Anuncios
U.S. markets open in 6 hours 50 minutes
  • F S&P 500

    5,093.50
    -10.50 (-0.21%)
     
  • F Dow Jones

    37,916.00
    -77.00 (-0.20%)
     
  • F Nasdaq

    17,846.00
    -30.25 (-0.17%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    1,987.10
    -3.90 (-0.20%)
     
  • Petróleo

    85.75
    +0.34 (+0.40%)
     
  • Oro

    2,396.90
    +13.90 (+0.58%)
     
  • Plata

    28.64
    -0.08 (-0.29%)
     
  • dólar/euro

    1.0613
    -0.0012 (-0.12%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6280
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    19.23
    +1.92 (+11.09%)
     
  • dólar/libra

    1.2423
    -0.0024 (-0.19%)
     
  • yen/dólar

    154.5540
    +0.3370 (+0.22%)
     
  • Bitcoin USD

    62,978.64
    -3,360.90 (-5.07%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,965.53
    -30.05 (-0.38%)
     
  • Nikkei 225

    38,471.20
    -761.60 (-1.94%)
     

Fernández viajó a Chaco, eludió la interna y volvió a apuntar al conflicto con la ciudad de Buenos Aires

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, y el presidente Alberto Fernández
El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, y el presidente Alberto Fernández

Buscando dejar atrás un nuevo capítulo de la interna en el que se sumió el oficialismo desde la semana pasada, Alberto Fernández viajó esta tarde a Chaco. En esa provincia se encontró con el gobernador Jorge Capitanich, quien en los últimos días aseguró: “El Gobierno no puede tener como candidatos al Presidente, a su jefe de Gabinete y al ministro de Economía” .

En tierras chaqueñas Fernández eludió las diferencias en el Frente de Todos y volvió a apuntar a la distribución de recursos en la Argentina, en medio del conflicto por la coparticipación con la Ciudad de Buenos Aires. “El país se dice federal pero no actúa como tal”, ya que “concentra mucha riqueza en el centro”, analizó el Presidente.

Lejos de alimentar la interna con frases para los propios, Fernández pareció apuntar al Gobierno porteño al sostener: “Yo no me quedo en paz viendo tanta opulencia en una ciudad y viendo tantas necesidades en miles de kilómetros cuadrados de Argentina. No me siento en paz con mi conciencia. Por eso cuando llegué al Gobierno dije ‘quiero gobernar con los 24 gobernadores para poner de pie a nuestra patria’” .

PUBLICIDAD

El Presidente accede a armar la mesa política nacional que le exige el kirchnerismo, pero la condiciona a que le permitan ser candidato

El mensaje tomó más fuerza aún estando allí Capitanich, representante de la Liga de los gobernadores, que por estas horas mira atenta lo que sucede con la Corte Suprema de Justicia en el marco del conflicto por la coparticipación con la ciudad de Buenos Aires, donde esperan que haya novedades en el corto plazo .

Capitanich agradeció a Fernández “por garantizar la alegría de nuestro pueblo y la dignidad de muchas familias”, en lo que más allá de la formalidad pareció un gesto de distensión, como empiezan a querer instalar desde las distintas terminales del FDT luego del pico de tensión la última semana.

En lo formal, la visita de Fernández fue para inaugurar un Centro de Desarrollo Infantil (CDI), recorrer las obras de un acueducto y entregar viviendas en la localidad de Fuerte Esperanza. A nivel político se trató de mucho más que eso. Fernández estuvo acompañado toda la jornada por los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Desarrollo Territorial y Hábitat, Santiago Maggiotti; y de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz. Se trata de funcionarios que en los últimos días tomaron roles centrales en medio de la interna del oficialismo .

Katopodis y Maggiotti se mostraron este martes por la noche en el asado en Merlo que reunió a intendentes bonaerenses junto a Máximo Kirchner, Sergio Massa y Wado de Pedro, en una imagen que dejó completamente afuera a Fernández y en la que el kirchnerismo duro mostró todo su poderío. A lo que se sumó que se dio en los días posteriores al cruce que protagonizó De Pedro con sus críticas al Presidente, lo que le fue respondido por Tolosa Paz y Aníbal Fernández.

El ministro Gabriel Katopodis, entre los asistentes a la cumbre partidaria de Merlo
El ministro Gabriel Katopodis, entre los asistentes a la cumbre partidaria de Merlo

Tanto Maggiotti como Katopodis fueron los representantes del mandatario en ese cónclave en el que Fernández no estaba incluido. Ambos ministros también lo defendieron en los medios esta mañana. “Ayer hubo un grado de madurez y convicción de que tiene que haber reglas de juego claras: ningún compañero habla mal de otro compañero; estamos gobernando y tenemos que ganar las elecciones, la sociedad no entiende, no distingue, no se la hagamos más difícil”, dijo Katopodis tras los días de fuerte voltaje interno y que incluyeron fuertes rumores de que Fernández terminaría corriendo a De Pedro de su Gabinete. Punto que era borrado de plano por el kirchnerismo: “No le da la nafta” , repetían en alusión al funcionario.

Por su parte, Tolosa Paz se convirtió la semana pasada en la espada mediática del Presidente al salir a interpelar públicamente a De Pedro por sus declaraciones en off the record sobre el mandatario.

Capitanich, a su vez, también sorprendió con sus declaraciones en los últimos días, cuando dijo: “Hoy estamos sin definición en términos de estrategia política”. Y alertó sobre la necesidad de “constituir una mesa (partidaria) que permita cerrar un acuerdo programático y luego definir el liderazgo, que debe surgir del mandato popular”.

Wado de Pedro y Victoria Tolosa Paz
Wado de Pedro y Victoria Tolosa Paz - Créditos: @archivo

Sobre la convocatoria a una mesa nacional del oficialismo se buscaba avanzar en las últimas horas, luego de que el kirchnerismo duro presionara para lograrlo y de que Fernández se resistiera sistemáticamente. Ahora el mandatario define el llamado a una mesa, sin que eso implique para sus adversarios internos su claudicación personal para buscar la reelección en las próximas elecciones.

Corrido por decisión propia de la carrera a las próximas elecciones presidenciales, Capitanich es un hombre de Cristina Kirchner y uno de los más férreos defensores de la posición de las provincias, en el marco de la cual incluso extremó los esfuerzos para que el Gobierno nacional avance contra la Corte Suprema tras el fallo que benefició a Ciudad de Buenos Aires.