U.S. Markets open in 2 hrs 13 mins

Cuidado este año con estas 7 estafas fiscales

El período de pago de impuestos es una auténtica pesadilla para los estadounidenses. Bueno, al menos para mí. Entre informarme cómo hacer la declaración, intentar entender el formulario W2 y recordar las matemáticas básicas, la declaración puede llegar a ser muy estresante. Sin embargo, existe algo aún más aterrador en esta época del año: los estafadores fiscales.

Sí, en caso de que no bastara con la gestión del pago de los impuestos, también hay criminales que intentan robarte dinero e información personal delante de tus propias narices.

Afortunadamente, existen algunas formas de detectar estas estafas y protegerse de ellas.

Llamadas telefónicas falsas del IRS

En la actualidad, una de las estafas más comunes son las supuestas llamadas telefónicas del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés). Por lo general, funciona de la siguiente manera: recibes una llamada de alguien que dice ser del IRS, quien te asegura que no has pagado lo que debías y que le debes al tío Sam una cantidad importante. Entonces el estafador te exige que le pagues de inmediato o enviará a los federales a arrestarte.

Cómo evitar estas siete grandes estafas fiscales.

Eso puede sonar aterrador, sobre todo si no tienes idea de cómo gestionar el pago de tus impuestos y vives con el miedo de no haber hecho bien tu última declaración y tener una deuda de miles de dólares.

Sin embargo, debes saber que el IRS nunca te contactará vía telefónica. Tampoco te exigirá que pagues en el momento. De hecho, el gobierno te da la oportunidad de apelar la deuda.

Y a pesar del temor que pueda inspirarte el gobierno, el IRS nunca te amenazará con enviar a “un agente federal” a que te arreste ante tu primer problema fiscal. También debería ser evidente que los federales nunca te pedirán que pagues tus impuestos en tarjetas regalo. Sí, en serio, algunos criminales han usado esa táctica.

Intento de “confirmación” de la información de contacto del IRS

Esta es otra estafa vía telefónica en la que se apela al IRS, pero en lugar de simplemente llamarte y exigirte dinero, los delincuentes tienen un poco más de tacto para robarte. Según el IRS, en la estafa de confirmación el estafador falsifica su número de teléfono para que parezca que la llamada proviene del IRS.

Si sospechas, el ladrón te pedirá que abras el sitio web IRS.gov en tu navegador web y busques el número de teléfono de servicio. Una vez que compruebes que el número del sitio web coincide con el número falsificado a través del cual te llama el estafador, volverá a reclamarte el dinero por los impuestos impagados.

En una estafa similar, los delincuentes se hacen pasar por agentes del Servicio de Defensa de los Contribuyentes del IRS, un servicio interno independiente destinado a ayudar a los contribuyentes con sus preguntas y problemas fiscales. En este caso, el estafador falsifica el número de este servicio y luego le pide a la víctima que verifique el número en el sitio del Servicio de Defensa de los Contribuyentes para “comprobar” que el estafador no está mintiendo.

Otra vez, recuerda que el IRS nunca te contactará vía telefónica. Y aunque lo hiciera, identificarse con un número de teléfono sería muy sospechoso.

Correos electrónicos falsos del IRS

Demasiado largo, no lo he leído: Si recibes un correo electrónico del IRS, no es del IRS.

Se trata de una estafa similar a la de las llamadas telefónicas falsas del IRS, pero en forma de correo electrónico. Desafortunadamente, estas falsificaciones pueden ser aún más convincentes ya que incluyen elementos como logotipos y firmas del IRS que parecen oficiales.

De hecho, recibí un correo electrónico falso de la versión británica del IRS, HM Revenue & Customs. Sin embargo, considerando que vivo en Queens, Nueva York, y no en el Reino Unido, el estafador erró el tiro por unos cuantos miles de kilómetros.

Además de intentar robarte tu dinero, estos correos electrónicos conllevan un riesgo adicional de malware y ransomware, si descargas archivos adjuntos o haces clic en los enlaces que contienen.

