U.S. markets open in 8 hours 50 minutes
  • F S&P 500

    4,066.00
    -9.50 (-0.23%)
     
  • F Dow Jones

    34,017.00
    -6.00 (-0.02%)
     
  • F Nasdaq

    12,042.25
    -64.50 (-0.53%)
     
  • RTY=F

    1,906.60
    -3.90 (-0.20%)
     
  • Petróleo

    81.36
    +0.35 (+0.43%)
     
  • Oro

    1,923.90
    -6.10 (-0.32%)
     
  • Plata

    23.94
    -0.08 (-0.33%)
     
  • dólar/euro

    1.0874
    -0.0018 (-0.16%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4930
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    18.73
    -0.35 (-1.83%)
     
  • dólar/libra

    1.2380
    -0.0027 (-0.22%)
     
  • yen/dólar

    129.9820
    -0.1710 (-0.13%)
     
  • BTC-USD

    22,858.07
    -312.62 (-1.35%)
     
  • CMC Crypto 200

    517.68
    -9.51 (-1.80%)
     
  • FTSE 100

    7,761.11
    +16.24 (+0.21%)
     
  • Nikkei 225

    27,383.76
    +21.01 (+0.08%)
     

JPMorgan pronosticó que la inflación en la Argentina subirá más del 100% en 2023

Diego Pereira, economista jefe de JPMorgan para el Cono Sur, pronosticó una inflación del 112% para 2023. Así lo afirmó en diálogo con Bloomberg Línea en donde destacó los puntos positivos de la gestión de Sergio Massa en el ministerio de Economía pero también aclaró que es necesario un "plan de estabilización" por la fuerte inercia inflacionaria que vive el país.

"En nuestro escenario base la inflación cerraría este año rozando el 100%, y llegaría a 112% el año próximo", afirmó en diálogo con el medio. En ese marco, también aseveró que la recesión para 2023 será inevitable también producto de la suba de tasas del Banco Central que busca contener la brecha cambiaria y al mismo tiempo, intentar incentivar el ahorro en pesos a costa de la caída del crecimiento.

"En cuanto a la actividad, esperamos +4.1% para este año, pero el año que viene vemos más probable una contracción del PBI, del -0.6%", concluyó.

¿Inflación récord del año?

La posibilidad de que el índice de septiembre rompa el récord del año es una posibilidad abierta, admiten en el propio gabinete económico. Lo más alto se había visto en julio último, cuando el IPC trepó al 7,4%. En ese momento se quebró el pronóstico de Martín Guzmán, quien había dicho que lo peor se había visto en marzo, con el 6,7%.

La diferencia, ahora, es que el rubro alimenticio lidera los aumentos. Aun cuando el precio de la carne -uno de los que más "pesa" en el índice- se mantiene estable desde hace varios meses.

La novedad en esta acelerada dinámica inflacionaria es que ahora están incluidos los productos esenciales. Esa canasta -que venía con aumentos moderados, muchos de ellos merced a acuerdos como el programa de "Precios Cuidados"- ahora muestra incrementos por encima del resto.

El
El

El "efecto Massa" no bastó para calmar los precios, que siguen acelerando.

Lo llamativo es que este proceso ocurre cuando ya dejaron de encarecerse las materias primas a nivel mundial. De hecho, en Brasil se vio una fuerte desaceleración de los precios en los últimos meses.

Lo que está claro es que la Argentina ingresó en una nueva fase inflacionaria. Con tasas ya por encima del 6% mensual, y que en los últimos tres meses quedó arriba del 7%.

Está más que claro que esta situación es inviable. ¿Cuánto debería devaluar el Banco Central -a través del crawling peg- para que el atraso cambiario no empeore? ¿Cómo retroalimentará esa dinámica a la propia inercia inflacionaria? ¿Cómo hará el Gobierno para conseguir dólares, siendo que el propio Massa ya admitió que no hay chances de beneficiar a otros sectores tal como se hizo con los sojeros?

Son todas cuestiones que le ponen una mayor dosis de incertidumbre al escenario actual.

Octubre empezó con aumentos de precios explosivos

Las grandes cadenas de supermercados y también los mayoristas recibieron una verdadera ola de aumentos para el inicio de octubre. No hay rubro que quede al margen de los ajustes. Las magnitudes son mayores a la de los últimos meses, lo que confirma el proceso de aceleración inflacionaria en el sector de los alimentos.

Los aumentos son generalizados. Un relevamiento de iProfesional entre cadenas de supermercados y mayoristas, que reciben directo de los fabricantes, acusó ajustes de entre 5% y 16% en alimentos. Y hasta 20% en el caso de las bebidas no alcohólicas. Los vinos tienen subas promedio del 10%.