U.S. markets close in 47 minutes
  • S&P 500

    4,594.30
    +55.87 (+1.23%)
     
  • Dow Jones

    35,229.66
    +649.58 (+1.88%)
     
  • Nasdaq

    15,228.79
    +143.32 (+0.95%)
     
  • Russell 2000

    2,208.75
    +49.44 (+2.29%)
     
  • Petróleo

    69.68
    +3.42 (+5.16%)
     
  • Oro

    1,778.90
    -5.00 (-0.28%)
     
  • Plata

    22.31
    -0.17 (-0.76%)
     
  • dólar/euro

    1.1283
    -0.0034 (-0.30%)
     
  • Bono a 10 años

    1.4340
    +0.0910 (+6.78%)
     
  • dólar/libra

    1.3257
    +0.0022 (+0.16%)
     
  • yen/dólar

    113.4600
    +0.6600 (+0.59%)
     
  • BTC-USD

    49,164.78
    +142.42 (+0.29%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,270.41
    +10.26 (+0.81%)
     
  • FTSE 100

    7,232.28
    +109.96 (+1.54%)
     
  • Nikkei 225

    27,927.37
    -102.20 (-0.36%)
     

Las enseñanzas

·2  min de lectura
Un abrazo a las madres en su día
Un abrazo a las madres en su día

Cuánta enseñanza me dejaste, mamá. Aunque en su momento no las haya valorado en toda su dimensión, creeme que a medida que pasan los años más valoró la excelente educación que nos dejaste.

Nunca voy a olvidar que por haber nacido un 5 de junio, y la inscripción para primer grado inferior finalizaba con los nacidos hasta el 31 de mayo, no quisiste que perdiera un año y con tu cuarto grado me enseñaste a leer y escribir para que diera libre el 1° inferior y entrase directamente a primer grado superior.

Cuánto valoró esas actitudes que tenías, cuando desde nuestra humilde condición tenías claro que el ascenso social iba de la mano de la educación.

Podría contar mil anécdotas, pero recuerdo una que me marcó: nos llama a almorzar a mis tres hermanos y a mí y al sentarnos en la mesa nos sirve un plato de lentejas. Nuestra respuesta fue: *Lentejas no mamá*. Y nos respondió: “No hay otra cosa, ¿no las quieren?”

Y levanto los platos. Fuimos a jugar y a las dos horas ya con mucho apetito le reclamamos la comida, nos indicó que nos sentáramos, cosa que hicimos, y nos sirve las lentejas. Ya no nos quejamos, sino que le reclamamos que estaban frías. Su respuesta fue: “Hace dos horas estaban calentitas”. Y ahí término el tema, así las tuvimos que comer, y no solo ese día, durante una semana estuvimos comiendo lentejas, ya no preguntábamos por la comida.

Nunca más en mi vida rechacé un plato de comida.

Viuda cuanto yo tenía 17 años, y tres hermanos menores, me enseñó lo que era trabajar y estudiar, y encontrar la satisfacción en los logros alcanzados a través del esfuerzo.

Tendría mil anécdotas semejantes a esta, pero ocuparía demasiado tiempo contarlas.

Solo quiero agradecer a Dios la madre que tuve, las enseñanzas que me dejó, y todo el venturoso futuro que me esperaba, con la base de esa educación que recibí de su parte, que fueron los cimientos sólidos con los que crecimos con mis hermanos.

Muchas gracias por permitirme retornar por un instante a mi niñez, y recordar el gran ejemplo que fue mi madre, cuyas enseñanzas llevo grabadas a fuego.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.