Anuncios
U.S. markets open in 4 hours 36 minutes
  • F S&P 500

    5,098.25
    -5.75 (-0.11%)
     
  • F Dow Jones

    37,939.00
    -54.00 (-0.14%)
     
  • F Nasdaq

    17,861.00
    -15.25 (-0.09%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    1,982.90
    -8.10 (-0.41%)
     
  • Petróleo

    85.36
    -0.05 (-0.06%)
     
  • Oro

    2,387.20
    +4.20 (+0.18%)
     
  • Plata

    28.44
    -0.27 (-0.95%)
     
  • dólar/euro

    1.0619
    -0.0007 (-0.06%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6280
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    19.18
    -0.05 (-0.26%)
     
  • dólar/libra

    1.2439
    -0.0008 (-0.06%)
     
  • yen/dólar

    154.4810
    +0.2640 (+0.17%)
     
  • Bitcoin USD

    63,348.39
    -2,976.84 (-4.49%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,841.26
    -124.27 (-1.56%)
     
  • Nikkei 225

    38,471.20
    -761.60 (-1.94%)
     

Hernán Lacunza le respondió a Gabriel Rubinstein sobre la deuda en pesos y dijo que la oposición no quiere que le economía estalle “ni ahora ni nunca”

Gabriel Rubinstein y Hernán Lacunza
Gabriel Rubinstein y Hernán Lacunza - Créditos: @Archivo

Pese a que el último comunicado de Juntos por el Cambio hablaba de una “bomba de tiempo” que dejaría el gobierno de Alberto Fernández para el próximo período, el exministro de Hacienda Hernán Lacunza prefirió referirse esta mañana a un “globo” que el gobierno infla con deuda pública y que se va a tornar “inmanejable”. Después de que Gabriel Rubinstein, viceministro de Sergio Massa, lo cuestionara por redes sociales, el alfil económico de Horacio Rodríguez Larreta le respondió este miércoles y dijo que el principal espacio de la oposición no quiere que la economía estalle “ni ahora ni nunca”, mientras que aseguró que es un “disparate grave” lo que plantean desde el Palacio de Hacienda.

Convencido que desde el Gobierno hacen “simplificaciones de barricada o de propaganda”, el exministro de Mauricio Macri consideró que la Argentina está en una “trayectoria no sostenible” con el manejo de las cuentas públicas. “Durante dos años y medio este gobierno estuvo diciendo que la emisión no generaba inflación, así que no importaba, y que la deuda en pesos no importaba porque era en pesos. A mediados del año pasado nos levantamos y la inflación estaba en 100. Nadie quería renovar la deuda en pesos, le costó la cabeza a dos ministros y, si nos vamos más remoto en el tiempo, hace 30 y pico años, una deuda en pesos que no se pudo pagar derivó en la hiperinflación”, analizó en Radio Mitre.

PUBLICIDAD

Entre ayer y hoy, Rubinstein emitió una catarata de tuits en los que nombró puntualmente a Lacunza y a otros economistas de Juntos por el Cambio, y les pidió que admitieran que “de ninguna manera” piensan reperfilar. También aseguró que la deuda en pesos es “absolutamente manejable”.

Esta mañana, pese a que lo tildó como un “excelente profesional y buena persona”, Lacunza entendió que el viceministro de Economía aporta “números parciales” y dijo que la deuda de esta administración creció como la de ninguna otra. Seguro de que es “un disparate grave” que sea manejable el monto de ese endeudamiento, insistió: “¿Cómo se paga? ¿Emitiendo? Así fuimos a la hiperinflación”.

En ese sentido, comentó que no le gusta “el lenguaje bélico” -en relación con la “bomba” a la que hicieron referencia en el comunicado de la mesa nacional de Juntos por el Cambio-, pero propuso otra teoría. “A mí el lenguaje bélico de bomba no me gusta mucho, a mí me gusta usar el globo, que es más gráfico”, deslizó y así dijo que el Gobierno llena ese globo con distintos mecanismos como “patear gastos y deuda”, y anticipar ingresos. “Esas prácticas pueden ser muy peligrosas en el futuro. Las consecuencias de las incoherencias las pagamos los argentinos, sobre todo los pobres, que se pueden defender menos”, indicó Lacunza.

Bajo esa postura, siguió: “En la oposición no queremos que esto estalle ni ahora, ni el año que viene, ni nunca. No le conviene a nadie, ni al Gobierno, ni a la oposición, pero, sobre todo, a la población. La obligación es que para que no estalle el globo, hay que dejar de inflarlo, porque si lo dejamos inflando en algún momento va a estallar”.

Después, planteó que el Gobierno “patea para adelante” el tema de la deuda e incuba un problema “para llegar” a las elecciones presidenciales de este año. “Si seguimos inflando este globo, un día va a ser inmanejable”, remarcó.

Entonces, dijo que el endeudamiento será o no pagable de acuerdo a las decisiones que tome la gestión de Fernández. “El Gobierno vivió tres años echándole la culpa al anterior y el último año le echa la culpa al próximo”, se quejó y comparó: “Si tenés que alquilar una propiedad y te dicen ‘pagame las expensas del año anterior’ y debe dos meses, bueno. Si debe 10 meses, no puedo. Depende lo que dejen. Hoy por la deuda en pesos vencen como 10 puntos del PBI por año con los privados. Hay niveles de deuda que son pagables y otros, que no”.

Además, respondió a las críticas que emanan sobre todo del kirchnerismo en cuanto a que la administración macrista “fugó” los millones de dólares que ingresaron por el préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI). “Es falso, es muy seductora la historia del pirata, de que había un pirata escondido atrás del mostrador, entonces venía el Fondo con el tesoro y con un parche en el ojo, [el pirata] lo asaltaba y se lo llevaba. Eso no pasa. Hay controles. Así que todo eso es falso. Es una historia de ficción que, como la repiten tanto, tiene algún atractivo político, pero ningún valor serio”, indicó.

Contra Fernández

Apuntó incluso a Fernández, quien ayer en Twitter refirió que los opositores “se llevaron” el dinero del FMI y “dejaron sufriendo a la Argentina”, al mismo tiempo que hoy “levantan el dedo” y le quieren enseñar al oficialismo -según planteó- lo que debe hacer. “Hay al menos dos problemas. Uno, tratar de distraer. Es un profesional de la palabra. Está cometiendo una falacia. Para él no importa el argumento, sino quién lo dice. Segundo, si quiere hablar del pasado, el crédito del FMI fue para hacer un ajuste y se uso íntegramente para pagar otro tipo de deuda. No aumentó la deuda total. Y además está todo auditado”, le dijo al Presidente.

Asimismo, le pidió a la administración del Frente de Todos que lidere una política donde los distintos espacios converjan hacia el equilibrio fiscal. “Me encantaría eso. El gobierno de turno tiene toda la botonera y no lo ha hecho. Más bien está pateando los problemas e incubando a futuro”, consideró.