Anuncios
U.S. markets open in 5 hours 34 minutes
  • F S&P 500

    5,117.25
    +10.75 (+0.21%)
     
  • F Dow Jones

    38,728.00
    +2.00 (+0.01%)
     
  • F Nasdaq

    17,717.50
    +110.75 (+0.63%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,008.60
    -6.30 (-0.31%)
     
  • Petróleo

    83.37
    +0.01 (+0.01%)
     
  • Oro

    2,334.30
    -7.80 (-0.33%)
     
  • Plata

    27.34
    -0.02 (-0.08%)
     
  • dólar/euro

    1.0692
    -0.0013 (-0.12%)
     
  • Bono a 10 años

    4.5980
    -0.0250 (-0.54%)
     
  • Volatilidad

    15.74
    +0.05 (+0.32%)
     
  • dólar/libra

    1.2432
    -0.0020 (-0.16%)
     
  • yen/dólar

    154.8980
    +0.1100 (+0.07%)
     
  • Bitcoin USD

    66,654.57
    +409.82 (+0.62%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,418.29
    -5.81 (-0.41%)
     
  • FTSE 100

    8,073.30
    +28.49 (+0.35%)
     
  • Nikkei 225

    38,460.08
    +907.92 (+2.42%)
     

El hundimiento de las acciones de Tesla pone a prueba el fanatismo por la marca

Las acciones de Tesla han caído más de un 56% en lo que va de 2022. (Foto: Mateusz Slodkowski/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
Las acciones de Tesla han caído más de un 56% en lo que va de 2022. (Foto: Mateusz Slodkowski/SOPA Images/LightRocket via Getty Images) (SOPA Images via Getty Images)
  • Las acciones de Tesla han perdido más de un 56% en lo que va de año

  • Las carteras de los inversionistas minoristas caen más que el mercado por culpa de la marca

  • El mercado de los autos eléctricos cambiará en los próximos años, lo que podría impactar a la empresa

La revista Forbes hace cuentas en tiempo real y tras la primera semana de diciembre Elon Musk dejó de ser el hombre más rico del mundo. En su lugar está Bernard Arnault, el consejero delegado de la firma de lujo LVMH. El motivo de este cambio en el podio son las acciones de Tesla, fuente principal de la fortuna de este empresario, que han caído más de un 56% en lo que va de año (en el momento de publicación de este artículo.

Los inversores no están impresionados por noticias como que la planta Giga en Shanghai haya conseguido un récord de ensamblaje final, por ejemplo. Están más preocupados por las rebajas de los precios de los coches que tiene en sus inventarios en este país, algo que se suma a otros incentivos para la compra y un recorte previo de precios en octubre.

PUBLICIDAD

Adicionalmente, a la que se percibe como debilidad de la demanda en China se añade el hecho que Musk se haya volcado en Twitter —y vendido para la compra de esta red social tradicionalmente deficitaria acciones de la automovilística por valor de unos $20,000 millones—.

Estas son algunas de las presiones a la baja que pesan sobre la evolución en bolsa de la empresa que también ha sido penalizada por la amplia caída del sector de la tecnología, ha sufrido los problemas de las cadenas de proveedores, los cierres de China y el aumento significativo de los precios de las materias primas.

Musk sigue siendo inmensamente rico, solo está por debajo de Arnault en la lista de los mil millonarios, pero la caída ha sido especialmente dura para otros accionistas, los que son inversores retailers o minoristas ya que esta empresa de Musk es una de las favoritas de sus carteras.

Según los datos de VandaTrack, la desproporcionada apuesta por Tesla, que en este momento es de aproximadamente el 10% de la cartera del minorista, ha sido el motor principal de la reciente mala evolución para estos inversores.

Lealtad de los inversores minoristas

De acuerdo con estos analistas la cartera del inversor minorista medio ha caído un 32% en lo que es el peor resultado en mucho tiempo y sin duda para la generación más joven de inversores. El S&P500, en este año bajista, ha perdido de momento alrededor del 17% cuando quedan apenas semanas para el fin del ejercicio.

En particular VandaTrack calcula que las pérdidas agregadas de los minoristas derivada de las acciones de esta automotriz han llegado a US$78,000 millones este año, el doble que el peor segundo valor favorito, AMD.

Curiosamente no es un elemento disuasorio. Lo que parece que es una cierta lealtad a Musk se vio reflejada en el hecho de que cuando este empresario lanzó un ataque contra Apple por su relación con Twitter, Tesla volvió a ser el stock más comprado de los que normalmente tienen el favor de los minoristas, incluso cuando Apple es también favorito entre estos.

La polémica adquisición de Twitter por parte de Elon Musk ha afectado negativamente las acciones de Tesla. (Foto: STR/NurPhoto via Getty Images)
La polémica adquisición de Twitter por parte de Elon Musk ha afectado negativamente las acciones de Tesla. (Foto: STR/NurPhoto via Getty Images) (NurPhoto via Getty Images)

Los analistas están divididos en el potencial de Tesla aunque hay una mayoría que apuesta por su sobreponderación o recomendación de compra, en muy buena medida por la fuerte caída de las acciones, que se espera que esté cerca de su suelo, y las expectativas de que a largo plazo la empresa recuperará posiciones en un mercado que está en crecimiento porque es el futuro que se perfila en la automoción, el de los autos eléctricos (EV).

Ahora bien, en el corto y medio plazo hay algunas consideraciones importantes. Para empezar, a pesar de la caída el precio de Tesla aún está elevado comparado con el resto de las automotrices y 2023 va a ser un año de de altas tasas de interés, preocupaciones por desaceleración económica global o recesión y menores gastos por parte de los consumidores lo que suele pasar factura a títulos que muestran una cierta sobrevaloración.

Menor cuota de mercado

Adicionalmente, desde S&P Global Mobility se exponía recientemente que aunque Tesla es aún el líder de los autos eléctricos en EE UU, esta posición está ya no es una torre de marfil ya que hay cada vez más autos asequibles eléctricos en el mercado.

En el tercer trimestre del año Tesla tenía una cuota del 65% del mercado de vehículos eléctricos en EE UU, el año pasado era del 71%, según S&P Global Mobility.

Para 2025 se espera que sea del 20%, eso sí, en un mercado más grande.“Antes de que alguien se sienta muy mal por Tesla, no obstante, hay que recordar que la marca va a continuar creciendo en ventas de unidades, incluso aunque su cuota de mercado decline”, explicaba Stephanie Brinley, directora asociada de AutoIntelligence de S&P Global Mobility.

Con todo, los analistas de Morgan Stanley, cuyo criterio es sobreponderar, explican que en el futuro ven que tiene que haber reducciones de precios en los coches eléctricos. “Es absolutamente necesario un recorte de precios para que se cumplan las previsiones de penetración de mercado de EV en un mercado saturado como el chino, estructuralmente complicado como el europeo y en un momento de desaceleración en EE UU”.

De momento la promesa de que los eléctricos tengan un precio similar a los de combustión interna no se ha cumplido y en este banco de inversión cree que este va a ser uno de los temas que definan 2023, la desaceleración de la demanda relativa a la aceleración de la oferta. El mensaje a inversores es que vemos riesgos de destrucción de demanda o de precio (como pasa en China), o una combinación de los dos.

Los analistas de Vanda creen que a pesar del apetito de los minoristas por esta empresa, las caídas de valor tienen el riesgo de empezar una cadena de margin calls o petición de nuevas garantías.

También te puede interesar:

VIDEO | Un Tesla Estalla En Llamas Tras El Paso Del Huracán Ian