U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,638.35
    +8.70 (+0.24%)
     
  • Dow Jones

    29,910.37
    +37.90 (+0.13%)
     
  • Nasdaq

    12,205.85
    +111.44 (+0.92%)
     
  • Russell 2000

    1,855.27
    +10.25 (+0.56%)
     
  • Petróleo

    45.53
    -0.18 (-0.39%)
     
  • Oro

    1,781.90
    -23.60 (-1.31%)
     
  • Plata

    22.64
    -0.81 (-3.44%)
     
  • dólar/euro

    1.1970
    +0.0057 (+0.48%)
     
  • Bono a 10 años

    0.8420
    -0.0360 (-4.10%)
     
  • dólar/libra

    1.3314
    -0.0042 (-0.32%)
     
  • yen/dólar

    104.0500
    -0.2000 (-0.19%)
     
  • BTC-USD

    16,937.46
    -247.88 (-1.44%)
     
  • CMC Crypto 200

    333.27
    -4.23 (-1.25%)
     
  • FTSE 100

    6,367.58
    +4.65 (+0.07%)
     
  • Nikkei 225

    26,644.71
    +107.40 (+0.40%)
     

¿Cuántos de los trabajadores actuales podrán jubilarse en la Argentina?

Silvia Stang
·5  min de lectura

Una estimación publicada por la Cepal indica que en 10 años el 30% de los mayores no tendrá cobertura formal; advertencias sobre las moratorias y sobre la necesidad de soluciones de fondo

Quienes hoy tienen 40 y tantos años probablemente estén transitando la mitad de sus vidas laborales. O quizá no, quizá no hayan llegado todavía a ese punto. En todo caso, si no existen modificaciones normativas en el camino, ese segmento de la población de la Argentina llegará en algo más de una década o en unas dos décadas a la edad jubilatoria. El sistema previsional que gestiona la Anses, el más abarcativo de todos los que conviven en la Argentina, se rige con una edad mínima de retiro de 60 años para las mujeres y de 65 años para los varones.

La edad, claro, es uno de los requisitos para acceder a la jubilación. La ley también exige contar con 30 años de aportes. Y una gran pregunta recurrente es la de cuántos y quiénes serán los trabajadores actuales que podrán jubilarse, ya sea en los años más próximos, en 2030, en 2040, o en las décadas siguientes.

Para explorar la respuesta, hay varias cuestiones que sirve observar. La foto prepandemia ya mostraba que, según datos de la Encuesta Permanente de Hogares del Indec, alrededor de la mitad del conjunto de trabajadores asalariados e independientes no tenía aportes previsionales, mientras que las cuarentenas podrían acelerar (aquí y en muchas partes del mundo) algunos cambios en el mercado laboral, llevando a un incremento del cuentapropismo, el sector con mayores niveles de desprotección. Además, el sistema previsional hoy es deficitario, a la vez que el gasto público crece, y, más allá de las causas, eso desafía al pago de haberes previsionales, una erogación de altísimo peso para el Estado (de hecho, este año el Gobierno ajustó a la baja el incremento que iba a tener el gasto en ese ítem, al suspender la aplicación de la fórmula de movilidad). Por el lado de las cuestiones sociales, se sabe que las personas de 60 años y más irán teniendo cada vez más participación sobre la población total.

Un informe difundido pocos días atrás por la Cepal (de Naciones Unidas), elaborado por el economista Oscar Cetrángolo y el actuario Carlos Grushka, advierte que el porcentaje de adultos de 65 años con jubilación y/o pensión del sistema gestionado por la Anses irá disminuyendo en los próximos años, desde un nivel actual cercano al 90%, a niveles que rondarían el 70% en 2030 y el 50% en 2050, tal como describe el gráfico que acompaña esta nota. Para dentro de diez años, eso se traduciría en unos 2 millones de personas mayores sin jubilación ni pensión del sistema formal, aunque sí podrían llegar a percibir una prestación no contributiva.