U.S. Markets closed

La rutina laboral de Trump: ¿trabaja más o menos que otros multimillonarios?

Donald Trump, el hombre más observado del planeta, no parece ser el que más tiempo le dedica al trabajo.

En una sociedad como la estadounidense, en la que constantemente se elogia el sacrificio y la abnegación de quienes no descansan en busca de su sueño, llaman la atención las revelaciones sobre los horarios y las rutinas del inquilino de la Casa Blanca.

El presidente Donald Trump al salir de la Oficina Oval para declarar una emergencia nacional, el 15 de febrero. REUTERS/Carlos Barria

Porque quien se supone que debería estar demasiado atareado controlando los hilos internos y externos de la nación más poderosa del planeta, no es precisamente un modelo de entrega a la labor para la cual fue escogido por millones de ciudadanos.

Las copias del horario del mandatario, obtenidas por Axios y comentadas por la cadena CNBC, revelan curiosamente que, cuando a las 11 de la mañana todos los empleados del país se frotan las manos por la proximidad de la hora del almuerzo, Donald Trump da inicio a su la jornada laboral.

Un tiempo que nadie sabe muy bien a qué se dedica

Sin embargo, tampoco se trata de que el presidente duerma hasta esa hora. Todo lo contrario. Al parecer Trump se despierta en la Casa Blanca antes de las 6 a.m. y dedica la mañana a lo que suele llamarse “tiempo ejecutivo”.

Según Axios, este en realidad es un término ambiguo y demasiado amplio, que abarca desde ver o leer las noticias, hacer llamadas, consultar con miembros del Congreso, charlar con amigos o conversar con funcionarios de la administración y asesores informales.

Es en ese momento que él mismo pasa a la acción en Twitter. De hecho, un reporte de The Washington Post demuestra que cerca de la mitad de los tweets del presidente entre el 7 de noviembre de 2018 y el 1 de febrero de 2019 fueron enviados antes de las 11 a.m.

Seguidamente, a partir de esa hora, Trump suele tener una reunión informativa de inteligencia o un encuentro de 30 minutos con el jefe de personal. Después del almuerzo, cerca de las 12:45 p.m., vienen varias reuniones, compromisos con los medios de comunicación, preparación de discursos, y mucho más “tiempo ejecutivo”.

La comparativa con otros grandes empresarios

La pregunta por responder es: ¿siempre fue así? ¿Cómo es posible que un empresario de su talla se haya hecho millonario dando por iniciada su vida laboral a las 11am? ¿O será que estos son unos horarios exclusivos para la etapa presidencial?

La nota de CNBC ha querido comparar lo que se sabe de los horarios de Donald Trump con el nivel de exigencia en materia de tiempo de otros grandes personajes de las finanzas en Estados Unidos. Y te adelantamos: la mayoría también son madrugadores pero su rutina laboral empieza mucho antes que la de Trump.

Por ejemplo, ahí tenemos a Tim Cook, el CEO de Apple, quien comienza su día alrededor de las 4 a.m., a pesar de que suele dormir unas buenas siete horas al día. Las rutinas de Cook a esas horas incluyen la revisión de los comentarios de los usuarios sobre los productos de Apple, además de ejercitarse al menos una hora en el gimnasio. “Esto mantiene mi estrés a raya”, le confesó el propio empresario de 58 años a Axios.

Tim Cook (izq) habla con Trump. Foto: AP.

También está Richard Branson, el conocido fundador de Virgin Group, quien comienza sus mañanas a alrededor de las 5 a.m. “La razón por la que me gusta levantarme temprano es para poder revisar mis correos electrónicos antes de que la mayoría del mundo se conecte”, escribió Branson en una publicación de su blog.

Richard Branson (AFP Photo/Jim WATSON)

El magnate de 68 años suele además jugar un partido de tenis (para lo cual su pareja deberá estar despierto a esa hora), salir a correr o practicar kitesurf. “Luego tomo el desayuno y paso tiempo con mi familia”, admite.

El tercer caso es el de Jeff Bezos, el CEO de Amazon. Tras haber dormido ocho horas, el hombre más rico del planeta también suele madrugar. “Me gusta leer el periódico, tomar un café, desayunar con mis hijos antes de que se vayan a la escuela”, aseguró en 2008, en una charla en Washington DC.

Jeff Bezos  (AP Photo/Cliff Owen, File)

Para la presentadora y empresaria de los medios Oprah Winfrey, la vida comienza entre las 7 y las 7:30 a.m., tras haber dormido unas cinco horas. Para esta mujer de 65 años, reina de los programa de conversación o talk shows, la parte más importante de su mañana es practicar el arte de la quietud.

Oprah Winfrey. Foto: Bryan Bedder/Getty Images for THR

Por último, para Elon Musk bastan seis horas de sueño al día. Suele permanecer levantado pasadas las 12 de la noche, pese a lo cual, el fundador de Tesla se despierta a las 7 de la mañana, revisa su correo electrónico durante aproximadamente una hora y luego se despide de sus hijos, que parten a la escuela.

Elon Musk. Foto: AP Photo/Chris Carlson, File)

A esa hora, tomar una ducha es más importante que desayunar. En una sesión de Reddit “Ask Me Anything”, Musk reconoció que la ducha era el hábito diario que ha tenido el mayor impacto positivo en su vida.