U.S. markets open in 6 hours 40 minutes
  • F S&P 500

    4,159.75
    -31.75 (-0.76%)
     
  • F Dow Jones

    34,052.00
    -45.00 (-0.13%)
     
  • F Nasdaq

    12,610.75
    -236.00 (-1.84%)
     
  • RTY=F

    2,002.40
    -5.50 (-0.27%)
     
  • Petróleo

    75.50
    -0.38 (-0.50%)
     
  • Oro

    1,926.20
    -4.60 (-0.24%)
     
  • Plata

    23.51
    -0.10 (-0.44%)
     
  • dólar/euro

    1.0899
    -0.0012 (-0.11%)
     
  • Bono a 10 años

    3.3960
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    18.73
    +0.86 (+4.81%)
     
  • dólar/libra

    1.2195
    -0.0034 (-0.27%)
     
  • yen/dólar

    128.6410
    +0.0370 (+0.03%)
     
  • BTC-USD

    23,487.15
    -293.67 (-1.23%)
     
  • CMC Crypto 200

    535.39
    -9.93 (-1.82%)
     
  • FTSE 100

    7,820.16
    +59.05 (+0.76%)
     
  • Nikkei 225

    27,509.46
    +107.41 (+0.39%)
     

Lionel Scaloni se mostró molesto por los rumores antes del partido con Países Bajos

Lionel Scaloni está molesto por cómo se están manejando algunos temas, en particular lo de una supuesta lesión de De Paul
Lionel Scaloni está molesto por cómo se están manejando algunos temas, en particular lo de una supuesta lesión de De Paul - Créditos: @Aníbal Greco

DOHA (Enviado especial).- Incómodo. Sin la más mínima intención de soltar una sonrisa. Expectante, como a la defensiva. Sintiendo que algo no está tan bien. El hermetismo que propuso como método de trabajo no es tal y ahora está fastidioso. Quizá su semblante sea el típico de un entrenador que está plenamente concentrado por el compromiso que tiene por delante. Pero sus formas, las que utilizó cuando le consultaron por los jugadores que no estarían plenos físicamente, permitieron comprender que se trata de otra cosa. En ese mapa de intrigas y misterios en el que navega la selección argentina es muy complejo determinar si Lionel Scaloni se sentó frente a los micrófonos molesto porque se ventila parte de la intimidad de la concentración o porque hay versiones infundadas de la prensa que generan malestar interno. En cualquier caso, de cara al choque con Países Bajos, por los cuartos de final, el escenario es, por lo menos, extraño.

Unos minutos antes, su rival, Louis van Gaal pareció más fresco, se permitió bromear con Memphis Depay, le prometió un “beso en la boca”, se burló de las críticas, manejó con mucha naturalidad la empresa, en la antesala de un duelo determinante. Sque la mirada sobre su estilo de juego es de alto recelo por parte de los medios de comunicación neerlandeses. Pero lo carga en sus espaldas con naturalidad, con al experiencia que le otorgan sus 71 años y más de 30 en el primer nivel.

Scaloni es uno totalmente distinto al llegar a la sala de conferencia de prensa en el Centro de Convenciones de Doha. Lo intenta, pero no puede esconder que está molesto. En el día de la práctica cerrada, trascendió que Rodrigo De Paul estaba en duda para el partido con Países Bajos. No le gustó la filtración. “Es muy extraño que pregunten sobre alguna molestia de algún determinado futbolista, porque ayer entrenamos a puertas cerradas. No sé de dónde salen estas informaciones”, reniega.

Scaloni está incómodo porque siente que circula información que é pretende que sólo sea intimidad del plantel
Scaloni está incómodo porque siente que circula información que é pretende que sólo sea intimidad del plantel - Créditos: @Aníbal Greco

Su posición fue tan terminante que dejó en el ambiente la sensación que realmente estaba enojado con la situación. Su formato burbuja es lo que siempre lo hizo sentir cómodo, pero que se genere tanto revuelo con la situación de De Paul lo sacó de su eje. Fiel a su estilo, después evitó por todos los medios aclarar el caso. Porque ante cada consulta sobre la supuesta lesión del futbolista de Atlético de Madrid, salió con una repuesta evasiva, minimizando el escenario.

“Es muy extraño que pregunten sobre alguna molestia de algún determinado futbolista, porque ayer entrenamos a puertas cerradas. No sé de dónde salen estas informaciones. Hoy tendremos otra práctica y ahí definiremos el mejor planteo para el partido con Países Bajos. Es normal que algunos jugadores hagan un trabajo aparte después de los entrenamientos”, detalló un incómodo Scaloni. Y más tarde amplió: “Él se entrenó ayer. Hizo parte del trabajo; Di María, también. A veces decidimos que hagan la mitad de los trabajos. Hoy volveremos a trabajar. No me atrevería a afirmar si un jugador está o no para jugar mañana. Sí sé que el que salga a jugar estará al 100″.

Quizá la inexperiencia en su primera Copa del Mundo sea la que le está jugando una mala pasada y el estrés le gana la pulseada. Porque fue tan grande el caso que hasta el propio De Paul salió una hora después con un mensaje sugerente en su cuenta de Instagram para explicar que todo está bien y que sigue adelante con la misma ilusión. Incluso, más tarde hasta se lo vio de muy buen humor junto con Lionel Messi, Papu Gómez y Leandro Paredes participando del programa de Twitch de Sergio Agüero.

Si bien Scaloni asegura sistemáticamente que no está pendiente de lo que sucede por fuera de su ambiente de trabajo, en esta oportunidad quedó claro que al entrenador de la Argentina no se le escapa ningún detalle y mucho más cuando se rompe el hermético universo de la Universidad de Qatar. Es tan celoso de estas cuestiones que antes del partido con Australia con la incertidumbre de qué podría suceder con el reemplazo de Ángel Di María, le indicó a su ayudante Pablo Aimar que recorra las habitaciones de los futbolistas para blindar la información al respecto .

Otro asunto que le sacó una respuesta tajante fue cuando se lo consultó sobre si practicarían penales, ante una eventual definición: “Patean todos los días, pero en el momento de patear es una caja de fósforos. Esperemos ganarlo antes de esa instancia. Sería de mediocre pensar desde el comienzo plantear un partido en relación a la definición por penales. Las decisiones se toman en el momento donde uno cree que debe tomarse”.

Que circule que De Paul estaba lesionado sacó de su eje a Scaloni
Que circule que De Paul estaba lesionado sacó de su eje a Scaloni - Créditos: @Aníbal Greco

No puede manejar sus emociones cuando siente que una de sus órdenes no fue escuchada. Ya se vio un Scaloni similar cuando llegó a Abu Dhabi y se encontró con que varios de sus futbolistas no estaban tan bien físicamente como le habían dicho . Después del partido con Emiratos Árabes Unidos, el entrenador no pudo contenerse, desnudó el tema con la prensa, buscó bajarle el tono, pero quedó claro que prevaleció su fastidio en ese escenario. Y en esta oportunidad, luce igual de inquieto con todo lo que se generó con el caso De Paul.

Es tan pasional Scaloni que en tan sólo una respuesta puede permitir leer qué quiere decir aunque evite hacerlo. “No, no estoy enojado. Simplemente, si hay un jugador que no se entrena por un motivo en particular, la necesidad esa de informar enseguida, cuando un entrenamiento es privado... De informar al periodista ‘Rodrigo de Paul está con una molestia, a Di María le duele la uña del pie, Acuña...’ No entiendo la necesidad de crear una alarma. ¡Creamos una alarma! Y a mí no me interesa eso. Sobre todo, porque el rival está atento a esas cosas”, le dijo el seleccionador argentino a DirecTV Sports.

Y continuó con el mismo tono, aunque como siempre, cuando advierte que su tono está fuera de rango, se autoregula para evitar exceso: “Aunque sea verdad, ¿vos querés que gane Argentina? ¿Y es mejor o peor? Tu trabajo no es escribir qué pasa ahí adentro. El entrenamiento de ayer fue a puertas cerradas. Y se acabó: a puertas cerradas. No se puede saber absolutamente nada de lo que pasó ayer. Ha pasado muchas veces. Lo que estoy diciendo es que hoy me siento en la rueda de prensa y la mitad de las preguntas eran de eso”.

El juego que propuso el propio Scaloni se le volvió difícil de manejar. Pretende controlar qué debe hacer la prensa y qué no. Todo lo que él quiere que quede puertas para adentro, no está funcionando tan bien como lo pensó. Incluso, si fuese toda una puesta en escena para tratar de despistar al rival, lo que terminó por formarse en torno a la calma que pretende sostener sobre su equipo, lejos estuvo de ser tal, porque tuvo que salir a contestar preguntas que no tenía ganas de responder y hasta el jugador tuvo que aclarar sin que nadie le pidiese que aclarase nada. Si simplemente se trató de un entrenamiento a puertas cerradas y nadie sabe nada de lo que pasa ahí adentro...

La instancia genera tensión, se trata del partido más importante de la carrera como entrenador de Scaloni. Será un aprendizaje más para él. En la antesala de los cuartos de final de la Copa del Mundo, a poco más de 24 horas del gran choque con Países Bajos, el DT, aunque no lo reconozca, ya tiene claro que el botón de la alarma no se apretó desde afuera.