U.S. markets open in 1 hour 10 minutes
  • F S&P 500

    4,139.50
    +15.00 (+0.36%)
     
  • F Dow Jones

    32,835.00
    +98.00 (+0.30%)
     
  • F Nasdaq

    13,090.75
    +59.25 (+0.45%)
     
  • RTY=F

    1,919.30
    +4.70 (+0.25%)
     
  • Petróleo

    89.20
    -1.30 (-1.44%)
     
  • Oro

    1,808.80
    -3.50 (-0.19%)
     
  • Plata

    20.47
    -0.02 (-0.08%)
     
  • dólar/euro

    1.0255
    +0.0038 (+0.37%)
     
  • Bono a 10 años

    2.7970
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    22.14
    +0.85 (+3.99%)
     
  • dólar/libra

    1.2116
    +0.0040 (+0.33%)
     
  • yen/dólar

    134.8360
    -0.2800 (-0.21%)
     
  • BTC-USD

    23,181.04
    -83.68 (-0.36%)
     
  • CMC Crypto 200

    539.31
    -18.04 (-3.24%)
     
  • FTSE 100

    7,495.01
    +6.86 (+0.09%)
     
  • Nikkei 225

    27,819.33
    -180.63 (-0.65%)
     

Guzmán ya resolvió el dilema: ¿dará más impulso a la economía o evitará que salte el dólar?

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Martín Guzmán, por ahora, no lo dice en público, convencido de que el Gobierno es el único que, hoy por hoy, pugna por lograr una mejora de las expectativas. Por eso reniega del kirchnerismo, que a diario desgasta la gestión del Presidente. Pero el ministro supone que la actividad económica se resentirá en los próximos meses. La pregunta es cuánto y qué puede pasar con el dólar.

La inflación golpea sobre los ingresos de los argentinos pero hay una cuestión central, a la que el titular del Palacio de Hacienda concentra su atención: la evolución de las reservas del Banco Central.

Guzmán está convencido de que, sin dólares suficientes, no hay destino posible. Es más: ante sus colaboradores admite que "la economía crecerá a un nivel que sea compatible con la acumulación de reservas, de acá a fin de año". Esa definición, pasada en limpio, significa que priorizará la estabilidad cambiaria. Y que no le quedará otra alternativa que bloquear importaciones si la cantidad de dólares en el BCRA no crece lo necesario.

Argentina, entre la alta inflación y el temor por la estabilidad del dólar.
Argentina, entre la alta inflación y el temor por la estabilidad del dólar.

Argentina, entre la alta inflación y el temor a la inestabilidad del dólar.

Inquietud por las reservas: cuántos dólares hacen falta

La lupa está puesta en los meses que vienen: de acá a finales de junio, el Banco Central debería juntar unos u$s3.000 millones como mínimo. Pero en el equipo económico hablan de llegar a un monto mayor, sin dar detalles. Por ahora van algo más de u$s700 millones.

La cuenta sencilla es que el BCRA debería embolsar unos u$s100 millones diarios hasta fin del mes que viene.

Después de julio, se sabe, finaliza la temporada alta de liquidación de divisas, y si en estos próximos 70-90 días, el BCRA no se queda con gran parte de esos dólares, la incertidumbre se acrecentará. Es lo que busca evitar Guzmán y su equipo.

"Para vencer la inercia inflacionaria, lo primero de todo es que el Banco Central logre acumular reservas. Es un objetivo fundamental para calmar las expectativas", dijo Guzmán la semana pasada, como para que no queden dudas de su principal objetivo.

El Gobierno, obligado a sumar dólares a las reservas.
El Gobierno, obligado a sumar dólares a las reservas.

El Gobierno, obligado a sumar dólares a las reservas.

Un momento clave para frenar los precios

El propio Guzmán ya definió que la economía "no funciona en el vacío", y que es necesario dotar al proceso de certezas.

De por sí, el escenario que viene, en materia económica, está lleno de incertidumbres. Así lo demuestra la evolución de los mercados internacionales. La inflación golpea a los países y la dinámica nociva se potencia en la Argentina.

Por eso, el ministro le pidió a Alberto Fernández que haga esfuerzos para darle todo el respaldo posible. Fue lo que sucedió antes del fin de semana. "El que no está de acuerdo, se va", dejan trascender desde la Casa Rosada. Por ahora, el Presidente no dio ninguna orden, pero está claro el rumbo que quiere darle a la política económica. La duda es si lo dejarán.