Otra forma particular en la que los estafadores intentan engañar a los consumidores es mediante la inclusión de un archivo adjunto titulado “Transcripción de impuestos”, aunque también puede llamarse de otras maneras. En este caso, recuerda que el IRS no se comunicará contigo a través del correo electrónico. La única vía por la que el IRS intentará contactarte es a través del correo postal.

Declaraciones fraudulentas del W2

El objetivo de estos estafadores son los departamentos de nóminas y recursos humanos de las empresas. El esquema funciona así: los delincuentes envían un correo electrónico suplantando la identidad del director ejecutivo u otro funcionario de la empresa dirigido al departamento que gestiona las nóminas o a la oficina de recursos humanos para solicitar información personal de los empleados.

Según el IRS, que emitió una advertencia sobre esta estafa en enero, los delincuentes solicitan información como los nombres de los empleados, los números de Seguridad Social y los datos de sus ingresos. Los estafadores intentarán presentar declaraciones de impuestos fraudulentas utilizando la información de las víctimas para recibir sus reembolsos.

De acuerdo con un informe del blog de la compañía de seguridad Sophos, Snap, Inc. cayó en este tipo de estafa en 2016.

Sitios web fraudulentos

Según Wired, la compañía de seguridad Lookout ha encontrado una serie de sitios web enmascarados como páginas de inicio de TurboTax y QuickBooks de Intuit. La idea radica en registrar el nombre de usuario y la contraseña de la víctima o su número de Seguridad Social en algunos casos.

Estos sitios web están diseñados con direcciones URL muy similares a las direcciones URL reales de TurboTax y QuickBooks, pero o bien son ligeramente diferentes o han agregado algunos caracteres. El objetivo es lograr que las víctimas busquen el sitio web a través de Google u otro motor de búsqueda y luego engañarlas para que crean que hacen clic en un enlace al sitio real de TurboTax y QuickBooks.

La mejor manera de evitar este tipo de situaciones es asegurarse de que el enlace en el que haces clic es el adecuado, revisándolo detenidamente antes de ingresar tu información privada.

Inexistente impuesto federal para estudiantes

¿Alguna vez has oído hablar del impuesto federal para estudiantes? ¿No? Bien, porque el IRS asegura que no existe tal impuesto. Sin embargo, eso no impide que los delincuentes intenten engañar a las personas para que crean que dicho impuesto existe y que deben pagarlo.

Este método funciona de la misma manera que otras estafas que suplantan al IRS. Las víctimas reciben una llamada telefónica o un correo electrónico de los criminales que se hacen pasar por el IRS informándoles que no han pagado sus impuestos estudiantiles y que, si no lo hacen, serán arrestados o multados.

Entonces los ladrones exigen que la víctima pague a través de su tarjeta de crédito o débito o con tarjetas regalo. Básicamente, si alguien intenta cobrarte el impuesto federal para estudiantes, mándalo a dar un paseo.

Verificación de la información tributaria

En esta estafa en particular, los delincuentes piden a las víctimas que verifiquen elementos como los últimos cuatro dígitos de sus números de Seguridad Social u otra información fiscal. Los estafadores también pueden solicitar detalles como la información de tu cuenta bancaria o tu número de Seguridad Social completo.

Recuerda, el IRS no te pedirá ninguna información por teléfono. Por tanto, si te llama alguien que suplanta a un asesor de impuestos o una agencia asesora, tu mejor opción es colgar y llamar a tu asesor real o enviarle un correo electrónico para preguntarle si necesita alguna información.

¿Qué hacer si sospechas que es una estafa?

Si recibes una llamada telefónica que crees es una estafa, cuelga. Si recibes un correo electrónico que sospechas puede ser fraudulento, no respondas ni hagas clic en ningún enlace. En su lugar, informa a la Oficina del Inspector General del Tesoro de los Estados Unidos para la Administración Tributaria en el sitio web de TIGTA o llama al 1-800-366-4484.

Y si alguien te pide que pagues tus impuestos con tarjetas de regalo de iTunes, ignóralo.

Daniel Howley