Mercados cerrados

Firmas telecomunicaciones europeas piden reformar normas a licencias espectro móvil para alentar inversión

Por Julia Fioretti
Imagen de archivo. Bandera de Telenor ondea cerca de la sede de la compañía en Fornebu, Noruega, el 1 de junio de 2017. REUTERS/Ints Kalnins/File Photo

Por Julia Fioretti

BRUSELAS (Reuters) - Las mayores empresas de telecomunicaciones móviles de Europa pidieron el lunes a los gobiernos de la Unión Europea que pongan fin a su resistencia a conceder licencias de espectro móvil durante al menos 25 años para alentar la inversión y la innovación.

En una carta dirigida a los ministros europeos reunidos en Estonia, las empresas manifestaron su profunda preocupación por el debate sobre la reforma del espectro y dijeron que un fracaso en crear el marco adecuado afectaría a todos los sectores que dependen de Internet.

"El fracaso en el establecimiento de un marco de espectro que funcione bien y favorezca la inversión podría reprimir la innovación, el crecimiento y el desarrollo durante décadas", escribieron los presidentes ejecutivos de nueve grupos europeos de telecomunicaciones. La misiva tiene la firma de los CEO de Deutsche Telekom, KPN, Orange, Telecom Italia, Telefónica, Telekom Austria, Telenor, Telia Company y Vodafone.

La Comisión Europea ha tratado durante años de coordinar cómo los gobiernos asignan el espectro radioeléctrico a los operadores de telefonía móvil en un intento por crear un mercado único europeo de telecomunicaciones.

Sin embargo, unos 15 países de la UE se resisten a los planes de la Comisión de establecer un mínimo de 25 años de duración para las licencias, así como un mecanismo para revisar los proyectos de los reguladores nacionales sobre asignación de espectro.

La duración de las licencias varía por toda la Unión Europea, lo que dificulta que sus empresas de telecomunicaciones operen a mayor escala y compitan con las rivales estadounidenses.

En general, los Estados miembros han sido muy sensibles a cualquier supervisión del espectro móvil por parte de Bruselas, ya que la venta de licencias de espectro puede suponer miles de millones de euros para los gobiernos.

(Traducción de Jose Elías Rodríguez)