U.S. markets open in 2 hours 51 minutes
  • F S&P 500

    4,001.75
    -1.50 (-0.04%)
     
  • F Dow Jones

    33,957.00
    -29.00 (-0.09%)
     
  • F Nasdaq

    11,815.00
    +9.25 (+0.08%)
     
  • RTY=F

    1,839.70
    -2.20 (-0.12%)
     
  • Petróleo

    76.04
    -0.89 (-1.16%)
     
  • Oro

    1,788.30
    +7.00 (+0.39%)
     
  • Plata

    22.34
    +0.14 (+0.64%)
     
  • dólar/euro

    1.0519
    +0.0021 (+0.20%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5990
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    20.86
    +1.80 (+9.44%)
     
  • dólar/libra

    1.2215
    +0.0021 (+0.17%)
     
  • yen/dólar

    136.4250
    -0.2600 (-0.19%)
     
  • BTC-USD

    16,993.54
    -309.14 (-1.79%)
     
  • CMC Crypto 200

    400.70
    -10.52 (-2.56%)
     
  • FTSE 100

    7,544.13
    -23.41 (-0.31%)
     
  • Nikkei 225

    27,885.87
    +65.47 (+0.24%)
     

Qué es el estrés crónico y cuales son sus efectos a largo plazo

El estrés es una respuesta biológica a situaciones exigentes; hace que el cuerpo libere hormonas, como el cortisol y la adrenalina.

Estas hormonas ayudan a preparar el cuerpo para actuar, por ejemplo, aumentando la frecuencia cardíaca y respiratoria. Cuando esto ocurre, un médico puede describir a una persona como en un estado de alerta o excitación elevados.

Muchos factores pueden desencadenar una respuesta de estrés, incluidas situaciones peligrosas y presiones psicológicas, como fechas límite de trabajo, exámenes y eventos deportivos.

Los efectos físicos del estrés no suelen durar mucho tiempo. Sin embargo, algunas personas se encuentran en un estado de alerta elevado casi constante. Esto es lo que se conoce como estrés crónico.

Estas son algunas posibles causas del estrés crónico:

  • Trabajos de alta presión

  • Dificultades financieras

  • Relaciones desafiantes

El estrés
El estrés

El estrés crónico puede provocar una serie de consecuencias en la salud

El estrés crónico ejerce presión sobre el cuerpo durante un período prolongado. Esto puede causar una variedad de síntomas y aumentar el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades.

Síntomas: cómo detectar el estrés

Se trata de una afección que afecta a todo el cuerpo, no es únicamente un trastorno que impacta en la salud mental. Puede tener varios síntomas físicos o psicológicos, lo que puede dificultar el desempeño de las tareas diarias. Cabe mencionar también que el tipo y la gravedad de las manifestaciones varían considerablemente de una persona a otra.

Los signos y síntomas del estrés crónico pueden incluir:

  • Irritabilidad, que puede ser extrema

  • Fatiga

  • Dolores de cabeza

  • Dificultad para concentrarse o incapacidad para hacerlo

  • Pensamientos rápidos y desorganizados

  • Dificultad para dormir

  • Problemas digestivos

  • Cambios en el apetito

  • Sentirse desamparado

  • Una pérdida percibida de control

  • Baja autoestima

  • Pérdida del deseo sexual

  • Nerviosismo

  • Infecciones o enfermedades frecuentes

Los niveles altos de estrés pueden provocar dolor de cabeza
Los niveles altos de estrés pueden provocar dolor de cabeza

Los niveles altos de estrés pueden provocar dolor de cabeza, entre otros síntomas

Qué efectos puede tener el estrés en la salud

Las investigaciones que se han hecho a lo largo de los años han demostrado que el estrés crónico puede afectar el cerebro y el sistema inmunológico. Las redes neuronales del cerebro, especialmente en la corteza prefrontal (PFC), en realidad pueden reducir su tamaño. Los médicos han visto esto en imágenes de los cerebros de las personas. Cuando esto sucede, puede conducir a disfunciones cognitivas, emocionales y conductuales.