El traspaso de la secretaría de Comercio Interior bajo el ala del ministro de Economía es otro intento por empoderar a Guzmán, en medio de la pelea por los precios.

La apuesta es parecida a la que ocurrió en octubre de 2020. En ese momento, con un dólar blue en $195 y con la amenaza de seguir rompiendo récords, Alberto Fernández le dio al ministro el máximo poder en su pelea interna con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce. Aquella movida le salió bien: Guzmán ajustó algunos tornillos -sobre todo en el mercado cambiario y la regulación del cepo- y, contra todos los pronósticos, evitó una devaluación.

¿Cuenta Guzmán con instrumentos, más o menos efectivos, para que la inflación desacelere? ¿Podría el ministro quebrar la lógica del mercado, cuando la expectativa es que la inflación alcance al 70% este año?

Guzmán obtuvo un renovado respaldo de Fernández para sostener el rumbo económico.
Guzmán obtuvo un renovado respaldo de Fernández para sostener el rumbo económico.

Guzmán obtuvo un renovado respaldo de Fernández para sostener el rumbo económico.

El dólar, ¿ancla o anclita?

Para el Gobierno, lo mejor que se puede hacer es cumplir con el acuerdo con el Fondo Monetario. No hay ningún cambio en esa visión, a pesar de las severas críticas desde el kirchnerismo.

Guzmán cree que no hay mejor estabilización que la acumulación de reservas en el Banco Central.

Supone que el dólar ya no sirve como ancla. Los hechos le dan la razón: la cotización del billete verde mayorista subió apenas 25% en los últimos 12 meses, contra una inflación que corrió al 58% interanual.

Contra esa realidad, no hay ninguna razón para que el tipo de cambio se siga atrasando. Aunque el lógico temor es que, si se mueve más de lo que lo está haciendo, sea utilizado como excusa para subir los precios.

Toda la apuesta pasa por lograr que el IPC vuelva al 4% lo antes posible. Ese, justamente, es el porcentaje de aumento mensual del dólar oficial.

El dólar como ancla de los precios, una táctica que no dio grandes resultados.
El dólar como ancla de los precios, una táctica que no dio grandes resultados.

El dólar como ancla de los precios, una táctica que no dio grandes resultados.

El "desmadre" de la inflación

Tal como reveló iProfesional, la inflación de los alimentos está desbocada. Alberto Fernández utilizó la calificación de "desmadre" cuando el último viernes habló de los precios de los textiles. Pero bien valdría aplicarla para hablar de la comida.

La consultora Eco Go, una de las referentes para conocer el pulso cotidiano de los precios, advirtió sobre una aceleración inflacionaria durante la última semana. Concretamente, la última medición dio una suba promedio del 2% en los precios de los alimentos, por encima del 1,2% de la primera semana de mayo.

Eco Go -dirigida por la economista Marina Dal Poggetto- apuntó que la inflación de la semana pasada fue la más alta desde la tercera semana de marzo. En ese momento había sido del 4%, y se trató de la vez que Roberto Feletti -secretario de Comercio- había advertido de movimientos especulativos de varias empresas formadoras de precios después de que Alberto Fernández anunciara una "guerra contra la inflación".

Para la consultora, la inflación de los alimentos se acercará al 5,5% este mes, tres décimas por encima del IPC, al que considera en torno al 5,2%. Por debajo del 6% del mes pasado, pero por arriba de las expectativas de Martín Guzmán.

Argentina, entre la alta inflación y el temor por la estabilidad del dólar.
Argentina, entre la alta inflación y el temor por la estabilidad del dólar.

La inflación sigue por encima de las previsiones de Guzmán.

¿Riesgo de una espiralización inflacionaria?

¿Hay riesgo de que esta dinámica se espiralice? Es interesante revisar la apreciación de Emmanuel Álvarez Agis sobre esta posibilidad.

"La solución intuitiva de aumentar los salarios, aumentar los planes sociales, las paritarias y el gasto puede terminar siendo contraproducente porque con esta velocidad de la inflación es como ir manejando a 180 kilómetros por hora. Si hacés una mala maniobra, la economía puede descarrilar", dijo el ex viceministro de Economía durante el segundo mandato de CFK.

¿Elegirá este camino el Gobierno, con tal de evitar una lógica desaceleración de la actividad por la alta inflación, tal como sucede en varias de las economías del mundo? La advertencia quedó expresada en uno de los referentes de la heterodoxia vernácula.

Todos los riesgos están sobre la mesa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.