U.S. Markets close in 3 hrs 18 mins

JUST Water: el sueño de Jaden Smith que se convirtió en un emporio ecológico valorado en 100 millones de dólares

Lo de Jaden Smith no tiene nombre. El hijo del célebre actor Will Smith, intérprete él mismo de películas y números de rap, sigue demostrando lo que ya sabíamos desde que lo veíamos desenvolverse, siendo apenas un niño.

El actor Jaden Smith en los premios MTV Video Music Awards, en New York, en 2016. Foto: Eduardo Munoz/REUTERS

JUST Water, la marca de agua mineral concebida por este joven de 21 años con la ayuda de sus padres, ha obtenido la valoración comercial de 100 millones de dólares.

“Sabía que iba a ser muy difícil crear un nuevo refresco —explicó el artista para el portal Fast Company—. Y sabía que la receta del agua en todo el mundo es más o menos la misma y que sería mucho más fácil crear una nueva compañía de agua embotellada que una de refrescos”.

Espantado por la contaminación de los mares y el exceso de botellas plásticas en los litorales de todo el planeta, Smith decidió crear una empresa que intentara reemplazar todas esas botellas de plástico de un solo uso por algo más sostenible.

“Esto es lo que quería hacer desde que tenía como 12 años”, comentó.

Así que, con la ayuda de sus padres, Will Smith y Jada Pinkett Smith, el adolescente fundó en 2015 JUST Water, una compañía que vende agua de origen responsable extraída de una fuente en el norte del estado de Nueva York y que se envasa en una botella compuesta en un 82% por recursos renovables.

Apenas en Estados Unidos, esta agua ya aparece en 15,000 puntos de venta, destacando entre las tantas que ofrecen marcas de mercados como Target, Publix y CVS.

Lo más importante de cara a cumplir el sueño de eliminar un día todos los envases fabricados con plásticos es que la única botella utilizada por la empresa de Smith tiene una base de papel y caña de azúcar.

De acuerdo con Ira Laufer, CEO de la compañía, el éxito de la compañía se debe al papel y empuje ejercido por Will Smith en apoyo al proyecto comercial de su hijo; pero también al estudio del mercado que Jaden mismo llevó a cabo, enfocándose en un público joven que consume, pero que tiene conciencia de los peligros del calentamiento global y el cambio climático para el planeta.

Por último, la compañía ha echado a andar “una estrategia de crecimiento agresiva”, que ha logrado que en tan solo cuatro años JUST Water se venda en 10 países del mundo, además de tener fábricas e instalaciones para el embotellamiento en Reino Unido, Estados Unidos y Australia.

De hecho, en el lejano país austral, JUST Water ha conseguido firmar un contrato de exclusividad con el fabricante y comercializador IKEA para proveer sus establecimientos por los próximos dos años.

¿Qué les queda por hacer a los Smith? El proceso de expansión de esta agua sana envasada en una botella biodegradable ha puesto ahora la mirada en países tan poderosos desde el punto de vista del consumo como los Emiratos Árabes Unidos y Japón, donde piensan aparecer nada menos que en 21,000 tiendas.

“Duplicamos nuestro negocio el año pasado y lo triplicamos este año —insiste Laufer—, y estamos en camino de casi triplicarlo para el próximo año”.

Dos años después de su fundación, JUST Water se convirtió en una Corporación B certificada, gracias a haber mantenido rigurosos estándares de desempeño social y ambiental, responsabilidad y transparencia.

Entre sus acciones se encuentra haber enviado un sistema de filtración de agua a la ciudad de Flint, en Michigan, para purificar hasta 10 galones de agua a la vez para las familias, al tiempo que Smith ha ideado un camión de comida vegana gratis para las personas sin hogar.

Los Smiths también se unieron con Allbirds para crear una línea sostenible de zapatillas de deporte cuyos ingresos serán destinados en su totalidad al Fondo Amazon Forest, creado por Leonardo DiCaprio.

“Hemos podido continuar fabricando nuestros envases con cada vez más materiales a medida que la vida útil de la empresa continúa —asegura Smith, quien llevará su proyecto JUST a la próxima conferencia tecnológica Web Summit—. Es como ocurre con la actualización del iPhone, tratamos de actualizar [el envase] casi todos los años”.