 

Shoreditch Office

Agencias de viajes reconvertidas en B2B (business to business) para ayudar a otras compañías a afrontar los cambios cuando la crisis finalice. Tiendas de cosméticos que cerraron sus tiendas pero destinaron a sus empleados a la compra online (en el caso de la marca Lin Quingxuan, registraron un aumento de beneficios del 200 por ciento). Una red social de vídeos que adaptó su estrategia a promover la oferta de contenidos educativos virtuales aprovechando con rapidez del cierre de colegios y universidades. Son muchos los ejemplos de adaptación que ha protagonizado China, gracias, entre otras cosas, a una cultura en la que brilla su capacidad de adaptación y su liderazgo organizativo

En Estados Unidos, hay una empresa ubicada en Utah llamada PhoneSoap, que se dedica a la fabricación de artilugios para limpiar teléfonos. La necesidad imperiosa de ser higiénicos para evitar el contagio del coronavirus ha hecho que el producto de esta compañía haya generado más de un 1.000 por ciento de beneficios en la última semana con respecto al año anterior. No es la única empresa que ha aprovechado esta tendencia y CleanSlate UV también está viviendo un gran incremento de sus ventas gracias a su oferta de higiene de aparatos electrónicos. 

Hay algunas curiosidades. Immutouch es una aplicación para iPhone y Android que sirve para que sus usuarios no se toquen la cara. ¿Cuál era su público antes de la crisis viral que vive el planeta? Personas que se mordían las uñas, que se tiraban del pelo compulsivamente o que se rascaban la piel. Ahora está siendo todo un hit para unos consumidores que lo último que quieren es contagiarse por el descuido de acercarse los dedos a los ojos, la boca o la nariz. El concepto es una pulsera que vibra cuando la mano se acerca a la cara. Originalmente, su fundador creó esta aplicación conectada al brazalete para su padre, que tiene un sistema inmunológico comprometido; ahora sirve para todo el mundo. 

Back view of business woman talking to her colleagues about business plan in video conference. Multiethnic business team using laptop for a online meeting in video call. Group of businessmen and businesswomen smart working from home.

Según The Wall Street Journal y The Guardian, otra empresa, Biofourmis, se dedica a recoger información de los pacientes mediante un sensor especial y luego aprovecha su propia analítica basada en la inteligencia artificial para identificar los cambios en su salud. La tecnología puede ser administrada a distancia y jugaría un papel importante en la determinación de si la condición de una persona se está deteriorando debido a un coronavirus, o a otros virus y enfermedades. Otros proyectos que están triunfando son la plataforma, Zoom, que es la herramienta de videoconferencia que más se está usando en estos tiempos de teletrabajo; Houseparty es un concepto antiguo de video chat en el que cuando alguien se conecta puede ver qué amigos suyos están teniendo una conversación y puede unirse a ella, su uso ha visto un masivo incremento desde que comenzó la crisis del coronavirus; otro sector que está brillando durante estas semanas es la telemedicina, un ejemplo de ello es AmWell, que ya sirve a más de 150 millones de personas

Los entrenadores personales, los coaches, profesores de yoga o de baile están mudándose a las clases online y algunos están triunfando sobremanera. En los países anglosajones (y aquellas personas que sepan inglés) P.E with Joe está siendo su dinámica de ejercicios diaria. Se trata de un youtuber londinense que tiene su propio canal dedicado al ejercicio y sus seguidores han crecido como la espuma desde que comenzaron los confinamientos. Cientos de miles de padres e hijos lo incluyen como parte de su rutina diaria. Otra de las sensaciones de estos días es Cosmic Yoga, que es capaz de mantener a los más pequeños pegados a la pantalla gracias a los decorados desde los que su presentadora realiza ejercicios para niños. 

Estos son solamente algunos de los ejemplos que afloran en unos tiempos de crisis que también dan pie a la creación de nuevas oportunidades. 

Más historias que te pueden interesar: