Anuncios
U.S. Markets closed
  • S&P 500

    4,967.23
    -43.89 (-0.88%)
     
  • Dow Jones

    37,986.40
    +211.00 (+0.56%)
     
  • Nasdaq

    15,282.01
    -319.49 (-2.05%)
     
  • Russell 2000

    1,947.66
    +4.70 (+0.24%)
     
  • Petróleo

    83.24
    +0.10 (+0.12%)
     
  • Oro

    2,406.70
    -7.10 (-0.29%)
     
  • Plata

    28.75
    -0.10 (-0.34%)
     
  • dólar/euro

    1.0663
    +0.0017 (+0.1599%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6150
    -0.0320 (-0.69%)
     
  • Volatilidad

    18.71
    +0.71 (+3.94%)
     
  • dólar/libra

    1.2379
    -0.0060 (-0.4815%)
     
  • yen/dólar

    154.5660
    -0.0340 (-0.0220%)
     
  • BTC-USD

    64,920.26
    +100.31 (+0.15%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,405.99
    +93.37 (+7.52%)
     
  • FTSE 100

    7,895.85
    +18.80 (+0.24%)
     
  • Nikkei 225

    37,068.35
    -1,011.35 (-2.66%)
     

Los autos eléctricos se hunden en Alemania y expertos temen un efecto dominó en el resto del mundo

Alemania dice no a los autos eléctricos y expertos temen un efecto dominó. Foto: Getty Images
Alemania dice no a los autos eléctricos y expertos temen un efecto dominó. Foto: Getty Images (Cavan Images via Getty Images)

Los ambiciosos planes mundiales de impulsar la adopción definitiva de autos totalmente eléctricos parecen tambalearse este año, a medida que Europa registra el peor colapso de ventas de vehículos eléctricos desde principios de 2020, mientras que China y los Estados Unidos reportan caídas igualmente alarmantes.

En 2022, el consumidor mundial de automóviles eléctricos desembolsó casi US$ 400.000 millones en nuevas unidades, y la industria automotriz se comprometió a invertir más de US$ 615.000 millones para suplir lo que creían era una demanda creciente e imparable, según datos de la consultora AlixPartners citados por CNBC.

Pero la realidad es que los famosos EV continúan apilándose en los concesionarios con cada vez menos compradores interesados. Y las predicciones para los próximos años podrían ser aún más pesimistas, luego de que se conociera esta semana que Alemania lideró la caída libre de toda Europa cuando registró en diciembre una reducción de casi la mitad en las ventas de vehículos eléctricos.

Alto costo de fabricación y retirada de subsidios a compradores

Según reseña The Wall Street Journal, los ejecutivos alemanes de la industria automotriz han advertido durante meses que se avecinaba un panorama complicado para los vehículos eléctricos, culpando a una combinación de altos costos de fabricación y una medida gubernamental que puso fin a los subsidios para los consumidores interesados en dejar el combustible atrás.

PUBLICIDAD

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) dijo en su último reporte que las ventas de EV en Alemania cayeron un 48% y las ventas de híbridos enchufables un 74%. En general, las ventas de automóviles nuevos en Alemania disminuyeron un 23% en diciembre, en comparación con tasas de crecimiento del 14,5% y el 11% en Francia y España, respectivamente.

Aunque los datos de la ACEA muestran que la mayor parte de Europa estaba preparada para salir adelante a pesar del desplome de ventas en Alemania, algunos analistas creen que el revés de diciembre podría marcar un momento decisivo negativo para la industria, amenazando con desacelerar la eventual prohibición de la UE a la venta de nuevos coches de combustible para 2035.

“La débil economía, los altos costes de financiación y las considerables tensiones geopolíticas están provocando una renuencia a comprar tanto por parte de particulares como de empresas”, dijo a TWSJ Constantin Gall, socio y director de Movilidad de EY para los mercados de Europa occidental. “En definitiva, 2024 será probablemente un año difícil para la industria automovilística”, afirmó.

En Estados Unidos sigue preocupando la falta de infraestructura para la carga en carreteras. Foto: Getty Images
En Estados Unidos sigue preocupando la falta de infraestructura para la carga en carreteras. Foto: Getty Images (MASTER via Getty Images)

La guerra de precios

Algunos analistas advierten que estamos presenciando el comienzo de una “guerra de precios”, entre la poca demanda y falta de incentivos a compradores en Alemania. La respuesta de fabricantes como el Grupo Volkswagen ha sido reducir los precios de modelos nuevos, tendencia a la que se unieron sus rivales BYD y Tesla. En Europa, la compañía de Elon Musk rebajó los precios de dos versiones de su Modelo Y en más de US$ 5.400.

“La inminente batalla por los descuentos, que afecta cada vez más al segmento eléctrico, también reducirá los márgenes de los fabricantes de automóviles”, señaló Gall. “La buena noticia para los compradores potenciales es que los automóviles nuevos están volviendo a ser más baratos y el mercado de vendedores se ha convertido en un mercado de compradores”.

La guerra de precios y una competencia feroz también está afectando las acciones de los fabricantes de automóviles eléctricos en China, informó CNBC la semana pasada. “Los inversores se mantienen cautelosos. El mercado automovilístico chino ha tenido un comienzo de año volátil debido a que persisten la competencia y las incertidumbres macroeconómicas”, dijeron desde Morgan Stanley.

En China continental, el alza en las ventas de vehículos eléctricos cayó al 28% en el tercer trimestre de 2023, en comparación con el 108% que se registraba en el mismo periodo del año anterior, según datos de la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China citados por la agencia ​​estadounidense de calificación crediticia Fitch Ratings.

“El panorama competitivo será más desafiante y se producirá presión sobre los precios. Aunque se espera que la demanda de vehículos eléctricos se mantenga resistente, la industria enfrentará tres desafíos principales en el lado de la oferta: exceso de capacidad, lanzamientos de nuevos modelos y el surgimiento de nuevos participantes tecnológicos como Huawei y Xiaomi, que apuntan a una competencia cada vez mayor”, dijeron en un informe analistas de Bernstein.

¿Qué pasa en Estados Unidos?

Se espera que Estados Unidos agregue 1 millón de nuevos vehículos eléctricos a sus carreteras este año, pero los concesionarios se demoran cada vez más en vaciar su inventario de EV. Según CNBC, en agosto de 2023 se tardó aproximadamente el doble en vender un vehículo eléctrico en EE. UU., comparado con las cifras de enero anterior.

Mientras tanto, los vehículos que queman combustible continuaron vendiéndose con la misma rapidez habitual. La mayoría de los consumidores, poco más de la mitad, dicen ser conscientes de que los vehículos eléctricos son el futuro y eventualmente reemplazarán a los motores de combustión, pero menos de un tercio de los distribuidores sostienen esa opinión.

Las ventas en algunas nuevas empresas de vehículos eléctricos, como Lucid, han sido cuanto menos decepcionantes, pero empresas como Ford Motor decidieron aumentar la producción de híbridos al ver mayor estabilidad en la demanda de sus vehículos eléctricos. Al igual que sucede en Alemania, las principales preocupaciones giran en torno a los altos precios y las restricciones a los subsidios, pero se suma la todavía deficiente infraestructura de carga en las carreteras.

“Existe preocupación por la infraestructura de carga pública, aunque la mayor parte de la carga que se hará será en casa”, dijo a CNBC Jeff Aiosa, propietario de Mercedes-Benz de New London, Connecticut. “Pero todavía hay preocupación por esos viajes largos”.

También te puede interesar | EN VIDEO: Competencia de automóviles eléctricos impulsa a ofrecer grandes descuentos