U.S. Markets closed

El truco de iPhone que muy pocos conocen (y que te va a cambiar la vida)

Si eres un usuario de iPhone, es muy probable que lleves años usando teléfonos de  Apple. No en vano, esta marca es la que tiene usuarios más fieles. Pero a pesar de tu dilatada experiencia con este tipo de aparatos, seguro que no conoces un truco que que existe desde hace años, pero que muy pocos usan.

En 2015, cuando Apple presentó el iPhone 6S y la versión 9 de iOS, su sistema operativo para dispositivos móviles, introdujo una novedad que pasó algo desapercibida. Se trata de un sistema para mover el cursor cuando se escribe texto en el teléfono, ya sea en un e-mail, en un mensaje de texto o al introducir una dirección de una página de Internet.

El truco de iPhone que pocos conocen (Pixabay)

 Se trata de un sistema que convierte el teclado virtual de iOS en un trackpad. ¿Para qué? Para poder tener la máxima precisión a la hora de corregir una palabra mal escrita o introducir algo de texto en una frase ya escrita.

El truco consiste en dejar pulsada la barra espaciadora (o cualquier otra letra del teclado virtual). Al hacerlo, las letras desparecerán y las teclas se convertirán en un espacio gris. Si no levantamos el dedo y lo movemos de un lado al otro, veremos cómo dirigimos el cursor allá dónde queramos.

Este truco solo tiene un problema: cuando pulsamos sobre una tecla que no sea la barra espaciadora, muchas veces lo hacemos para encontrar esa letra con una tilde o para poder escribir la ‘ñ’. Pero si nos pasamos unas décimas de segundo en la pulsación, veremos la zona gris que nos indica que el teclado ha desaparecido y se ha convertido en un trackpad.  Pero bueno, con la práctica se puede dominar la técnica.

Este truco no funciona en todo los iPhone: solo está disponible para los modelos que van del iPhone 6S en adelante.


¿Por qué hablamos de este truco de 2015 justo ahora? Pues porque cada pocos meses, esta opción se hace viral gracias a que un usuario la descubre y lo cuenta con asombro en Twitter, para que los demás aprendan. Esto es lo que pasó con una mujer llamada Krissy Brierre-Davis, que lo contó uy consiguió más de 50.000 retuits y mucho más del doble de ‘Me gusta’ en Twitter. Cosas de la viralidad.