Anuncios
U.S. markets closed
  • F S&P 500

    5,331.75
    0.00 (0.00%)
     
  • F Dow Jones

    39,930.00
    -14.00 (-0.04%)
     
  • F Nasdaq

    18,748.00
    -15.00 (-0.08%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,110.50
    +0.60 (+0.03%)
     
  • Petróleo

    79.40
    -0.40 (-0.50%)
     
  • Oro

    2,423.80
    -14.70 (-0.60%)
     
  • Plata

    31.69
    -0.74 (-2.27%)
     
  • dólar/euro

    1.0857
    -0.0005 (-0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4370
    +0.0170 (+0.38%)
     
  • Volatilidad

    12.15
    +0.16 (+1.33%)
     
  • dólar/libra

    1.2704
    -0.0003 (-0.02%)
     
  • yen/dólar

    156.4880
    +0.2920 (+0.19%)
     
  • Bitcoin USD

    70,982.65
    +4,308.52 (+6.46%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,510.55
    +156.13 (+11.53%)
     
  • FTSE 100

    8,424.20
    +3.94 (+0.05%)
     
  • Nikkei 225

    39,114.83
    +45.15 (+0.12%)
     

Gigantes del automóvil libran guerra de precios de autos eléctricos en feria de Pekín

Un vehículo modelo Kaola de Arcfox se exhibe en la feria automolvilística de Pekín, el 25 de abril de 2024 (Pedro Pardo)
Un vehículo modelo Kaola de Arcfox se exhibe en la feria automolvilística de Pekín, el 25 de abril de 2024 (Pedro Pardo)

El salón del automóvil Auto China comienza el jueves en Pekín con los gigantes del sector inmersos en una feroz guerra de precios en el estratégico sector de los vehículos eléctricos.

El mercado chino de los coches eléctricos se disparó los últimos años, alcanzando 69% de las ventas mundiales en diciembre de 2023, según la firma Rystad Energy, y las firmas buscan ahora ofrecer a los clientes los mejores accesorios a los precios más bajos.

Los fabricantes chinos de autos eléctricos han entrado a mercados de Europa al Sudeste Asiático y Elon Musk, dueño de Tesla, los calificó en enero como "las empresas automovilísticas más competitivas del mundo".

PUBLICIDAD

En China hay 129 marcas de autos eléctricos, pero solo 20 han logrado tener una porción de al menos 1% del mercado local, según datos de Bloomberg.

Entre las firmas más observadas de la feria destaca el gigante BYD, que superó a Tesla en el último trimestre del año pasado como el mayor vendedor mundial de coches eléctricos.

Tesla recuperó el título en el primer trimestre de este año, pero BYD es el líder en el mercado chino.

La firma presentará en la feria de Pekín su primer pickup eléctrico, el BYD Shark.

También estarán gigantes automovilísticos tradicionales que luchan por hacerle frente a los rivales locales en los últimos años.

Volkswagen, que el último año perdió ante BYD el título de la marca más vendida en China, busca impedir una caída en su mercado más importante.

El gigante alemán anunció semanas atrás una inversión de 2.700 millones de dólares para expandir su centro de producción e innovación en la provincia oriental de Anhui.

También ha invertido miles de millones mundialmente para avanzar su producción de modelos eléctricos.

- Rápido crecimiento exterior -

Pero los consumidores chinos, especialmente los de alto nivel adquisitivo, esperan que sus coches eléctricos dispongan de funciones inteligentes, algo a lo que los fabricantes locales responden mejor, dicen los expertos.

Los fabricantes chinos "abordan sus coches como Apple lo hace con sus teléfonos, sus iPad o sus ordenadores. Realmente buscan mejorar la experiencia", afirma Daniel Kollar, encargado del mercado automóvil en la consultoría Intralink.

"Eso es lo que espera el consumidor chino", asegura.

Para alegría de estos consumidores, el fabricante de Shanghái Nio, especializado en vehículos eléctricos de alta gama, presentará en la feria sus ocho modelos para 2024.

Un actor nuevo en el mercado es Xiaomi, un gigante tecnológico que lanzó en marzo su primer modelo de auto eléctrico, que según su director ejecutivo, Lei Jun, pondrá su reputación a prueba.

Las señales iniciales son positivas: Lei aseguró la semana pasada que las ventas de su SU7 fueron tres a cinco veces superiores a lo esperado.

La feria también coincide con una creciente guerra de precios entre empresas, agravada por el declive en el gasto de los consumidores en China.

Li Auto, de Pekín, anunció el lunes un fuerte corte de precios de sus modelos, luego de que Tesla hiciera lo mismo con sus modelos.

En tanto, la expansión de la producción de coches eléctricos en China despertó preocupación en Occidente de que una sobreoferta de autos chinos baratos afectará a los competidores locales.

Pekín ha rechazado esas preocupaciones, y asegura que su éxito en el sector se debe a la innovación y sus cadenas de suministros, no a los subsidios.

Sin embargo, China ha subsidiado a sus fabricantes de autos eléctricos para fomentar su crecimiento, aunque las ayudas fueron suprimidas a fines de 2022.

La Unión Europea lanzó el año pasado una investigación de estos subsidios.

Aún así, BYD comenzó a instalar una fábrica de autos eléctricos en Hungría, y Chery firmó la semana pasada un acuerdo para producir coches, principalmente eléctricos, en España.

pfc/oho/je/dan/cwl/mas/dbh