Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,981.80
    +6.29 (+0.13%)
     
  • Dow Jones

    38,612.24
    +48.44 (+0.13%)
     
  • Nasdaq

    15,580.87
    -49.91 (-0.32%)
     
  • Russell 2000

    1,994.74
    -9.40 (-0.47%)
     
  • Petróleo

    78.06
    +1.02 (+1.32%)
     
  • Oro

    2,036.80
    -3.00 (-0.15%)
     
  • Plata

    22.93
    -0.21 (-0.89%)
     
  • dólar/euro

    1.0824
    +0.0012 (+0.11%)
     
  • Bono a 10 años

    4.3250
    +0.0500 (+1.17%)
     
  • dólar/libra

    1.2637
    +0.0012 (+0.09%)
     
  • yen/dólar

    150.2920
    +0.3660 (+0.24%)
     
  • Bitcoin USD

    51,269.86
    -895.09 (-1.72%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,662.51
    -56.70 (-0.73%)
     
  • Nikkei 225

    38,262.16
    -101.45 (-0.26%)
     

MAMBA, el restaurante en el que la parrilla y las brasas son protagonistas

Mamba es un restaurante de nueva cocina argentina, pero siempre con la parrilla y el brasero como protagonistas silenciosos, que se perciben no en el ambiente sino en los sabores que llegan al paladar. Y no solo en las carnes, sino en el ahumado de unas berenjenas o de unas peras con queso azul.

El ambiente se desarrolla en un espacio de más de 300 metros cuadrados, donde predominan el hierro y la madera para crear una atmósfera cálida y moderna a la vez. Al cruzar la puerta, un pequeño hall señala el comienzo de la gran mamba, la serpiente africana más venenosa del mundo. Este recurso metafórico está usado para diseñar todo el espacio. Las escamas de la pared y la estructura de hierro son su cuerpo.

Pero las distintas partes de la Mamba tienen su beneficio: los arquitectos generaron en este circuito una serie de boxes con cómodos sillones en los que entran más de 5 comensales y que suele ser reservado por grupos de amigos o por familias para un encuentro, una celebración. Esos boxes mantienen cierta privacidad y al mismo tiempo perciben el ambiente del lugar, las luces bajas, y la música del DJ en vivo.

Al fondo del salón, la Mamba llega a su jardín selvático, y el restaurante propone una serie de mesas de a dos o más en un jardín que se ve desde el salón y que tiene también una puerta enorme bien abierta ya en estas épocas de primavera.

Mamba tiene un público bastante variado pero predominan los grupos y las parejas jóvenes. Todos los fines de semana hay un DJ nuevo, estratégicamente ubicado al fondo del salón, cerca del jardín, que le pone toda la onda al lugar. Música electrónica, con onda, pero que no invade, que no aturde, que permite igual la charla y el disfrute de la comida.

Al fondo del salón, la Mamba llega a su jardín selvático

En diciembre de 2018, nació Mamba de la mano de los empresarios gastronómicos Santiago Malbrán y Asis Lamba. Se conocieron fuera del país hace muchos años y soñaron con crear un espacio con un diseño que llamara la atención y muy buenas propuestas dentro y fuera de la cocina.

A cargo del Chef Maxi Bernabei, el equipo de cocina interpreta y crea una carta única, con la mirada puesta en la parrilla y las brasas, entradas con vegetales muy cuidados, pescados que Maxi va a seleccionar al mercado a las 5 de la mañana y carnes increíbles.

Los platos protagonistas de Mamba

Para comenzar una cena claramente inolvidable, los comensales pueden iniciar la noche con baos de panceta asiática (panceta en salsa asiática, con rúcula y pickles de pepino); berenjenas ahumadas a las brasas con cous cous; peras grilladas en la parrilla con queso azul; empanadas de hongos de temporada o una burrata con tartar de tomates y frutillas.

Los principales valen algunas aclaraciones. Sí, hay opciones veggies. El risotto de azafrán viene con unos espárragos a las brasas que quedan increíbles y también hay malfattis de ricota y espinaca con salsa putanesca.

Pero, el asado y la pesca del día son protagonistas absolutos.

La tercera opción de estas proteínas no tiene nada que envidiarles: el ojo de bife a la parrilla

El equipo de producción que se encuentra en el subsuelo del restaurante se ocupa, bajo absoluta supervisión del chef, de pasar un costillar de asado de 400 gramos por la parrilla –sobre el hueso y sobre la grasa– durante unas 2 horas. Luego, ese asado va al horno durante unas 8 horas con vegetales. Y termina en el plato del comensal, con una exquisita salsa bourguignon y un puré de maíz blanco ahumado del que podrían comerse dos kilos sin pena.

La pesca del día varía de pescados increíbles como el salmón, la chernia o el lenguado. De acuerdo de lo que Maxi detecte que está más fresco y en mejores condiciones cuando llega a los mercados antes de las 7 de la mañana. Así, sale un filete de 250 gramos de salmón, por supuesto que a la parrilla, servido con escamas de coco y una increíble ensalada fresca de cous cous.

La tercera opción de estas proteínas no tiene nada que envidiarle a las otras dos. El ojo de bife a la parrilla se hace en el punto exacto de cocción que quiera el comensal y se sirve con tomates asados y puré de batatas y toffee.

La sección de postres se prepara con materias primas locales y según cada estación. Son postres que no fallan para ningún paladar, haciendo un equilibrio entre los que prefieren los chocolates y los que van por las frutas.

Al volcán de chocolate, le armaron un crocante de cinco especias que vale probar. A la pavlova clásica le pusieron crema de matcha y polvo de hibiscus y las frutas cambian en cada temporada, buscando que siempre estén bien dulces naturalmente.

La sección de postres se prepara con materias primas locales y según cada estación

El maridaje en Mamba es muy espectacular. La barra de este restaurante ganó el premio "Restaurant & Bar Design Awards" como mejor barra de América, en el año 2019.

Hay quince tragos de autor, como el Balada con gin, ananá, albahaca y almíbar de lemongrass o el Veneno de la serpiente con ron dorado, ron blanco, jagermeister, pomelo y ananá. También, están todos los tragos clásicos.

Hay seis mocktails, cervezas y una carta de vinos muy interesante, con opciones de copas tintas, rosadas y blancas.

De esta manera, Mamba se convierte en un spot ideal para cenas de parejas o grupos, con buena música y un ambiente que atrae a todos los sentidos.

Mamba

Dirección: Soler 5130

Horarios: Martes a domingo 20hs a 01hs