U.S. markets close in 54 minutes

El “secreto sucio” de Davos 2020: los ricos necesitan que Trump sea reelegido

El grupo de multimillonarios que acudieron esta semana a Davos, en Suiza para celebrar la 50 reunión anual del Foro Económico Mundial está guardando un “pequeño secreto sucio” sobre las elecciones presidenciales que se celebrarán en noviembre en Estados Unidos, según Niall Ferguson del Instituto Hoover.

“El pequeño secreto sucio de Davos 2020 es que todos necesitan que sea reelegido”, le confesó Ferguson, miembro principal del Instituto Hoover de la Universidad de Stanford, a Alexis Christophorus de Yahoo Finanzas, cuando le preguntó si los adinerados asistentes están apoyando de mala gana al presidente Donald Trump. “Nadie quiere decirlo en voz alta”.

El martes, Trump realizó un discurso en el foro que fue criticado por una entrega deslucida en la cual se atribuyó el mérito del funcionamiento de la economía estadounidense y se refirió a lo que calificó como el “gran regreso estadounidense”. Mientras eso ocurría, los legisladores estaban negociando en Washington las reglas finales que se aplicarán en el inminente juicio para destituir al presidente.

“Prefiero saborear ese discurso inexpresivo. Trump se comportó bien”, dijo Ferguson refiriéndose a la alocución. “También pensé que era correcto que enfatizara los éxitos económicos de su administración, algo que considero significativo, aunque sea culpable de una pequeña hipérbole”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pronunciando un discurso durante la 50a reunión anual del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) en Davos, Suiza, el 21 de enero de 2020. REUTERS/Denis Balibouse

Ferguson dijo que esa actitud marca un cambio radical desde la última vez que el presidente asistió a Davos en 2016.

“Casi nadie pensaba que ganaría la nominación y mucho menos la presidencia. Más tarde, al año siguiente, todos estaban traumatizados porque ganó contra todas las expectativas y pensaron que sería un gran desastre, pero hoy todos son mucho más ricos de lo que eran en aquel momento”.

Ferguson dijo que para las personas ultra ricas, Trump sigue siendo el candidato favorito si tienen que elegir entre Trump y los líderes demócratas Bernie Sanders y Elizabeth Warren.

Los mercados podrían estar subestimando a Sanders

Si los mercados comienzan a sospechar que Sanders tiene una oportunidad de ganar, predice que esta primavera se producirá una volatilidad significativa. Ferguson agregó que los inversores buscan cuatro años más de “dinero fácil” aprovechando las tasas de interés bajas.

Siete de los candidatos presidenciales demócratas de Estados Unidos, incluida la senadora estadounidense Elizabeth Warren y el senador Bernie Sanders, caminan del brazo con los líderes afroamericanos locales durante el Desfile del Día de Martin Luther King Jr. (MLK) en Columbia, Carolina del Sur, Estados Unidos. Enero 20, 2020. REUTERS/Randall Hill

“Creo que si Mike Bloomberg estuviera escuchando diría: ‘¿Qué pasa conmigo?’. Pero todavía no ha quedado claro si realmente tiene posibilidades de ganar la nominación demócrata, y si lo sacas de la contienda, ¿quién te queda? Joe Biden, que no ha desarrollado precisamente una campaña electoral brillante”, explicó.

Cuando le preguntaron si cree que Bernie Sanders tiene una oportunidad de ganar las elecciones de noviembre, Ferguson dijo que los mercados están subestimándolo debido a que las encuestas, la recaudación de fondos y la fuerza de su campaña en el terreno muestran que es un contendiente formidable.

“Y recuerden que existe un porcentaje sustancial de activistas demócratas, sobre todo jóvenes, que sienten que les han robado la nominación durante años, y que fue un error desastroso”, apuntó. “Creo que es probable que, si las cosas se desarrollan a su favor al inicio de las primarias, nos llevemos una sorpresa”.

“Ahora, en enero de 2020 parece tan poco probable que Bernie Sanders se convierta en presidente de los Estados Unidos, como era poco probable en enero de 2016 que Donald Trump fuera presidente de este país”, avisa.

Alexis Keenan