U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,070.56
    +10.13 (+0.25%)
     
  • Dow Jones

    33,978.08
    +28.67 (+0.08%)
     
  • Nasdaq

    11,621.71
    +109.30 (+0.95%)
     
  • Russell 2000

    1,911.46
    +8.39 (+0.44%)
     
  • Petróleo

    79.38
    -1.63 (-2.01%)
     
  • Oro

    1,927.60
    -2.40 (-0.12%)
     
  • Plata

    23.73
    -0.30 (-1.23%)
     
  • dólar/euro

    1.0874
    -0.0018 (-0.16%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5180
    +0.0250 (+0.72%)
     
  • dólar/libra

    1.2395
    -0.0012 (-0.10%)
     
  • yen/dólar

    129.8300
    -0.3230 (-0.25%)
     
  • BTC-USD

    23,019.11
    +46.79 (+0.20%)
     
  • CMC Crypto 200

    526.66
    +9.65 (+1.87%)
     
  • FTSE 100

    7,765.15
    +4.04 (+0.05%)
     
  • Nikkei 225

    27,382.56
    +19.81 (+0.07%)
     

Madre de víctima de Uvalde presenta demanda contra fabricante de arma y otros

Los Ángeles, 28 nov (EFE).- Sandra Torres, madre de Eliahna Torres, asesinada en el tiroteo de la Primaria Robb en Uvalde (Texas), presentó hoy una demanda contra el fabricante del rifle usado en la matanza, la tienda que vendió el arma, la ciudad, el distrito escolar y varios departamentos policiales, informaron sus abogados.

La rama jurídica de la organización Everytown for Gun Safety y el bufete de abogados de Texas LM Law Group PLLC presentaron la demanda en nombre de Torres argumentando que los acusados “permitieron o exacerbaron el tiroteo”, del 24 de mayo pasado, que se saldó con la muerte de 19 niños, entre ellos la hija de Torres, y dos maestras.

La demanda nombra a Daniel Defense, fabricante del rifle AR-15 utilizado por el tirador, Salvador Ramos, de 18 años. La querella argumenta que el fabricante fue negligente en la comercialización y venta del rifle al usar imágenes militaristas para atraer a jóvenes vulnerables y violentos y que sugieren que los civiles pueden usar sus armas como si estuvieran en misiones de combate.

“Daniel Defense promovió este mensaje y buscó a su público objetivo mediante el uso de varias plataformas de redes sociales y promocionando su asociación con videojuegos populares como Call of Duty”, asegura la demanda.

La tienda Uvalde Oasis Outback, donde Ramos compró el arma de forma legal, también está incluida en la demanda por realizar la venta “a pesar de numerosas señales de alerta”, incluyendo que el tirador tenía mucha prisa por adquirir miles de dólares en armas de fuego y municiones a los pocos días de cumplir 18 años.

La querella también incluye a la ciudad de Uvalde, el Distrito Escolar Consolidado de Uvalde, el Condado de Uvalde, el Departamento de Policía de Uvalde, el Departamento de Policía del Distrito Escolar de Uvalde, el Departamento del Alguacil del Condado de Uvalde y agentes de esa corporación, y el Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS).

“He presentado esta demanda para buscar rendición de cuentas. Ningún padre debería pasar por lo que yo he pasado”, dijo Torres en un comunicado.

La madre añadió que extraña a su hija “cada momento de cada día”.

Por su parte, Eric Tirschwell, director ejecutivo de Everytown Law, la rama jurídica de la organización, señaló que el tiroteo en Uvalde “fue una tragedia horrible y totalmente prevenible”.

“La masacre que mató a Eliahna Torres y otras 20 personas ese día no fue sólo el acto de un joven violento y problemático armado con un rifle de asalto. Hay varios actores responsables de poner el arma en su poder y no proteger a los niños a los que agredió. Esta demanda tiene la intención de hacerlos responsables”, subrayó.

La matanza desató una ola de críticas por la falta de acción y de coordinación de la Policía Escolar, la Policía de la ciudad de Uvalde, los agentes del DPS y los otros agentes que respondieron al tiroteo.

El jefe de la Policía Escolar de Uvalde, Pete Arredondo, fue despedido en agosto, y el superintendente de la Junta Escolar de Uvalde, Hal Harrell, quien llevaba 31 años en el cargo, renunció el 11 de octubre. El jefe interino de Policía de Uvalde, Mariano Pargas, renunció hace dos semanas.

Según una investigación de la Cámara de Representantes de Texas, 376 agentes de diversas agencias de la ley respondieron al tiroteo antes de que mataran al atacante.

Los agentes iban provistos de pistolas, rifles y chalecos antibalas, pero aun así esperaron más de una hora para enfrentarse al autor del tiroteo.

(c) Agencia EFE