U.S. markets close in 2 hours 25 minutes
  • S&P 500

    3,979.60
    -46.52 (-1.16%)
     
  • Dow Jones

    33,965.25
    -381.78 (-1.11%)
     
  • Nasdaq

    11,107.93
    -118.43 (-1.05%)
     
  • Russell 2000

    1,845.20
    -24.00 (-1.28%)
     
  • Petróleo

    77.06
    +0.78 (+1.02%)
     
  • Oro

    1,740.90
    -13.10 (-0.75%)
     
  • Plata

    20.92
    -0.51 (-2.36%)
     
  • dólar/euro

    1.0365
    -0.0040 (-0.38%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7180
    +0.0270 (+0.73%)
     
  • dólar/libra

    1.1985
    -0.0106 (-0.87%)
     
  • yen/dólar

    138.9200
    -0.1800 (-0.13%)
     
  • BTC-USD

    16,198.92
    -354.77 (-2.14%)
     
  • CMC Crypto 200

    380.30
    +0.01 (+0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,474.02
    -12.65 (-0.17%)
     
  • Nikkei 225

    28,162.83
    -120.20 (-0.42%)
     

Estrenos de cine: La mujer rey recobra a las guerreras de Africa en un relato histórico con ecos actuales

La mujer rey, estreno del jueves 29
La mujer rey, estreno del jueves 29

La mujer rey (The Woman King, Estados Unidos/2022). Dirección: Gina Prince-Bythewood. Guion: Dana Stevens, a partir de una historia de Stevens y María Bello. Fotografía: Polly Morgan. Música: Terence Blanchard. Edición: Terilyn A. Shropshire. Elenco: Viola Davis, Thuso Mbedu, Lashana Lynch, Sheila Atim, John Boyega. Distribuidora: Sony/UIP. Duración: 135 minutos. Calificación: apta para mayores de 13 años. Nuestra opinión: buena.

Dahomey existió en los mapas y en el reconocimiento de la comunidad internacional hasta 1975. Era una pequeña república, antigua colonia francesa, situada en la región occidental del continente africano, entre Togo y Nigeria, que hoy lleva el nombre de Benin. Mucho antes que eso, Dahomey funcionó como un reino que en el siglo XIX tenía una característica distintiva: un ejército muy competente, bien preparado para el combate y con un valor a toda prueba integrado exclusivamente por mujeres.

Las Agojie, nombre tribal que recibían estas guerreras encargadas de la guardia personal del rey, son las grandes protagonistas de La mujer rey, uno de los títulos de moda por los tempranos rumores de futuras nominaciones al Oscar para la película, su directora (la afroamericana Gina Prince-Bythewood, la misma de La vieja guardia) y su actriz protagónica.

Esta última responsabilidad recae en Viola Davis, una de las preferidas de Hollywood, que encarna aquí a Nanisca, la conductora de este grupo de amazonas. Al ascendiente y la presencia que transmite en cada aparición aquí se le agrega un duro entrenamiento que la convierte por primera vez en una heroína de acción. Con un gesto siempre pétreo y severo que esconde profundos traumas de su vida previa, Nanisca lidera al grupo, fortalece la mística conjunta y espera a la vez adquirir alguna preferencia entre las múltiples esposas del rey al que juró servir hasta la muerte.

Entre batalla y batalla (filmadas con mucha pericia), Nanisca se encarga de organizar la preparación de las futuras Agojie, jóvenes aspirantes que son llevadas a renunciar a cualquier impulso afectivo o amoroso que pudiese obstaculizar sus deberes militares. En ese grupo sobresale la inquieta y decidida Nawi (Thuso Mbedu), que por varias razones que iremos descubriendo capturará la atención de la veterana capitana.

Es muy fácil descubrir conexiones con relatos históricos de acción y aliento épico desde los cuales se afirman valores como la defensa de cierta identidad comunitaria y dignidad personal en tiempos y lugares donde los enfrentamientos son siempre de vida o muerte. Los ecos de Gladiador y Corazón valiente, por ejemplo, resuenan aquí todo el tiempo casi de manera deliberada, porque La mujer rey también se rinde a las costumbres y a los clisés de una tradición narrativa que sale a buscar siempre el camino más seguro y la explicación más didáctica a través de arengas, rebeldías o ciertas reacciones sencillas de adivinar.

La película está inspirada en el ejército de Dahomey, un pequeño reino en lo que ahora es la república de Benín
La película está inspirada en el ejército de Dahomey, un pequeño reino en lo que ahora es la república de Benín

La mirada retrospectiva de la película aparece traspasada por algunos temas bien actuales (la violencia de género, la trata de personas, el empoderamiento femenino), lo que lleva a perder de vista cierta perspectiva histórica completa y aceptar unas cuantas concesiones prácticas que le permiten darle al relato la mayor llegada posible. Ese espíritu aleccionador, con todo, se nutre de suficientes recursos visuales y narrativos, más la presencia de algunos buenos intérpretes (se destacan Lashana Lynch y John Boyega), como para funcionar como un digno entretenimiento.