U.S. markets close in 2 hours 20 minutes
  • S&P 500

    3,934.66
    -64.18 (-1.60%)
     
  • Dow Jones

    33,527.68
    -419.42 (-1.24%)
     
  • Nasdaq

    11,012.98
    -226.96 (-2.02%)
     
  • Russell 2000

    1,808.87
    -31.35 (-1.70%)
     
  • Petróleo

    73.56
    -3.37 (-4.38%)
     
  • Oro

    1,782.00
    +0.70 (+0.04%)
     
  • Plata

    22.28
    -0.14 (-0.61%)
     
  • dólar/euro

    1.0476
    -0.0022 (-0.21%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5610
    -0.0380 (-1.06%)
     
  • dólar/libra

    1.2160
    -0.0034 (-0.28%)
     
  • yen/dólar

    136.9210
    +0.2360 (+0.17%)
     
  • BTC-USD

    16,945.74
    -141.60 (-0.83%)
     
  • CMC Crypto 200

    399.04
    -2.77 (-0.69%)
     
  • FTSE 100

    7,521.39
    -46.15 (-0.61%)
     
  • Nikkei 225

    27,885.87
    +65.47 (+0.24%)
     

EEUU y aliados realizan un simulacro antimisiles tras las pruebas de Corea del Norte

FOTO DE ARCHIVO: Una bandera de Corea del Norte en Gijungdong

Por Joori Roh y Chang-Ran Kim

SEÚL/TOKIO, 6 oct (Reuters) - Corea del Norte disparó este jueves dos misiles balísticos de corto alcance al mar en dirección a Japón, mientras un portaaviones estadounidense y buques de guerra aliados realizaban un ejercicio militar que simulaba el derribo de un misil del Norte.

Corea del Norte ha lanzado este año unos 40 misiles, incluidos sus mayores misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés), y parece estar preparada para realizar su primera prueba nuclear desde 2017, advirtieron las autoridades de Seúl y Washington.

Los lanzamientos del jueves se produjeron tras el regreso del portaaviones estadounidense USS Ronald Reagan a aguas de la península coreana y tras una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU celebrada en respuesta a las recientes pruebas del Norte.

El lanzamiento de misiles fue el sexto en 12 días y el primero desde que Corea del Norte disparó un misil de alcance intermedio (IRBM, por sus siglas en inglés) que sobrevoló Japón el martes, a lo que Corea del Sur y Estados Unidos respondieron con unos ejercicios en los que un proyectil se estrelló y ardió.

El lanzamiento fue informado por el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur y el Gobierno japonés.

"Esta es la sexta vez en un corto período, sólo contando las de finales de septiembre", dijo a los periodistas el primer ministro japonés, Fumio Kishida. "Esto no se puede tolerar en absoluto".

El lanzamiento se produjo una hora después de que Corea del Norte condenara a Estados Unidos por hablar ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre las "justas medidas de contrapartida" de Pionyang frente a los simulacros conjuntos de Corea del Sur y Estados Unidos, con lo que sugirió que sus pruebas de misiles son una reacción a los movimientos militares aliados.

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores de la hermética nación también condenó a Washington por reposicionar el portaaviones estadounidense frente a la península coreana, diciendo que supone una grave amenaza para la estabilidad de la situación.

El portaaviones y el grupo de ataque de buques de guerra que lo acompañan fueron reubicados bruscamente en respuesta al lanzamiento de un IRBM por parte de Corea del Norte sobre Japón.

El grupo de ataque del portaaviones se unió a los destructores de Corea del Sur y Japón en el entrenamiento de defensa contra misiles marítimos, dijo el ejército surcoreano el jueves.

"Este entrenamiento se centra en el dominio de los procedimientos de detección, rastreo e interceptación a través de la información de objetivos compartidos bajo un escenario con (Corea del Norte) llevando a cabo provocaciones de misiles balísticos", dijo en un comunicado.

Un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. condenó el lanzamiento del jueves como una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y una amenaza para los vecinos de la región y la comunidad internacional.

El portavoz, sin embargo, añadió que Washington está comprometido con un enfoque diplomático y pidió al Norte que se comprometa a dialogar.

El miércoles, Estados Unidos acusó a China y a Rusia de apoyar al líder norcoreano Kim Jong-un, al bloquear los intentos de reforzar las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU a Pionyang por sus programas de armas nucleares y misiles balísticos.

Estados Unidos y sus aliados han intensificado el despliegue de fuerza militar en la región, pero parece que hay pocas perspectivas de que el Consejo de Seguridad de la ONU, que ya ha aprobado resoluciones que prohíben el desarrollo nuclear y de misiles del Norte, imponga nuevas sanciones internacionales.

El embajador adjunto de China en la ONU, Geng Shuang, dijo que el Consejo de Seguridad debe desempeñar un papel constructivo, "en lugar de basarse únicamente en una fuerte retórica o presión".

En mayo, China y Rusia vetaron una iniciativa liderada por Estados Unidos para imponer más sanciones de la ONU a Corea del Norte por sus nuevos lanzamientos de misiles balísticos, dividiendo públicamente al Consejo de Seguridad por primera vez desde que comenzó a castigar a Pionyang con sanciones en 2006.

(Información de Joori Roh en Seúl y Chang-Ran Kim en Tokio; información adicional de David Brunnstrom en Washington; escrito por Josh Smith; edición de Gerry Doyle y Clarence Fernández; traducción de Darío Fernández)