U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,934.38
    -29.13 (-0.73%)
     
  • Dow Jones

    33,476.46
    -305.02 (-0.90%)
     
  • Nasdaq

    11,004.62
    -77.39 (-0.70%)
     
  • Russell 2000

    1,796.66
    -21.63 (-1.19%)
     
  • Petróleo

    71.59
    +0.13 (+0.18%)
     
  • Oro

    1,809.40
    +7.90 (+0.44%)
     
  • Plata

    23.68
    +0.43 (+1.87%)
     
  • dólar/euro

    1.0545
    -0.0014 (-0.14%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5670
    +0.0760 (+2.18%)
     
  • dólar/libra

    1.2250
    +0.0012 (+0.10%)
     
  • yen/dólar

    136.5700
    -0.0600 (-0.04%)
     
  • BTC-USD

    17,150.47
    -96.69 (-0.56%)
     
  • CMC Crypto 200

    402.11
    -4.14 (-1.02%)
     
  • FTSE 100

    7,476.63
    +4.46 (+0.06%)
     
  • Nikkei 225

    27,901.01
    +326.58 (+1.18%)
     

El Gobierno suma otro reclamo: le piden un “dólar lana”

Sergio Massa implementó el dólar soja. El sector ovino quiere un "dólar lana"
Sergio Massa implementó el dólar soja. El sector ovino quiere un "dólar lana"

El esquema del dólar soja a $200 abrió la posibilidad para que distintos sectores del agro vieran una ventana para poder exponer una necesidad de mejorar la producción. En el sector ovino, por ejemplo, que este miércoles se reunió con el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, para analizar en qué situación se encuentra la actividad y encontrar herramientas que mejoren las condiciones para producir y exportar, pidieron un dólar lana y una solución a la sobrepoblación de guanacos en la Patagonia.

Por tercer año consecutivo, el mejor bife del planeta es de la Argentina

En conversación con LA NACION, Marcelino Díaz, coordinador de la Comisión de Ovinos de la Sociedad Rural Argentina (SRA), indicó que un desdoblamiento cambiario es necesario para poder mejorar la dinámica productiva y asumir los altos costos que afronta esta economía regional.

“Los precios internacionales con respecto a septiembre del año pasado han bajado mucho, las lanas finas cayeron 10% y las gruesas 29%. Pero, aparte de eso tenemos el problema del dólar, que nos dan un dólar a $145 contra un dólar de $285 que nos salen los insumos. El alambre para los fardos subió un 30% en dólares de lo que se pagó el año pasado y toman el dólar a $280, no a $145″, comenzó a argumentar el productor, que también es director del distrito 14, de Santa Cruz y Tierra del Fuego.

En ese lado del país, explicó, los costos son extremadamente altos. Por ejemplo, una estancia chica por mes paga alrededor de 100.000 pesos de gas. En estancias grandes, donde hay gas natural, de abril a ahora subió un 110% este valor. Sumado a esto, deben asumir un 20% más el valor de los sueldos de los empleados, con sus respectivas cargas sociales y los valores en dólares de los insumos. “La que nos queda es jugar con el dólar, pero tenemos las manos atadas, porque no podemos facturar con un dólar de $285, sino que siempre facturamos a $140. No nos dan los números. Si no nos arreglan lo del dólar no podemos seguir. Acá en la Patagonia tenemos que pagarle un 20% adicional a la gente porque el Gobierno considera que en esta región la gente tiene que ganar más y no lo discuto”, amplió.

En el sector alertan por la pérdida de competitividad
En el sector alertan por la pérdida de competitividad - Créditos: @archivo

Ese 20% va enganchado de las cargas sociales, según explicó Díaz, por lo que “todo cuesta más” y una solución es que ese valor podría descontarse de todas las otras cargas que asumen. “¿Por qué no me dan las mismas posibilidades? Traer un camión completo [con insumos] de Buenos Aires acá me cuesta $1.300.000. Además, tenemos que traer productos de Bahía Blanca y otros lugares con fletes carísimos”, describió.

La lana sucia tiene un 5% de retenciones, cuando se exporta tiene un 2% de reintegro, por lo que queda en un 3%. “Al lavarla, te dejan un 3,5% y te queda 0,5% a favor y la peinada te dan un 8% de reintegro por haberla procesado en el país y te queda un 5% a favor. Por las retenciones no hay problema, el problema lo tenemos con el dólar. Como a la soja le pusieron un dólar a $200, a nosotros nos hubiesen hecho mismo. Las economías regionales están destruidas, aparte en el verano no tenemos otra opción de producción, no es que me puedo dedicar a otra cosa. No tenemos qué hacer”, enumeró.

Además, repitió que con las retenciones hoy no tienen el problema, sino con el dólar. “Los campos están produciendo un 50% menos por la cantidad de guanacos que hay; los costos son los mismos, pero no se puede meter más hacienda, eso no lo puedo quitar”, dijo.

Marcelino Díaz, coordinador de la Comisión de Ovinos de la SRA
Marcelino Díaz, coordinador de la Comisión de Ovinos de la SRA

A raíz de los incentivos que tiene pensado impulsar el Gobierno a las economías regionales, el sector ovino mantuvo una reunión previamente con el subsecretario de Ganadería, José María Romero, a quien le habrían transmitido la necesidad de un dólar lana. Sin embargo, poco tiempo después, contó, llegó la respuesta del ministro de Economía, Sergio Massa: “Nos dijeron que nos olvidemos de que haya un dólar”. En ese marco, este miércoles Bahillo se reunió con autoridades de Santa Cruz y Chubut “para trabajar en herramientas que fortalezcan” la actividad.

Hay que recordar que uno de los argumentos del Gobierno para fijar el esquema del dólar soja en septiembre pasado fue que se trataba de un producto con muy poco impacto en el mercado local. “La lana en la Argentina no se usa, es todo para exportar porque fundieron todas las industrias que había en el mercado interno. El suéter de lana se usa cada vez menos, andá a buscar una frazada de lana en el mercado interno, no hay. Hoy la lana la exportás porque no tiene consumo nacional, es muy poco, podrá ser de un 5% que no es relevante, no es que nosotros tenemos la opción del mercado interno. Las alfombras se dejaron de hacer y los suéteres lo mismo. ¡Estamos complicados!”, resumió.

Por último, indicó que la única opción es que “les den una mano” para poder sacar los guanacos de la región, que tiene alrededor de 3 millones de ejemplares, cuando tendría que haber 250.000. Esto, dijo, hace inviable a la producción y “margina a los pequeños ganaderos” que están en la meseta central, donde la producción bajó un 50% a causa de estos animales.