Anuncios
U.S. markets closed
  • F S&P 500

    5,331.50
    -0.25 (-0.00%)
     
  • F Dow Jones

    39,931.00
    -13.00 (-0.03%)
     
  • F Nasdaq

    18,748.00
    -15.00 (-0.08%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,110.80
    +0.90 (+0.04%)
     
  • Petróleo

    79.40
    -0.40 (-0.50%)
     
  • Oro

    2,424.40
    -14.10 (-0.58%)
     
  • Plata

    31.74
    -0.69 (-2.13%)
     
  • dólar/euro

    1.0857
    -0.0005 (-0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4370
    +0.0170 (+0.38%)
     
  • Volatilidad

    12.15
    +0.16 (+1.33%)
     
  • dólar/libra

    1.2704
    -0.0003 (-0.02%)
     
  • yen/dólar

    156.4840
    +0.2880 (+0.18%)
     
  • Bitcoin USD

    71,060.30
    +4,411.39 (+6.62%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,510.55
    +156.13 (+11.53%)
     
  • FTSE 100

    8,424.20
    +3.94 (+0.05%)
     
  • Nikkei 225

    39,114.18
    +44.50 (+0.11%)
     

Desarrolló un robot humanoide tras una financiación de US$ 750 millones y se conviritó en millonario: la historia de Figure

"Figure 01, ¿Podrías elegir un alimento saludable de esta canasta?", preguntó Brett Adcock al robot humanoide que está detrás de la mesada. Las opciones son una naranja y una bolsa de papas fritas. El robot Figure 01- levanta la naranja con manos diestras, parecidas a las humanas, y se la da a su creador.

A continuación, Adcock le pregunta al robot de qué color es la camisa que tiene puesta. Hay una pausa de 30 segundos antes de que responda, con voz lenta y grave: "Lleva una camisa de color oscuro". Es correcto, aunque no muy específico (es gris oscuro).

Adcock, de 38 años, es el fundador y CEO del fabricante de robots Figure. Está entusiasmado con su robot, y con razón: en enero, la empresa anunció una colaboración con BMW, con el objetivo de poner los robots de Figure a trabajar en la planta del fabricante de autos alemán en Spartanburg, Carolina del Sur, Estados Unidos.

Brett Adcock , Figure

Seis semanas después, Figure recaudó 675 millones de dólares con una valoración de 2.600 millones de dólares de empresas como Microsoft, Nvidia, OpenAI Startup Fund y Jeff Bezos. Al mismo tiempo, la empresa firmó un acuerdo de colaboración con OpenAI para desarrollar modelos de IA de próxima generación para robots humanoides.

PUBLICIDAD

Con esta valoración, Adcock, que posee alrededor del 50% de la empresa de Sunnyvale, California, se convirtió en un nuevo multimillonario. Gracias a su participación en Figure y las acciones de una startup anterior, su valor se estima en 1.400 millones de dólares.

La empresa tiene ambiciones estilo Los Supersónicos: un futuro en el que cada humano tendrá su propio robot humanoide, o quizá dos, "para hacer el trabajo... lavar la ropa, hacer el café, preparar la cena". Según su fundador, eso dará frutos a lo grande: "Con el tiempo será uno de los negocios más importantes del mundo", afirma Adcock. "El objetivo es ser un sustituto generalizable de la mano de obra humana".

Figure, robot

Pero antes que nada, la empresa, de dos años de antigüedad, tiene una montaña de desafíos que resolver. Caminar, por ejemplo, es un trabajo en curso para el robot, como pudo comprobar Forbes durante una reciente visita a las oficinas de Figure.

Figure 01 necesita unos cinco minutos de calentamiento mientras está atado a una viga aérea antes de pasear por un espacio abierto en medio de las oficinas de Figure. Las cosas no salen según lo previsto. A mitad del calentamiento, al humanoide se le tuerce la cadera mecánica. Su pierna derecha gira salvajemente en un ángulo extraño. Tras unos minutos más y un rápido arreglo de software, dos empleados consiguen enderezarlo. Le quitan la correa de sujeción y la Figura 01 empieza a caminar por sí solo, con las piezas metálicas tintineando a cada paso.

Los robots recorrieron un largo camino en las últimas décadas. Ahora se emplean de forma rutinaria para ensamblar autos y mover cosas por los depósitos. Algunos están empezando a utilizarse para recoger y difundir datos en obras de construcción. Lo último es que se disparó el interés por crear robots humanoides dotados de inteligencia artificial que hagan muchas cosas (a diferencia de los brazos robóticos que sólo preparan cócteles) y aprendan nuevas tareas.

Brett Adcock , Figure

Un puñado de empresas está trabajando en estas creaciones bípedas. Tesla está desarrollando uno llamado Optimus que probablemente ayudará a ensamblar autos. Después de que Adcock tuiteara sobre la recaudación de fondos de Figure a finales de febrero en la plataforma de redes sociales X, el jefe de Telsa, Elon Musk, respondió: "Adelante".

Existe una empresa con sede en Oregón llamada Agility Robotics y un conjunto noruego llamado 1X, respaldado en parte por OpenAI, que recaudó 100 millones de dólares en enero. Otras son Apptronik, con sede en Austin (Texas), que en marzo firmó un acuerdo con Mercedes Benz para sus robots. Cuando el gigante de los chips de IA Nvidia dio a conocer una nueva iniciativa para trabajar con fabricantes de robots, casi todos los robots expuestos eran humanoides.

La gran ventaja de un robot humanoide es obvia: el mundo en el que vivimos fue diseñado para los humanos. "Si se puede tener un robot seguro parecido a un humano que pueda trabajar junto a las personas, el mercado es sencillamente extraordinario", dijo Jesse Coors-Blankenship, miembro del consejo de administración de Figure, que cuenta con el respaldo de su Parkway Venture Capital.

inteligencia artificial fabricante automotriz

Nathalie Bauters, vocera de BMW, afirmó: "Estuve investigando durante los dos últimos años el uso de robots humanoides móviles en un número limitado de áreas en las que los procesos son oscuros, sucios, aburridos (repetitivos) e inseguros. La aplicación con Figure puede lograrlo".

¿Cuánto falta para que los robots Figure se instalen en BMW y otros clientes potenciales? Dado que actualmente sólo hay tres robots en funcionamiento en Figure, Adcock estableció un calendario extremadamente optimista. Afirmó que sus robots estarán trabajando dentro de la fábrica de BMW en Spartanburg en "los próximos 12 a 18 meses, quizá en volúmenes bajos". Bauters de BMW agregó: "En las primeras fases, dispondremos de un robot [Figure] para la evaluación técnica".

Conseguir que los robots aprendan nuevas tareas no es automático. Para enseñar a Figure 01 a recoger esa naranja, los ingenieros -que utilizan rastreadores ópticos y cámaras de video- deben repetir la acción con el robot al menos 50 veces. Aprender múltiples pasos interconectados para el trabajo en una cadena de montaje podría llevar bastante tiempo.

Figure robot

Ash Sharma, investigador de robótica de la empresa británica de estudios de mercado Interact Analysis, prevé que pasarán más bien entre cinco y seis años antes de que Figure pueda comercializar sus humanoides. Un gran problema es conseguir que el costo de hacer los robots sea lo suficientemente bajo como para que sean asequibles para su uso en depósitos y fábricas.

Adcock no quiere decir cuánto gastó en producir los primeros robots de Figure, pero su objetivo es conseguir que los costos de producción bajen a 50.000 dólares por robot.

El CEO tomó un camino indirecto hacia su actual afán ultracompetitivo: creció siendo el mayor de dos hermanos en una granja de maíz y soja regentada por sus padres -agricultores de tercera generación- en Moweaqua, Illinois, un pueblo de 1.700 habitantes a unos 65 km de la capital del estado. Se licenció en empresariales por la Universidad de Florida antes de marcharse a Nueva York, donde trabajó en un fondo de cobertura llamado Cedar Capital Partners.

Brett Adcock

En 2012 cofundó, junto con otro licenciado de la Universidad de Florida, Adam Goldstein, Vettery, un mercado de trabajo online dirigido a trabajadores de los sectores financiero e informático. La vendieron al gigante de la contratación Adecco Group en 2018 por 110 millones de dólares. Adcock se llevó unos 30 millones de dólares, antes de impuestos.

Goldstein y Adcock se zambulleron entonces en el mundo de la aviación eléctrica, lanzando una empresa de taxis aéreos eléctricos llamada Archer Aviation en 2018 a pesar de no tener experiencia en el desarrollo de hardware. Consiguieron dinero de inversores entre los que se encontraba Marc Lore, que previamente vendió su empresa de comercio electrónico Jet.com a Walmart.

Los cofundadores desembolsaron altos salarios por los mejores talentos. En tres años presentó su primer prototipo de taxi aéreo biplaza. A principios de 2021, United Airlines hizo un pedido de 1.000 millones de dólares de hasta 200 de los taxis aéreos de Archer que aún no habían volado y, en septiembre de ese año, Adcock y Goldstein sacaron a bolsa Archer Aviation a través de SPAC.

brett Adcock Archer Aviation

Siete meses después, Adcock dimitió abruptamente como co-CEO y abandonó la empresa. Los antiguos cofundadores ya no trabajan juntos y no quieren hablar de su relación. Un portavoz de Archer Aviation declinó hacer comentarios. Louise Bristow, antigua responsable de marketing y comunicaciones de Archer Aviation, afirmó que "fue una decisión de la junta. Eso es realmente todo lo que puedo decir".

