U.S. markets open in 28 minutes
  • F S&P 500

    4,335.00
    -68.75 (-1.56%)
     
  • F Dow Jones

    33,961.00
    -292.00 (-0.85%)
     
  • F Nasdaq

    14,205.25
    -295.75 (-2.04%)
     
  • RTY=F

    1,999.30
    -32.40 (-1.59%)
     
  • Petróleo

    83.68
    +0.37 (+0.44%)
     
  • Oro

    1,841.60
    -0.10 (-0.01%)
     
  • Plata

    23.74
    -0.06 (-0.27%)
     
  • dólar/euro

    1.1277
    -0.0054 (-0.47%)
     
  • Bono a 10 años

    1.7510
    +0.0160 (+0.92%)
     
  • Volatilidad

    33.08
    +4.23 (+14.66%)
     
  • dólar/libra

    1.3467
    -0.0023 (-0.17%)
     
  • yen/dólar

    113.9180
    -0.0420 (-0.04%)
     
  • BTC-USD

    36,502.07
    +3,091.54 (+9.25%)
     
  • CMC Crypto 200

    830.14
    +19.53 (+2.41%)
     
  • FTSE 100

    7,361.21
    +64.06 (+0.88%)
     
  • Nikkei 225

    27,131.34
    -457.03 (-1.66%)
     

Jack Dorsey: el multimillonario hipster apasionado por la meditación, el bitcoin y las duchas matinales con agua helada

·3  min de lectura
Jack Dorsey y su tupida barba durante su presentación ante la Comisión de Comercio del Senado en el Capitolio en Washington el 28 de octubre de 2020
Jack Dorsey y su tupida barba durante su presentación ante la Comisión de Comercio del Senado en el Capitolio en Washington el 28 de octubre de 2020

Jack Dorsey es uno de los miembros fundadores de Twitter junto a Biz Stone, Evan Williams y Noah Glass en 2006, cuando tan solo era un servicio complementario a Odeo, una plataforma de podcast que no lograba despegar en el mercado. Dorsey fue el pionero y cara visible de un proyecto incipiente al publicar los primeros tuits en la plataforma.

Fue uno de los promotores de una idea que buscaba reconvertir a la plataforma con una manera simple de enviar actualizaciones de estado utilizando los mensajes de texto. Así fue como Dorsey y el tercer fundador de Twitter, Biz Stone, crearon un prototipo en dos semanas.

Al poco tiempo, en 2008 se retiró de sus funciones en Twitter y fundó Square, un servicio de pagos digitales que lo convirtió en un exitoso empresario multimillonario. Tras el ascenso meteórico de la red social, que tuvo a Williams y Costolo como los directores a cargo de la compañía, Dorsey regresó a Twitter en 2015 para asumir como CEO, una gestión que se extendió hasta noviembre de 2021.

Desde entonces, Dorsey atravesó estos años de la compañía entre su pasión por bitcoin y las criptomonedas y su doble rol de CEO entre Twitter y Square. Su perfil también estuvo caracterizado por los llamativos hábitos que cultivan los ejecutivos de Silicon Valley, con rutinas como madrugar a las 5 de la mañana y tomar un baño que alterna tres minutos de agua helada y quince minutos de sauna a 104 grados centígrados, según una entrevista que brindó al programa de podcast Ben Greenfield Fitness.

La meditación es uno de los hábitos que Dorsey practica desde hace 20 años. “Durante 10 días, sin aparatos electrónicos, sin leer, escribir, sin ejercicio físico, sin música, sin bebidas alcohólicas, sin carne, sin conversaciones, o incluso sin contacto personal con otras personas. Es gratis: todo te lo proveen meditadores de una organización benéfica”, dijo el cofundador de Twitter sobre su experiencia en Myanmar en 2018, un viaje polémico por la situación de los derechos humanos en el país asiático.

En el último tiempo, Dorsey lució una llamativa barba hipster durante su exposición ante la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos durante la interpelación a los líderes de Facebook, Twitter y Google en marzo de 2021, tras los disturbios en el Capitolio. En esa ocasión, el ahora ex CEO de la red social fue uno de los pocos ejecutivos que la responsabilidad que tienen las compañías tecnológicas en la difusión de discursos de odio y las campañas de desinformación.

Sí, somos responsables, tenemos que tomar consideraciones más amplias, no es solo una cuestión de las plataformas tecnológicas que usamos”, sostuvo Dorsey. Este es, de hecho, uno de los rasgos distintivos de su gestión al frente de Twitter, que fue la herramienta clave para la campaña electoral que llevó a Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos entre 2017 y 2021. Tras los incidentes en el Capitolio, Twitter bloqueó la cuenta de Donald Trump.

Su futuro como empresario lo tendrá lejos de Twitter, donde tampoco tendrá presencia en el directorio. Un destino que probablemente estuvo marcado por las decisiones del inversor Paul Singer, que compró una porción grande de acciones de Twitter en marzo de 2020 para reemplazar a Jack Dorsey mediante su fondo buitre Elliott, una firma conocida en la Argentina por el embargo a la fragata Libertad en 2012.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.