U.S. markets close in 36 minutes

Maíz y sorgo. Entre 2015 y 2019 subieron 60% las exportaciones y 77% la recaudación del Estado

Fernando Bertello

Entre 2015 y 2019, las exportaciones de maíz y sorgo crecieron un 60% y, además, el aporte de estos cultivos a la recaudación del Estado subió un 77%.

Estos datos surgen de un informe que presentó en el Congreso Maizar 4.0 Agustín Tejeda, presidente del simposio y gerente de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El por qué del período elegido tiene sus razones. Desde fines de 2015, cuando asumió Mauricio Macri, su gobierno bajó de 20 a 0% las retenciones al maíz. También dejó de tener retenciones el sorgo. En el caso puntual del maíz, que además de esos derechos de exportación enfrentaba cupos para exportar, hubo una explosión de siembra luego que estuviera estancada.

En rigor, entre el ciclo 2015/2016 y 2018/2019 la superficie para grano comercial saltó de 3,92 a 6,3 millones de hectáreas. Un fuerte crecimiento que volvió a enfrentar incertidumbres cuando, luego de haberlas quitada, el gobierno de Macri reimplantó las retenciones al maíz con un esquema de $4 por dólar exportado en septiembre de 2018. Esas retenciones equivalían a 6,7% en diciembre pasado y el gobierno de Alberto Fernández las llevó a 12%.

Según Tejeda, entre fin de 2015 y 2019 las exportaciones de maíz y sorgo aumentaron más de un 60% y el año pasado totalizaron los US$6600 millones.

Pese a la baja de las retenciones, en el caso del maíz la mayor siembra y producción (subió de 30,7 a 50,6 millones de toneladas para grano comercial) derivaron en una mayor recaudación con otros impuestos, como Ganancias. De acuerdo al experto, la recaudación para el Estado con el maíz y el sorgo se incrementó un 77%, a US$2960 millones.

Por otra parte, el aporte al PBI subió un 47% y llegó a US$12.440 millones. "Si sumamos las eslabones de carnes y lácteos, la contribución es mayor", dijo. En ese caso llega a US$19.500 millones.

"La cadena del maíz ampliada explicó el 16% de las exportaciones y el 4,5% del PBI total de Argentina en 2019, lo que la convierte en una de las más importantes de la economía", apuntó el presidente del Congreso Maizar 4.0.

Tejeda indicó que en términos de empleo el maíz aportó 735.500 puestos de trabajo directos, el 6,2 % del empleo registrado en el país.

Según el experto, por factores internacionales, entre ellos la guerra comercial EE.UU.-China, y también causas locales, como la mayor presión impositiva, ya en el ciclo 2018/2019 el maíz empezó a estancarse. Y entre esa campaña y la 2019/2020 la siembra para grano comercial solo se expandió de 6,3 a 6,4 millones de hectáreas.

"Se comienza a ver estancamiento en el crecimiento, tanto por cantidades y menores precios internacionales. A esto se suma el aumento de retenciones que comienza a desmantelar el marco que había posibilitado el crecimiento. Para 2021 las incertidumbres son muy grandes, y el escenario tanto por clima como por mercado e incertidumbre doméstica se presenta más complejo aún", expresó.

"Este crecimiento en la última campaña muestra signos de estancamiento", agregó el presidente del Congreso Maizar 4.0.