U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,280.15
    +72.88 (+1.73%)
     
  • Dow Jones

    33,761.05
    +424.38 (+1.27%)
     
  • Nasdaq

    13,047.19
    +267.27 (+2.09%)
     
  • Russell 2000

    2,016.62
    +41.36 (+2.09%)
     
  • Petróleo

    91.88
    -2.46 (-2.61%)
     
  • Oro

    1,818.90
    +11.70 (+0.65%)
     
  • Plata

    20.83
    +0.49 (+2.39%)
     
  • dólar/euro

    1.0257
    -0.0068 (-0.66%)
     
  • Bono a 10 años

    2.8490
    -0.0390 (-1.35%)
     
  • dólar/libra

    1.2139
    -0.0064 (-0.52%)
     
  • yen/dólar

    133.4800
    +0.4810 (+0.36%)
     
  • BTC-USD

    24,506.00
    +554.59 (+2.32%)
     
  • CMC Crypto 200

    574.64
    +3.36 (+0.59%)
     
  • FTSE 100

    7,500.89
    +34.98 (+0.47%)
     
  • Nikkei 225

    28,546.98
    +727.65 (+2.62%)
     

Darío Benedetto volvió para ganar la Copa Libertadores y en su partido 100 propició la eliminación: erró dos penales

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Darío Benedetto falla el penal en la serie frente a Corinthians; en caso de acertarlo, el número 9 le habría dado a Boca la clasificación para los cuartos de final de la Copa Libertadores.
Darío Benedetto falla el penal en la serie frente a Corinthians; en caso de acertarlo, el número 9 le habría dado a Boca la clasificación para los cuartos de final de la Copa Libertadores. - Créditos: @Mauro Alfieri

La noche se prestaba para su fiesta. Darío Benedetto cumplió 100 encuentros con la camiseta de Boca, la que ama, nada menos que enfrentándose con Corinthians en una nueva noche de Copa Libertadores y en la revancha de los octavos de final. “Allá nos trataron de perdedores. Demostrémoles a estos hijos de p... que nosotros somos ganadores”, dijo a sus compañeros durante la arenga en el túnel, antes de pisar el campo de una Bombonera vibrante. Su voracidad y su necesidad de contagiarla eran evidentes. El goleador volvió para eso: resignó su estadía en Europa en pos de su revancha de ganar un trofeo que obsesiona al mundo Boca.

No obstante, fue todo a contramano en una noche de martes que pintaba ideal. El número 9 no negoció su energía para participar continuamente en el área y fuera de ella, pero le faltó lo que más se espera de él: estar fino para ensanchar el alto promedio de goles que tiene en sus dos ciclos en el club. Le sobraron posibilidades. La más clara fue el penal que malogró a los 31 minutos, luego del codazo de Raúl Gustavo a “Pol” Fernández: decidido a ejecutar hacia el palo izquierdo del arco del largo Cássio (el derecho d Benedetto), estrelló el balón contra el poste. Insulto al aire. El partido era crucial.

El primer penal fallado

Ya se perfilaba como una noche mala en lo personal: 13 minutos antes Pipa había desperdiciado otra clara, luego de que Exequiel Zeballos hiciera una gran corrida por la derecha y lo habilitara con un centro cerca del punto de penal. Solo, aunque en velocidad, Benedetto hizo una forzada tijera que mandó la pelota muy por arriba del arco.

Los hinchas creyeron conveniente levantar su moral a los 38, con una ovación. Porque cuatro minutos antes el atacante había vuelto a fallar: no logró conectar desde el segundo palo una pelota aérea, suelta y lejana a la posición del arquero corinthiano. Un primer tiempo negro y un segundo en el que ni siquiera tuvo oportunidades de gol. Acaso, lo mejor que produjo en ambos períodos fue varios pases filtrados a Sebastián Villa.

Pese a que, el rendimiento personal y la claridad grupal disminuyeron en la etapa final, Sebastián Battaglia decidió mantener al 9 en el campo los casi 100 minutos. Incluso cuando parecía imponerse la necesidad de aire fresco en la delantera.

Y terminó siendo un martes negro para Benedetto. En la lista de pateadores el goleador fue ubicado quinto y último para la tanda regular. Agustín Rossi atajó dos consecutivos y le dejó servida la clasificación a goleador, pero este volvió a fallar y peor: un violento disparo voló alto, a la segunda bandeja.

El yerro en la serie decisiva

La serie de penales se estiró mucho y Corinthians se llevó la clasificación por 6-5. Darío Benedetto volvió para ganar la Copa Libertadores, pero terminó siendo el principal responsable de la eliminación en los octavos de final.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.