U.S. markets open in 42 minutes

Las dos ideas de Warren Buffett para acabar con la desigualdad

Warren Buffett sería el primero en describirse a sí mismo como un capitalista, pero también ha señalado muchas veces que las fuerzas del mercado tienen sus limitaciones y que el gobierno juega un papel importante a la hora de corregir las desigualdades creadas por la economía.

El pasado 10 de marzo, justo cuando el coronavirus comenzaba a propagarse y a convertirse en un grave problema en Estados Unidos, me senté a conversar con Buffett en la sede central de Berkshire Hathaway (BRK-A, BRK-B) en Omaha, Nebraska. Hablamos sobre todo acerca de Berkshire, los mercados y la economía, pero en esta parte de la entrevista también abordamos el tema de la desigualdad.

Buffett, quien hace años señaló que hay una lucha de clases y que “su clase iba ganando”, hizo referencia a esta cuestión y propuso una solución: una exención fiscal según los ingresos salariales, es decir, una exención de impuestos para trabajadores y parejas con ingresos bajos o moderados, especialmente, quienes tienen hijos a su cargo. También propuso una segunda idea para acabar con la desigualdad económica: impuestos más altos a los multimillonarios.

“No cabe duda de que, a medida que avance, el capitalismo ampliará la brecha entre personas que saben desenvolverse en el mercado, sean cuales sean sus exigencias, y el resto de las personas, a menos que el gobierno tome alguna medida de intermediación, como las exenciones fiscales según los ingresos salariales”, me explicó Buffett. “Pienso que eso va a funcionar”.

Yo tenía curiosidad por saber cómo se ha ampliado la brecha y él me contestó.

“Si volviéramos al año 1800 y el 80 % de la gente fueran agricultores y tú fueras el mejor agricultor de Omaha y yo el peor, nuestro valor diferiría en una proporción de dos a uno”, dice. “Tú podrías valer el doble si estuviéramos afuera cosechando maíz o lo que sea que estemos haciendo o sembrando”.

Pero ahora la brecha entre lo mejor y lo ordinario se ha ampliado enormemente.

“Si tus habilidades para jugar al baloncesto o al fútbol te sitúan entre el 10 % del 1 % mejor, no vales nada”, dice Buffett a modo de ejemplo. “Si estás entre los 100 mejores de ese 1 %, entonces vales millones. Los deportes son un ejemplo sencillo, ya que a todos nos gusta verlos. No queremos ver a un montón de tipos como tú y yo jugando a baloncesto. Y es ahí donde está el dinero. Aunque eso no existía hace 200 años”.

“De esa forma se gratifica cuantiosamente a las personas que son muy buenas en algo que el mercado demanda. Y la gente pide entretenimiento. Al parecer, piden personas que transmitan confianza. Hay ciertas especialidades”.

Una exención fiscal para los salarios más bajos

¿Hay alguna intención oculta?

“No hay una conspiración diabólica ni nada por el estilo”, dijo Buffett. “Esto no ha sido porque un grupo de personas sentadas en una sala decide que vamos a encontrar la forma de quitárselo a los pobres. Se debe al sistema de mercado. Queremos que el sistema de mercado siga funcionando de esa manera, pero no queremos que la gente se quede atrás en una sociedad con más de 60.000 dólares de PIB per cápita”.

Warren Buffett, presidente y director ejecutivo de Berkshire Hathaway (Yahoo Finance).

¿Cuán grave es la brecha?

“La gente situada en la mitad inferior de ingresos se ha quedado atrás respecto a las ganancias generales en el país”, me explicó Buffett. “No están peor que hace 20 años. Están algo mejor debido a cosas como tener un iPhone. Lo que quiero decir es que eso es algo tremendamente útil. Todo el mundo se beneficia de las búsquedas en internet, ya sabes, básicamente a cambio de nada, pero eso produce una tensión máxima. ¿Cómo se mantiene un sistema que produzca unos beneficios increíbles para todo el mundo?”.

Entonces, ¿cómo lo abordamos?

“Lo abordamos mediante cosas como la exención fiscal según ingresos salariales”, explicó. “Lo abordamos de forma que cualquiera que trabaje 40 horas a la semana y tenga un par de hijos no necesite que otro familiar trabaje, para que puedan tener una vida digna”.

¿Significa eso aumentar el salario mínimo?

“Significa aumentar las exenciones fiscales según ingresos salariales, porque pienso que ese es un sistema mejor”, añadió. “Lo que necesitan es más dinero en el bolsillo. Ahora bien, puedes hacer que tengan más dinero en el bolsillo con un salario mínimo, pero ahora no hay mucha gente trabajando, así que es necesario hacer algo para que tengan dinero en el bolsillo”.

Mayores impuestos para quienes tengan talentos peculiares

Luego Buffett expresó su apoyo a una estrategia para achicar la brecha económica que genera descontento entre sus compañeros multimillonarios.

“En mi opinión, requiere que se cobre más impuestos a la gente que ha nacido con talentos peculiares que los convierten en maravillosamente ricos en la actualidad, pero que 200 años atrás habrían cosechado maíz conmigo”, dijo.

“Este país tiene la capacidad productiva suficiente para que gente como yo ‒o estrellas del deporte, del entretenimiento, todo tipo de buenos gestores‒ vivamos extraordinariamente bien y, aun así, no dejar a nadie atrás”, añadió. “Entonces, que dos personas tengan que trabajar en dos trabajos y se pregunten cómo van a alimentar a sus hijos... con un salario de 7,50 dólares la hora no se puede, ni con uno de 10 dólares la hora tampoco, pero lo podemos hacer. Tenemos los recursos para hacerlo”.

Pasadas seis semanas desde esa entrevista, ha quedado claro que los estratos más bajos de nuestra economía necesitarán más ayuda que nunca.

Artículos relacionados:


Andy Serwer