Adcock tiene tendencia a exagerar. "En Archer construí cinco generaciones de aviones desde cero", presumió. Pero construir un avión es un esfuerzo de equipo, no un asunto en solitario. Además, Archer aún no tiene cinco generaciones de aviones.

También dijo que fundó y financió el laboratorio eVTOL (despegue y aterrizaje vertical eléctrico) de Archer Aviation en la Universidad de Florida. "Yo fundé ese laboratorio. Financié una subvención personal a la escuela". Pero, de hecho, el laboratorio fue fundado por el profesor de ingeniería aeronáutica de la Universidad de Florida Peter Ifju en 2021 con financiación de Archer Aviation y de un antiguo socio de Goldman Sachs que asesoraba a Archer, aclaró Ifju.

Archer Aviation

"Probablemente, Archer nunca se hubiera creado sin nosotros", afirmó Ifju, explicando que su laboratorio construyó los primeros prototipos a pequeña y media escala para Archer. En respuesta, Adcock admitió que es el laboratorio de Ifju: "La mayor parte de la financiación provino de Archer. Cuando digo 'yo', me refiero a mí como fundador de Archer". También dio algo de dinero a la universidad para el laboratorio.

Para poner en marcha Figure, Adcock trabajó desde un WeWork de Palo Alto, alcanzando a todo tipo de personas relacionadas con la robótica. "Brett nos explicó: 'Voy a hacer el draft de la NFL en busca de talentos humanoides'", dijo John McCormick, cuya empresa de capital riesgo Tamarack Global invirtió tanto en Archer como en Figure.

En agosto de 2022 tenía ocho empleados, ahora cuenta con 90 personas, con reclutas de lugares como Boston Dynamics, Google DeepMind, Tesla y el reservado Grupo de Proyectos Especiales de Apple. ¿Y qué pasa si no construyó un robot antes? Adcock dice que trabajar en Archer le enseñó sobre robótica. Los taxis aéreos de Archer tienen baterías, motores, software integrado, y sistemas de control.

figure, robot

Al principio, Adcock autofinanció la empresa; no quiso revelar cuánto puso, pero algunas fuentes dicen que fueron unos 20 millones de dólares. Además de su ganancia de Vettery, vendió al menos 70 millones de dólares en acciones de Archer Aviation. En marzo de 2023, Figure recaudó 70 millones de dólares de inversores en una ronda de financiación dirigida por Parkway Venture Capital que incluía a Intel Capital.

Para su recaudación de fondos de 675 millones de dólares en febrero, ayudó el incansable trabajo en red de Adcock. OpenAI se puso en contacto con Figure para invertir, dice Adcock, explicando que se convirtió en amigo del CEO de OpenAI, Sam Altman: "Llegué a conocerlo muy bien. Querían entrar en la robótica y me dijeron: Tenés uno de los mejores equipos del mundo". OpenAI no respondió a una solicitud de comentarios, pero su vicepresidente de producto, Peter Welinder, dijo: "Estamos asombrados por el progreso de Figure hasta la fecha", en el comunicado de prensa sobre la financiación.

Adcock afirmó que se puso en contacto en frío con el CEO de Nvidia, Jensen Huang, y que "fue genial. Llevamos más de un año en contacto". Nvidia desestimó hacer comentarios. Coors-Blankenship, miembro del consejo de administración de Figure, agregó: "Fue Sam [Altman] quien trabajó con Brett para reunir a todas las partes", incluida Microsoft, para la ronda de financiación de febrero.

figure, robot

Esos 675 millones de dólares hacen volar por los aires lo que ingresaron los competidores de Figure. Agility Robotics, fundada en 2015, recaudó hasta ahora 180 millones de dólares. 1X juntó 140 millones de dólares y Apptronik sólo 29 millones. Sharma, de Interact Analysis, calificó la valoración de Figure como "alucinante", sobre todo teniendo en cuenta lo avanzada que se encuentra en el sector de la robótica humanoide.

Armado con todo ese efectivo, Adcock sigue contratando. A principios de abril, Figure tiene previsto incorporar a unos 30 empleados más, en áreas que van desde la cadena de suministro global hasta el control de motores.

Incluso con todo el dinero del mundo, el éxito no está asegurado. Los soñadores y trasteadores llevan cientos de años intentando crear autómatas similares a los humanos: Un ingeniero islámico llamado Ismail al-Jazari esbozaba diseños de camareros mecánicos en el siglo XI; unos 700 años más tarde llegaron informes (quizá poco fiables) de un alemán, el Dr. Lube, que construyó un autómata apodado Sr. Einsenbrass que podía hablar y mantenerse en pie, alimentado por electroimanes y baterías. La tecnología del siglo XXI está años luz por delante de ambos, pero aún así podría no ser suficiente.

Nota publicada en Forbes US.