U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,544.90
    -4.88 (-0.11%)
     
  • Dow Jones

    35,677.02
    +73.94 (+0.21%)
     
  • Nasdaq

    15,090.20
    -125.50 (-0.82%)
     
  • Russell 2000

    2,291.27
    -4.92 (-0.21%)
     
  • Petróleo

    83.98
    +1.48 (+1.79%)
     
  • Oro

    1,793.10
    +11.20 (+0.63%)
     
  • Plata

    24.39
    +0.22 (+0.91%)
     
  • dólar/euro

    1.1648
    +0.0018 (+0.15%)
     
  • Bono a 10 años

    1.6550
    -0.0210 (-1.25%)
     
  • dólar/libra

    1.3759
    -0.0036 (-0.26%)
     
  • yen/dólar

    113.4600
    -0.5280 (-0.46%)
     
  • BTC-USD

    61,115.67
    -1,671.67 (-2.66%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,453.34
    -49.69 (-3.31%)
     
  • FTSE 100

    7,204.55
    +14.25 (+0.20%)
     
  • Nikkei 225

    28,804.85
    +96.27 (+0.34%)
     

Exportación de servicios: analistas estiman que el impacto de la eliminación de las retenciones será marginal

·3  min de lectura
Servicios: Estos servicios nacieron enfocados en la exportación y por eso son claves a la hora de generar dólares. Crecieron exponencialmente en la última década y apuntan a facturar en 2020 US$10.000 derivados de ventas al exterior
Shutterstock

Si bien distintos empresarios celebraron que a partir del año próximo se eliminarán las retenciones a la exportación de servicios, analistas del sector dijeron que el impacto de la medida será marginal mientras sigan existiendo el cepo y la brecha cambiaria.

“El impacto va a ser marginal por dos motivos. Por un lado, hay muchos exportadores que ya están exentos de los derechos de exportación, como todas las empresas beneficiarias de la Ley de Economía del Conocimiento. Por otro lado, el principal obstáculo es el cepo y la brecha cambiaria. Mientras sigan existiendo, difícilmente haya un despegue de las exportaciones”, dijo en diálogo con LA NACION Romina Gayá, consultora en comercio internacional especializada en economía del conocimiento.

Una ofensiva envalentonada para discutir en el terreno que más le molesta a Cristina Kirchner

Además, Gayá sumó que la Argentina corre con desventaja frente a otros países de la región, ya que el contexto macro y político es imprevisible y los incentivos existentes (ley de economía del conocimiento) son muy inferiores a los de otras economías.

Por su parte, el analista y consultor en negocios internacionales Marcelo Elizondo coincidió en el escaso efecto de la medida y señaló una serie de problemas mayores. “Las retenciones no son el principal problema en la exportación de servicios. La brecha es un problema mucho mayor porque en las retenciones hablamos de un dígito, mientras que la brecha entre el dólar oficial y el paralelo está entre el 80 y el 90%. Es un desincentivo muy grande”, afirmó.

Por otro lado, dijo que el país tiene un sistema regulatorio muy burocrático que impide la adaptación constante que necesita el sector, y un tercer problema es el entorno macroeconómico.

“Es difícil acceder a financiamiento, hacer cálculos económicos con la inflación y tener previsibilidad con la inestabilidad cambiaria. Cualquier negocio requiere una mirada hacia adelante que el contexto macro te dificulta. Todo esto no se corrige eliminando las retenciones a las exportaciones”, aseguró.

Más allá de desincentivar la exportación, la brecha cambiaria explica la fuga de talentos que se ve no solo en el sector IT sino también en otros, como la biotecnología. “Mientras que en otros países la empresa que exporta US$100 recibe US$100, en la Argentina, las firmas reciben mucho menos porque el país no tiene suficientes acuerdos de doble tributación, los dólares se pesifican al tipo de cambio oficial y encima había que pagar un 5% de retenciones. Entonces no se puede competir contra los sueldos en dólares plenos que pagan otros mercados”, dijo una fuente del sector que participó de las reuniones con el Gobierno.

Según un informe de Gayá en base a datos del Indec, durante el segundo trimestre de 2021, las exportaciones argentinas de servicios basados en el conocimiento (SBC) sumaron US$1500 millones, lo que representó un aumento del 12,8% frente a igual trimestre de 2020. Sin embargo, la suba se explica por la baja base de comparación del año anterior, pues coincide con el período de cuarentena más estricta tanto en la Argentina como en el resto del mundo. En efecto, el valor exportado entre abril y junio de este año resulta 11% inferior al del segundo trimestre de 2019.

En tanto, en el acumulado de los últimos cuatro trimestres, las exportaciones argentinas de SBC alcanzaron US$5800 millones (7,9% menos que un año atrás) y se ubicaron 21,5% por debajo del máximo histórico. Las mayores caídas correspondieron a cargos por uso de propiedad intelectual (CUPI) y servicios empresariales, profesionales y técnicos (SEPT), con -11,9% y -11,2%, respectivamente, en tanto que las ventas externas de software y servicios de informática (SSI) se mantuvieron en US$1800 millones. Los SBC representaron 8,2% de las exportaciones argentinas de bienes y servicios, el menor nivel de los últimos cuatro años.

Durante 2020 la baja de las ventas externas argentinas de SBC fue casi el doble de las del resto del mundo. El país continúa perdiendo participación en las exportaciones globales del sector, habiendo pasado de 0,37% en 2010 a 0,24% en 2020.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.