U.S. Markets open in 35 mins
  • F S&P 500

    4,388.25
    +16.25 (+0.37%)
     
  • F Dow Jones

    34,387.00
    +50.00 (+0.15%)
     
  • F Nasdaq

    14,959.50
    +96.75 (+0.65%)
     
  • Russell 2000 Futures

    1,804.60
    +6.70 (+0.37%)
     
  • Petróleo

    90.44
    +0.81 (+0.90%)
     
  • Oro

    1,945.00
    +5.40 (+0.28%)
     
  • Plata

    23.89
    +0.20 (+0.86%)
     
  • dólar/euro

    1.0661
    -0.0001 (-0.0107%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4720
    -0.0080 (-0.18%)
     
  • Volatilidad

    16.83
    -0.71 (-4.05%)
     
  • dólar/libra

    1.2252
    -0.0042 (-0.3406%)
     
  • yen/dólar

    148.2760
    +0.7130 (+0.4832%)
     
  • BTC-USD

    26,603.48
    -32.55 (-0.12%)
     
  • CMC Crypto 200

    567.55
    -8.71 (-1.51%)
     
  • FTSE 100

    7,729.18
    +50.56 (+0.66%)
     
  • Nikkei 225

    32,402.41
    -168.62 (-0.52%)
     

Impactos ambientales y sociales tangibles a través de una medición transparente

En los últimos años, los objetivos de negocio de las empresas en diversos sectores han cambiado significativamente, ya que ahora no sólo buscan generar mayores ingresos o posicionarse en el mercado, sino que han agregado a sus estrategias objetivos encaminados hacia un mejor futuro. En la actualidad han tomado la misma relevancia y seriedad los impactos ambientales, sociales y de gobernanza, que los de negocio. Si bien desde hace décadas la responsabilidad social empresarial juega un papel importante en el mundo corporativo, hoy se queda corto y puede ser un concepto ambiguo.

De acuerdo con datos revelados por KPMG 64% del G250 (grupo de las 250 empresas más grandes del mercado a nivel mundial según el listado Fortune 500) reporta sus impactos ambientales de manera sistemática, seguidas de las cuestiones sociales (49%) y de gobernanza (44%).

Una realidad es que estos tres conceptos se relacionan entre sí, por lo que son igualmente importantes al momento de generar impactos positivos en el entorno.

El potencial que aportan los ESG

Y es que los ESG (por sus siglas en inglés que se refieren a los estándares ambientales, sociales y de gobierno corporativo) abonan a un mejor manejo de los riesgos climáticos a los que hoy nos enfrentamos, mientras traen consigo un mayor valor a largo plazo.

Además ayudan a solventar y transparentar la relación de las empresas con sus stakeholders como inversionistas, colaboradores y consumidores. Una gran verdad es que actualmente, estos públicos buscan que tanto instituciones como compañías se rijan bajo un propósito, que sus acciones causen una diferencia en sus vidas y en la de otros.

Específicamente en el campo de la asistencia alimentaria, nuestro programa de inversión social ha colaborado desde 2021 con varios bancos de alimentos ubicados en República Dominicana, Honduras, Ecuador y Colombia.

En México, este esfuerzo también se ha replicado en ciudades como Veracruz, Culiacán, Mérida y Tepatitlán, en las que más de 1.7 millones de personas se han beneficiado a través de la donación de 116 toneladas de alimentos distribuidos en diferentes paquetes con 15 kilogramos de insumos básicos.

Soluciones innovadoras y sostenibles para mejores impactos ambientales

Asimismo, las prácticas sustentables y el enfoque en responsabilidad ambiental son parte integral para el cambio en el desarrollo de soluciones innovadoras y sostenibles en agricultura, alimentos, nutrición y energía, mientras buscamos formas de mejorar continuamente esfuerzos tanto en la protección del medio ambiente como en la mejora de la sostenibilidad ambiental y social.

No obstante, este tipo de acciones deben ir ligadas a una estrategia, es decir, se debe establecer un criterio para poder evaluar hacia dónde serán destinados los recursos, ya que, sin un foco claro, será más complejo medir el impacto real, tangible, que se quiera obtener.

Este ejercicio se vuelve cada vez más relevante debido a que a su vez, contribuye a determinar la eficacia y eficiencia de los proyectos sociales, así como también, ayuda a la coordinación de varias iniciativas.

Ante este contexto, las empresas tienen en sus manos la oportunidad de generar verdaderos cambios tanto en la sociedad como en el medio ambiente, y la responsabilidad de hacerlos tangibles a través de acciones transparentes y medibles.

* Jennifer Ballinger, directora de la Fundación ADM Cares y líder de ciudadanía corporativa.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA ESCUCHA: