Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,123.41
    -75.65 (-1.46%)
     
  • Dow Jones

    37,983.24
    -475.84 (-1.24%)
     
  • Nasdaq

    16,175.09
    -267.10 (-1.62%)
     
  • Russell 2000

    2,003.17
    -39.43 (-1.93%)
     
  • Petróleo

    85.45
    +0.43 (+0.51%)
     
  • Oro

    2,360.20
    -12.50 (-0.53%)
     
  • Plata

    27.97
    -0.28 (-0.99%)
     
  • dólar/euro

    1.0646
    -0.0085 (-0.79%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4990
    -0.0770 (-1.68%)
     
  • dólar/libra

    1.2451
    -0.0104 (-0.83%)
     
  • yen/dólar

    153.2400
    +0.0370 (+0.02%)
     
  • Bitcoin USD

    67,715.32
    -1,782.81 (-2.57%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,995.58
    +71.78 (+0.91%)
     
  • Nikkei 225

    39,523.55
    +80.92 (+0.21%)
     

Cuáles son los platos más pedidos en Broccolino, el restaurante porteño elegido por los Rolling Stones

Con 39 años de historia, Broccolino, el restaurante de la familia Trío, puede decir que sobrevivió a todas las crisis argentinas y a la pandemia por Covid-19, pero también que cocinaron para celebridades como Anthony Quinn, Robert Duvall y para todo los integrantes de los Rolling Stones.

Luciana Trío, tan coqueta que nunca dirá su edad, llegó de Livorno, Italia, en los años 50, con su madre Irene y su hermano Antonio. Heredera de las habilidades culinarias de su madre y sus abuelos que habían tenido un restaurante en La Toscana, fundó con su hermano en 1985 a Broccolino, un restaurante italiano.

Sobre la calle Esmeralda, en el centro porteño, están próximos a cumplir cuatro décadas y ya son tres las generaciones que van heredando el compromiso que Luciana asumió cuando fundó Broccolino: ser "un genuino ristorante italiano".

La idea original fue ser una pizzería bien italiana, pero con los platos cada vez más elaborados que iba sacando Luciana de la cocina, ayudada por la tradicional Pastalinda que le habían regalado en su boda, se dieron todos cuenta de que la magia venía de su creatividad y sus ideas.

PUBLICIDAD

"Broccolino nació de la mano de mi mamá y mi tío que murió joven. Él era un genio marketinero y tenía mucha imaginación. Aprendí mucho de él. Cuando abrimos el restaurante, yo trabajaba en turismo, tuve que decidir y me ganó el amor a la familia. Fue un desafío muy grande. Ahora me parece fácil, pero realmente sobrevivir en la Argentina fue toda una tarea. Porque el restaurante arrancó con el plan Austral, ni te cuento lo que fue con la hiperinflación del 89, y la crisis del Tequila del 95, nunca se termina y después la pandemia", cuenta Alejandro Ballabeni, uno de los hijos de Luciana.

Durante la cuarentena por la pandemia de Covid-19, Broccolino tuvo que cerrar sus puertas como la mayoría de los restaurantes del mundo.

En pandemia tuvieron que echar a sus 25 empleados, pero cuando reabrieron el restaurante, los recontrataron a todos
En pandemia tuvieron que echar a sus 25 empleados, pero cuando reabrieron el restaurante, los recontrataron a todos

En pandemia tuvieron que echar a sus 25 empleados, pero cuando reabrieron, los recontrataron a todos.

"En mayo de 2020, luego de un mes y medio de estar cerrados, cité a los 25 empleados y les dije que no íbamos a poder resistir a esto. Los indemnizamos a todos y gran parte de la familia se fue a vivir a Italia", sigue contando Ballaben. La única que se quedó a su lado fue, claro, su mamá Luciana.

En noviembre de 2020, cuando se flexibilizaron las restricciones de aislamiento, Ballaben recontrató a todos los empleados, a todos, remarca. Ninguno quiso quedarse afuera.

Las estrellas de Broccolino: las pastas y los Rolling Stones

Los platos que hoy más piden los turistas y que hacen cola mediodías y noches, pero también los porteños que trabajan en la zona del centro de la Ciudad, son los calamaretti Broccolino, que están flambeados con vino blanco, cebolla y algunos detalles secretos; las berenjenas a la parmesana; o las pechugas de pollo al Funghetto, un ajillo a la italiana levemente picante. Pero claro, dice Ballaben, las estrellas son las pastas.

Aunque, también cuenta, además de sus delicias gastronómicas hubieron otras estrellas que marcaron la historia de Broccolino: nada más ni nada menos que Anthony Quinn, Rober Duvall y los Rolling Stones.

Al actor de Zorba el griego, cuenta Alejandro, casi lo dejan sin cena. Es que claro, cuando llamaron por teléfono para hacer una reserva a nombre de Anthony Quinn, cortaron porque obviamente pensaron que se trataba de un chistoso con ganas de molestar. "Pero al rato volvieron a llamar. Era una mujer que me decía que era italiana y que era amiga de mi mamá e insistió en hacer la reserva para el actor que estaba en Buenos Aires y que quería comer comida italiana", recuerda, era 1992.

También fueron convocados para ser los cocineros de los Rolling Stone cuando vinieron a mediados de los 90 y recibieron en su salón a Robert Duvall.

Pensaron que era una broma y casi no  reciben a Anthony Quinn
Pensaron que era una broma y casi no reciben a Anthony Quinn

En Broccolino pensaron que era una broma y casi no reciben a Anthony Quinn en su restaurante.

Desde entonces, el restaurante es un lugar de encuentro de deportistas, políticos y otras celebridades porque claro, es difícil no tentarse con una pasta rellena como los ravioles de ciervo con salsa Alfredo, la salsa Calígula con pesto y hongos sobre los tagliatelle hechos en la cocina del restaurante.

"Nos ocupamos mucho de la calidad. La comida es buena, abundante y elaborada con productos de primera. Por eso trabajamos y nos mantenemos", dice orgulloso Ballabeni.