U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,134.75
    +11.25 (+0.27%)
     
  • F Dow Jones

    33,994.00
    +60.00 (+0.18%)
     
  • F Nasdaq

    12,560.25
    +44.75 (+0.36%)
     
  • RTY=F

    1,970.60
    +5.50 (+0.28%)
     
  • Petróleo

    74.51
    +0.40 (+0.54%)
     
  • Oro

    1,884.10
    +4.60 (+0.24%)
     
  • Plata

    22.32
    +0.08 (+0.35%)
     
  • dólar/euro

    1.0738
    +0.0007 (+0.06%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6340
    +0.1020 (+2.89%)
     
  • Volatilidad

    19.43
    +1.10 (+6.00%)
     
  • dólar/libra

    1.2039
    +0.0015 (+0.13%)
     
  • yen/dólar

    132.4000
    -0.2070 (-0.16%)
     
  • BTC-USD

    22,831.39
    -217.00 (-0.94%)
     
  • CMC Crypto 200

    523.51
    -1.62 (-0.31%)
     
  • FTSE 100

    7,836.71
    -65.09 (-0.82%)
     
  • Nikkei 225

    27,788.66
    +95.01 (+0.34%)
     

Luis Juez ratificó sus dichos contra la sociedad argentina, pero se disculpó con la “gente honorable”

Luis Juez en los pasillos del Congreso de la Nación
Luis Juez en los pasillos del Congreso de la Nación - Créditos: @Fabián Marelli

El senador nacional de Juntos por el Cambio (JxC), Luis Juez, ratificó hoy su exabrupto contra la sociedad argentina, a la que calificó de “pueblo de mierda” por exigirles más a los jugadores de fútbol que a sus dirigentes. Sin embargo, se disculpó con la “gente honorable” y afirmó en tono de autocrítica: “Soy parte de esta sociedad que no reacciona”.

Consultado en Radio Mitre respecto de sus dichos en LN+, el legislador se presentó como “Luis Juez, otro de este pueblo de mierda”, y agregó: “Me hago cargo. Yo soy parte de este pueblo. Estoy en este país, no en Australia, y soy parte de esta sociedad que no reacciona, que le pide a Messi que se mate en la cancha y a la dirigencia no le exige nada”.

Tras ello, insistió: “A ver, uno que me desafíe y que me diga que lo que estoy diciendo yo es mentira. No estoy diciendo que ustedes son una mierda, estoy diciendo nosotros. Nos faltan huevos y coraje para exigirle a nuestra dirigencia política, sindical y empresaria lo que nos merecemos como nación. Eso sí, la Selección tiene que entregar todo. Nos va la vida en eso”.

En ese sentido, Juez cuestionó la pasividad de la sociedad, por ejemplo, ante el deterioro de la educación y de la salud pública, y se quejó: “Pero bueno, no hay que hablar de estas cosas porque la gente se enoja, porque somos tan cínicos e hipócritas que nos molesta que nos digan cómo somos. Es lo que yo opino y me hago cargo, porque también soy parte de este colectivo y siento que hemos fracasado, que estamos en deuda como democracia”.

Después, retomó su crítica contra la sociedad por la falta de presión a la dirigencia. “Una sociedad que le exige más al fútbol que a sus dirigentes no es una buena sociedad, y así somos nosotros. Estamos predispuestos a hacer cualquier cosa si los resultados deportivos no nos acompañan. Ahora, ayer le entregaron un premio a Ginés González García y no vi que la gente reaccione de manera directamente proporcional a la falta de respecto que tuvieron con el pueblo”, argumentó y añadió: “En Córdoba se vacunó toda la dirigencia política cuando había un puñado de vacunas y los discapacitados esperando... Somos un pueblo maravilloso”.

No obstante, ante los cuestionamientos de los periodistas a sus declaraciones, sobre las que consideraron que englobó a “todos” al hablar de “sociedad de mierda”, reflexionó: “No seamos tan quisquillosos. Yo no soy una mierda y soy parte de esta sociedad. Muchas veces uno termina generalizando y ofende la generalización. Cuando voy por la calle y gritan ‘chorro’, no me doy vuelta. La gente honorable, que pone y arriesga todo, sabe a quién me estoy refiriendo. Así como no todos los políticos son ladrones”.

Por último, recordó a su padre, quien en su juventud les dijo a él y a sus hermanos: “Yo lo único que les voy a dejar es el apellido y lo van a tener que cuidar, porque no tengo una moneda en el banco”. “Siento que me dejó el mayor patrimonio que te puede dejar un viejo”, afirmó el senador y concluyó: “Tenemos una sociedad que se calla la boca y es genuflexa con el poderoso, a los que les gusta hacerse los estúpidos. Yo en el 83 tenía 17 años y he visto a mis amigos, que son millonarios, multimillonarios, y empezamos junto a hacer política... Entonces, digo: no seamos cínicos. Probablemente, muchos se merezcan una disculpa y allá va: para los honestos y honorables, mis disculpas. Pero tengo que sostener a rajatabla que tenemos una sociedad muy complicada que no se anima a reclamar”.