Cuando una persona experimenta estrés, esto estimula su sistema inmunológico para que reaccione. Con el tiempo, cuando el estrés es crónico, el sistema inmunitario puede sobreestimularse. Esto puede conducir al desarrollo de enfermedades y problemas de salud.

Durante períodos prolongados, el estrés crónico puede contribuir al desarrollo de una variedad de trastornos físicos y mentales, que incluyen:

  • Enfermedad del corazón

  • Alta presión sanguínea

  • Diabetes

  • Obesidad

  • Un sistema inmunológico debilitado

  • Disfunción sexual

  • Desórdenes gastrointestinales

  • Irritación de la piel

  • Infecciones respiratorias

  • Enfermedades autoinmunes

  • Insomnio

  • Agotamiento

  • Depresión

  • Desórdenes de ansiedad

  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

  • Esquizofrenia

Estrés crónico vs. estrés agudo

El estrés crónico impacta de manera diferente al estrés agudo
El estrés crónico impacta de manera diferente al estrés agudo

El estrés crónico impacta de manera diferente al estrés agudo

Generalmente, el estrés agudo es aquel que una persona experimenta a corto plazo. Se suele manifestar de manera inmediata después de haberse topado con un factor estresante, como puede ser una reacción de lucha o huida.

Un trastorno de estrés agudo es más grave y generalmente ocurre en el primer mes después de que una persona experimenta un trauma.

El estrés también puede ser episódico, lo que significa que una persona lo experimenta durante mucho tiempo pero de manera inconsistente. Experimentan períodos estresantes y períodos con menos o ningún estrés. En comparación, el estrés crónico es el estrés que una persona experimenta continuamente a lo largo de su vida hasta el punto en que sentirse estresado se convierte en un estado normal del ser.

¿Se puede controlar o manejar el estrés?

El estrés crónico puede parecer abrumador y la persona que lo sufre puede sentirse incapaz de recuperar el control de su vida. Sin embargo, una serie de estrategias pueden ayudar a reducir los niveles de estrés y mejorar el bienestar.

De acuerdo a expertos de la Clínica Mayo, hay algunos métodos o hábitos que pueden contribuir a controlar el estrés:

Comprender los signos y síntomas: estas indicaciones varían, pero si una persona puede reconocer sus propias señales de estrés, podrá manejarlas mejor.

La práctica de ejercicio puede
La práctica de ejercicio puede

La práctica de ejercicio puede contribuir a mejorar los cuadros de estrés

Hablar con amigos y familiares: pueden proporcionar apoyo emocional y la motivación para actuar.

Identificación de desencadenantes: no siempre es posible evitar que se desencadene el estrés, precisamente porque sucede por factores que pueden ser ajenos a cada sujero. Sin embargo, tomar nota de los desencadenantes específicos puede ayudar a una persona a desarrollar estrategias de manejo y afrontamiento, que pueden implicar la reducción de la exposición.

Hacer ejercicio regularmente: la actividad física aumenta la producción de endorfinas en el cuerpo, que son sustancias químicas que mejoran el estado de ánimo y reducen el estrés. El tipo de ejercicio variará de acuerdo al estado físico y a los gustos e intereses de cada persona.

Probando la atención plena: las personas que practican esta forma de meditación utilizan técnicas de respiración y pensamiento para crear una conciencia de su cuerpo y su entorno.

Mejora de la calidad del sueño: dormir muy poco o dormir de mala calidad puede contribuir al estrés. Es por eso que recomiendan tratar de obtener al menos 7 horas cada noche y establecer horarios regulares para irse a dormir y despertarse. A su vez, aconsejan evitar la cafeína, las comidas y la actividad física intensa en las horas previas a acostarse.