Anuncios

Liliana invierte $ 2500 millones, avanza en la ampliación de su planta y proyecta cruzar fronteras

Más de 70 años de historia, presencia en todo el país con una amplia gama de productos y capitales 100% argentinos se convierten en algunas de las credenciales de Liliana Electrodomésticos, un jugador de peso que compite en las grandes ligas del retail argentino. "2022 fue un año en donde superamos nuestras expectativas y crecimos como compañía. Asimismo, obtuvimos un crecimiento de un 20% en ventas ", comparten fuentes de la compañía que cuenta con más de 1000 clientes activos.

Fundada en 1948 en Santa Fe por Aaron Jacobson y actualmente dirigida por sus nietos, los hermanos Leonardo, Cintia y Fernando Jacobson, la compañía que comenzó fabricando máquinas de coser, cortadoras de césped y licuadoras hoy produce y comercializa pequeños electrodomésticos que incluyen ayudantes de cocina (procesadoras, batidoras, licuadoras, mixers), desayuno (pavas eléctricas, cafeteras, tostadoras, exprimidores, extractores de jugo y sandwicheras), cocción (hornos y parrillas eléctricas, freidoras de aire, vaporieras y fabricadora de pan), aspiradoras y planchas, así como también calefacción para exteriores e interiores, ventilación, purificadores, campanas y termotanques.

Liliana

"El contexto es cambiante y siempre, como parte de la industria nacional, Liliana va adaptándose a lo que va surgiendo en el mercado. La situación económica hace que más gente se refugie en bienes tangibles y compre electrodomésticos que facilitan su día a día en el hogar, con gran relación precio-calidad, como son los productos de Liliana, que son muy ponderados por usuarios, dado su resistencia, facilidad de uso, servicio post venta, etc. Es importante destacar que de cada dos ventiladores que se venden en el país uno salió de la fábrica de Liliana", detallan desde la firma.

PUBLICIDAD

Con 1300 empleados entre oficinas comerciales y fábrica, Liliana cuenta con una planta productiva, ubicada en Granadero Baigorria, Santa Fe, sobre un terreno de 75.000 metros cuadrados, con 25.000 metros cuadrados cubiertos. Actualmente, se está trabajando en la ampliación, agregando 12.000 metros cuadrados adicionales con una inversión de $ 2.500 millones. "Este año, la inversión está puesta en la ampliación de la planta y en tener una posibilidad más amplia de stock y de producción. En este sentido, ampliamos nuestro personal especializado para mejorar los tiempos y procesos productivos, dar respuesta a la demanda y seguir apostando al crecimiento de la marca y su presencia en el país".

Liliana

Asimismo, analizan expandir su negocio fuera del país: "Estamos trabajando en cruzar las fronteras con nuestros productos, principalmente a países limítrofes, desarrollando nuestra marca en otros mercados y también con la posibilidad de fabricar para otras marcas, según sus requerimientos específicos e idiosincrasia de cada lugar", dicen desde Liliana.