Anuncios
U.S. markets close in 4 hours 7 minutes
  • S&P 500

    5,596.99
    -70.21 (-1.24%)
     
  • Dow Jones

    41,133.63
    +179.15 (+0.44%)
     
  • Nasdaq

    18,029.92
    -479.42 (-2.59%)
     
  • Russell 2000

    2,246.96
    -16.72 (-0.74%)
     
  • Petróleo

    82.50
    +1.74 (+2.15%)
     
  • Oro

    2,467.10
    -0.70 (-0.03%)
     
  • Plata

    30.46
    -1.00 (-3.17%)
     
  • dólar/euro

    1.0933
    +0.0030 (+0.27%)
     
  • Bono a 10 años

    4.1630
    -0.0040 (-0.10%)
     
  • dólar/libra

    1.3000
    +0.0027 (+0.21%)
     
  • yen/dólar

    156.6000
    -1.7150 (-1.08%)
     
  • Bitcoin USD

    64,743.14
    +60.07 (+0.09%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,354.03
    +11.71 (+0.87%)
     
  • FTSE 100

    8,187.46
    +22.56 (+0.28%)
     
  • Nikkei 225

    41,097.69
    -177.39 (-0.43%)
     

EEUU ofrece 12.000 millones de dólares a fabricantes de autos y proveedores para vehículos avanzados

FOTO DE ARCHIVO: Hummer EV, en la línea de producción en la planta de ensamblaje de vehículos eléctricos 'Factory ZERO' de General Motors, en Detroit

Por Timothy Gardner

WASHINGTON, 31 ago (Reuters) - El Gobierno de Joe Biden ha ofrecido 12.000 millones de dólares en subvenciones y préstamos para que los fabricantes de automóviles y sus proveedores adapten sus plantas a la producción de vehículos eléctricos y avanzados, anunció el jueves la secretaria de Energía, Jennifer Granholm.

"Mientras hacemos la transición a los vehículos eléctricos, queremos asegurarnos de que los trabajadores puedan hacer la transición en su lugar, que ningún trabajador ni ninguna comunidad se quede atrás", dijo Granholm, exgobernadora de Michigan, estado fabricante de automóviles, a periodistas en una llamada telefónica.

Acelerar la concesión de subvenciones y otros subsidios para financiar la conversión de las plantas existentes a la fabricación de vehículos eléctricos podría ayudar a la Casa Blanca a mitigar las críticas de los fabricantes de automóviles y del sindicato United Auto Workers (UAW) sobre las normas medioambientales propuestas para ayudar a iniciar la era de los autos eléctricos.

PUBLICIDAD

El UAW ha advertido de que un cambio rápido podría poner en peligro miles de puestos de trabajo en estados como Michigan, Ohio, Illinois e Indiana.

La semana pasada, los miembros de la UAW votaron abrumadoramente a favor de autorizar una huelga en los tres fabricantes de automóviles de Detroit si no se llega a un acuerdo sobre salarios y planes de pensiones antes de que expire el actual contrato de cuatro años, el 14 de septiembre.

"No sé si esto tendrá un impacto en la negociación colectiva", dijo Granholm, añadiendo que la administración ha hablado con los fabricantes de automóviles, los trabajadores del sector y las comunidades.

El presidente Biden dijo en un comunicado que "la construcción de una economía de energía limpia puede y debe proporcionar una oportunidad beneficiosa para las empresas de automóviles y los trabajadores sindicalizados que han anclado la economía estadounidense durante décadas".

El presidente de la UAW, Shawn Fain, ha hecho campaña para salvar la fábrica de Jeep en Belvidere, Illinois, que Stellantis ha puesto en vías de cierre. El fabricante de automóviles ha dejado abierta la posibilidad de que la fábrica consiga un nuevo producto con la ayuda del Gobierno.

Cuando se le preguntó por las posibilidades de que las subvenciones mantengan abierta esa fábrica, Granholm dijo que las plantas que se han creado en torno a las comunidades son "las mejores para aprovechar estas oportunidades de financiación".

No habrá requisitos laborales específicos para que las empresas obtengan la financiación, pero los proyectos que tengan mejores condiciones laborales tendrán más posibilidades de recibirla, dijo un funcionario del Departamento de Energía en la llamada.

El Gobierno también ofrecerá 3.500 millones de dólares en financiamiento a los fabricantes nacionales de baterías, dijo Granholm.

Para los vehículos avanzados, 2.000 millones de dólares en subvenciones procederán de la Ley de Reducción de la Inflación, aprobada por los demócratas el año pasado, y 10.000 millones de dólares en préstamos procederán de la Oficina del Programa de Préstamos del Departamento de Energía.

(Reporte de Timothy Gardner en Washington; Editado en Español por Manuel Farías)