Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,447.87
    -16.75 (-0.31%)
     
  • Dow Jones

    39,411.21
    +260.88 (+0.67%)
     
  • Nasdaq

    17,496.82
    -192.54 (-1.09%)
     
  • Russell 2000

    2,030.81
    +8.78 (+0.43%)
     
  • Petróleo

    81.75
    +1.02 (+1.26%)
     
  • Oro

    2,347.20
    +16.00 (+0.69%)
     
  • Plata

    29.60
    -0.01 (-0.03%)
     
  • dólar/euro

    1.0738
    +0.0040 (+0.38%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2480
    -0.0090 (-0.21%)
     
  • dólar/libra

    1.2687
    +0.0042 (+0.33%)
     
  • yen/dólar

    159.5990
    -0.1680 (-0.11%)
     
  • Bitcoin USD

    59,555.82
    -4,085.23 (-6.42%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,231.93
    -77.79 (-5.94%)
     
  • FTSE 100

    8,281.55
    +43.83 (+0.53%)
     
  • Nikkei 225

    38,804.65
    +208.18 (+0.54%)
     

Los jefes de las finanzas mundiales se enfrentarán a preguntas difíciles sobre China en la cumbre de Hong Kong

FOTO DE ARCHIVO: Una pantalla muestra el índice bursátil Hang Seng en el exterior de Exchange Square, en Hong Kong

HONG KONG, 3 nov (Reuters) - Directivos de bancos de inversión y gestores de activos de todo el mundo se reúnen en Hong Kong la próxima semana en un contexto de tensiones geopolíticas y ralentización económica en China, con el objetivo de redefinir su posición en la segunda mayor economía del mundo y su centro financiero extraterritorial.

La Cumbre de Inversión de Líderes Financieros Mundiales, un evento emblemático organizado por la Autoridad Monetaria de Hong Kong, comienza el lunes con participantes como David Solomon, consejero delegado de Goldman Sachs, James Gorman, Jefe de Morgan Stanley, Jane Fraser, de Citigroup, así como Noel Quinn, de HSBC y Bill Winters, de Standard Chartered.

Directivos de Blackstone Group, Carlyle Group, Citadel y otros también intervendrán en el evento, que se centra en el tema principal de "convivir con la complejidad".

Los ejecutivos acuden a Hong Kong en un momento en que la ciudad ha perdido cientos de puestos de trabajo en el sector bancario y de gestión de activos debido a la ralentización de las operaciones en China y al endurecimiento de la regulación del mercado desde la cumbre inaugural el año pasado. Aquella reunión se anunció como el regreso de Hong Kong como centro financiero mundial tras las perturbaciones de la pandemia del COVID-19.

PUBLICIDAD

"La principal pregunta en la mente de todos cuando vienen a Hong Kong es cómo está funcionando la economía china y cuáles serían los vaivenes procedentes de allí", afirmó Diana Parusheva-Lowery, responsable de política pública y finanzas sostenibles de la Asociación de la Industria de Valores y Mercados Financieros de Asia en Hong Kong.

Este año, la Bolsa de Hong Kong sólo ocupa el undécimo lugar en cuanto a ofertas públicas iniciales, con apenas 2.700 millones de dólares recaudados hasta el tercer trimestre, un importe mínimo teniendo en cuenta su posición de liderazgo en la mayor parte de la última década. Los activos gestionados en el territorio cayeron un 14% en 2022, según datos oficiales.

Los volúmenes de negociación también se han desplomado, a medida que los inversores extranjeros reducen su exposición a una China que consideran cada vez más aislada por sus políticas opacas, un sector inmobiliario en dificultades y medidas enérgicas contra la empresa privada.

"La ralentización estructural de la economía china, el riesgo omnipresente de que las relaciones entre EE.UU. y China vuelvan a deteriorarse en el futuro, las dudas sobre si el dinero privado de China continental prefiere ahora Singapur, nada de esto ha cambiado realmente", afirma Chris Beddor, director adjunto de investigación sobre China de Gavekal Dragonomics, con sede en Hong Kong.

"Y los altos cargos del sector financiero son muy conscientes de estas cuestiones, aunque no las discutan públicamente", añadió Beddor.

CADENA DE DESPIDOS

El mercado laboral financiero de Hong Kong, que experimentó un éxodo de empleados extranjeros durante el COVID, tiene pocas probabilidades de recuperarse a corto plazo en medio de un entorno operativo difícil, según afirman empresas de contratación y conocedores del sector.

Goldman Sachs, Morgan Stanley y J.P. Morgan han recortado docenas de banqueros con sede en Hong Kong y China continental este año, y entre los despedidos se encuentran los principales responsables de las operaciones en China.

La sorprendente fusión entre los rivales bancarios suizos UBS y Credit Suisse se tradujo en agosto en una brutal reducción del 80% de la plantilla de banca de inversión de Credit Suisse en Hong Kong.

El mayor fondo de pensiones de Canadá, CPP Investment, también recortó varios miembros de su plantilla en Hong Kong (link).

John Mullally, director gerente de Hong Kong de la empresa de selección de personal Robert Walters, afirmó que la contratación en banca privada sigue siendo activa, favorecida por la riqueza que sale de China hacia Hong Kong tras la reapertura de la frontera.

Hong Kong tiene que ser consciente de la competencia de su centro financiero rival, Singapur, pero Mullally espera que Hong Kong "recupere parte del terreno perdido" a pesar de la depresión de la negociación y el comercio.