U.S. Markets closed

La aerolínea holandesa KLM plantea a sus clientes que no vuelen tan a menudo

Es curioso ver que desde un negocio se recomiende un menor uso de sus prestaciones hacia sus propios usuarios, y quizás sería comprensible si la aerolínea hubiese tenido un resonado percance y quisiese lavarse la cara; pero no, todo forma parte de una campaña de vida sostenible llevada a cabo por el CEO de la compañía.

A pesar de que pueda sonar contraproducente, especialmente en factores económicos, KLM prioriza otros valores y otras iniciativas como esta campaña en la que escriben un comunicado para sus clientes y donde les pide que “tomen decisiones responsables en cuanto a volar en avión”.

En ella, la aerolínea propone unir los esfuerzos de usuarios y trabajadores “para luchar juntos por un futuro sostenible” y para “que todas las partes se impliquen y se planteen los planes de volar”. La iniciativa de la empresa holandesa cuenta con su propia página web donde se hace referencia al uso eficiente y sostenible del carburante.

Dentro de la campaña, se dirigen al consumidor con preguntas clara que le puedan ayudar a decidir cuándo subirse a un avión y cuándo no, preguntándole si siempre es necesario reunirse cara a cara, si es inviable coger un tren, o si es imprescindible subirse a un avión, reconociendo que “todos tenemos que volar en algún momento”.

Un Boeing 747 de KLM aterriza cerca de Maho Beach. (Créditos: Getty Images).

Además, siendo fieles a su filosofía, KLM es una de las aerolíneas más eficientes y respetuosas en cuanto al uso de carburante, y esto es reconocido en el International Council on Clean Transportation. A pesar de sus esfuerzos, la lucha contra la contaminación sigue siendo una tarea pendiente, porque el 2,5% de las emisiones globales de CO2 a nivel mundial se originan por el transporte aéreo de Europa.

También te puede interesar: