Mercados cerrados

Creció en un hogar caótico y terminó levantando un imperio de US$6.000 millones

Tony Robbins es reconocido como el empresario, escritor de autoayuda y orador motivacional más famoso del mundo y en su lista de clientes entran desde presidentes y exitosos CEOs, hasta equipos de la NBA y otras lumbreras del deporte.

Pero para llegar aquí, su vida tuvo que estar marcada por el caos, con una procesión de padrastros y los abusos de una madre alcohólica y drogadicta. Y justo la necesidad de proteger a sus hermanos lo obligó a convertirse en un psicólogo práctico.
A los 17 se escapó de casa y consiguió un trabajo como conserje. Pero poco tiempo después estaba ganando medio millón de dólares al año. ¿A qué se debió ese salto milagroso?

Tony Robbins entró al mundo de la autoayuda inspirado por los seminarios del empresario estadounidense y orador motivacional Jim Rohn; y en la década de los 90s comenzó a promover sus servicios como “entrenador de máximo rendimiento”, a través de sus libros e infomerciales de televisión, que catapultaron su carrera.

Pero su imperio empresarial no se limita a la autoayuda. Tony ha sabido aprovechar su imponente estatura de casi 7 pies, su personalidad y su amplia red de negocios, para construir e invertir en empresas tan disímiles como la minería de asteroides, tarjetas de crédito, hotelería, suplementos nutricionales, capital riesgo, equipos deportivos, prótesis impresas en 3D y, recientemente, en gestión patrimonial.

Ahora tiene 33 empresas, 12 de las cuales maneja directamente, y de las que este año espera ingresar $6 mil millones de dólares. ¿Crees que ha sido un golpe de suerte, una utopía o es realmente posible hacer de un sueño una realidad?