Anuncios
U.S. markets open in 1 hour 58 minutes
  • F S&P 500

    5,334.00
    +6.75 (+0.13%)
     
  • F Dow Jones

    40,152.00
    +15.00 (+0.04%)
     
  • F Nasdaq

    18,673.50
    +38.25 (+0.21%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,109.20
    +3.70 (+0.18%)
     
  • Petróleo

    79.86
    -0.20 (-0.25%)
     
  • Oro

    2,439.30
    +21.90 (+0.91%)
     
  • Plata

    32.00
    +0.74 (+2.35%)
     
  • dólar/euro

    1.0867
    -0.0005 (-0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4200
    +0.0430 (+0.98%)
     
  • Volatilidad

    12.19
    +0.20 (+1.67%)
     
  • dólar/libra

    1.2697
    -0.0009 (-0.07%)
     
  • yen/dólar

    155.7360
    +0.1170 (+0.08%)
     
  • Bitcoin USD

    67,201.80
    +123.88 (+0.18%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,372.03
    +17.61 (+1.30%)
     
  • FTSE 100

    8,439.39
    +19.13 (+0.23%)
     
  • Nikkei 225

    39,069.68
    +282.30 (+0.73%)
     

Mano a mano con Mario Alonso Puig, el científico que transformó su vida y la de los demás

Mario Alonso Puig es un médico, conferencista y escritor español que ha dedicado gran parte de su vida a investigar cómo desplegar el potencial humano, especialmente en momentos de desafío, incertidumbre y cambio. Con 11 libros publicados, su mensaje inspirador y transformador ha llegado a miles de personas a través de sus libros, cursos y conferencias. Es conocido por su capacidad para combinar la medicina tradicional con la medicina mente-cuerpo, y por su enfoque holístico de la salud y el bienestar.

Llega puntual e inmediatamente rompe el hielo con una de sus bromas, que luego me permitiría confirmar su buen humor y chispa sobre el escenario. Es que estuvo como conferenciante en Exma Holistic 2023, en ciudad de México, donde tuve la ocasión de conocerlo y realizar esta entrevista para Forbes México.

El doctor Alonso Puig nació en Madrid en 1955, y desde pequeño sintió una gran curiosidad por el funcionamiento del cuerpo y la mente. Estudió medicina en la Universidad Complutense de Madrid, y se especializó en cirugía general y del aparato digestivo. Durante 25 años ejerció como cirujano en hospitales de Estados Unidos y España, siendo incluso fellow en cirugía por la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard. Pero su propio destino empezó a tomar otro rumbo hace dos décadas… intuición y acción.

"En mi vida tuve varios momentos que me marcaron –rememora y agrega-; el primero fue cuando siendo bastante joven conocí el sufrimiento humano y entendí que mi camino era la medicina. El segundo fue la lectura de un libro que hablaba de la evolución de la medicina a lo largo de la historia, y cómo 25 siglos atrás médicos griegos descubrieron que se puede curar con el uso de la palabra. Luego vino el investigar y aplicar eso a mis pacientes y ver el impacto positivo que generaba en sus vidas; y por último que sean ellos mismos quienes me dijeran que tenía que extender lo que hacía con mis mensajes y la comunicación más allá de mi espacio hospitalario. Me insistieron con tanto cariño y convicción, que les hice caso. La cirugía me apasionaba, al igual que el trato con mis enfermos, pero moriré enamorado de lo que hago ahora".

 

"La mente juega un papel esencial en el bienestar"

Su experiencia como cirujano le permitió conocer de primera mano el impacto que tienen los procesos mentales en la salud, el bienestar y la felicidad de las personas. También le hizo tomar consciencia de la importancia de desarrollar capacidades como el liderazgo, el trabajo en equipo, la comunicación, la creatividad y la innovación. Su familia fue clave como apoyo para tomar la decisión de evolucionar su labor social. "Ellos estaban conmigo, pero no me podía quitar el lastre del cambio de encima. Sentí una llamada y tenía que afrontarla. Terminaba una etapa de mi vida, y lo que venía era extraordinario, pero no lo sabía. Y como no sabía cómo quitarme la angustia, entré en un estado de meditación y supe que el Universo estaría a mi lado. Salí de ese proceso con mucha confianza, era como la alquimia, que convierte el polvo en oro", sostiene Puig.

PUBLICIDAD

Y el Universo conspiró a su favor efectivamente. Luego de dejar de forma progresiva el ejercicio de la cirugía para dedicarse a la investigación y docencia en el campo del desarrollo personal y profesional, empezó a impartir cursos y a brindar conferencias y entrenamiento a ejecutivos en empresas de todo el mundo, siendo considerado uno de los mayores expertos en las áreas de liderazgo; equipos de alto rendimiento; gestión del cambio; salud, bienestar y felicidad; comunicación; y creatividad e innovación.

Su estilo dinámico, cercano y motivador, inspira a seres de todas las edades y lo ha llevado a ser invitado a algunos de los eventos empresariales más importantes del mundo, como el Foro Mundial de Alta Performance, el World Economic Forum, el Congreso de Mentes Brillantes o el World Business Forum. Además, ha compartido escenario con personalidades como Richard Branson, Steve Wozniak, Michael Phelps y Tony Blair, entre otros.

 

Cómo pasar de las ideas a la acción

El impacto que genera en audiencias de millones de personas, primero tuvo que generarlo en su propia existencia: "Entre el saber, y el saber hacer, está la sabiduría. Uno puede saber, pero no es suficiente para comprender. Para eso hay que integrarlo en el cuerpo, y es necesario tomar acción. Nos sentimos muy cómodos en el mundo de las ideas, pero no tanto en el de las acciones y las conductas, más cuando desafían nuestra zona de confort. El conocimiento nunca se convertirá en experiencia si no empezamos a dar pequeños pasos para explorar la manera en que esos pensamientos funcionan en la realidad", reflexiona.

Para Puig, el camino de la introspección se perdió por la deshumanización de la sociedad y por la falta de la dimensión espiritual.

"En primer lugar, no nos tratamos con cordialidad, y limitamos nuestro afecto a las personas de nuestro entorno íntimo, y todos necesitamos afecto, necesitamos expandir las dimensiones de nuestra familia. Y, en segundo lugar, cuando uno pierde la dimensión espiritual cree que todo es material, y si todo es material… ¿Por qué va a ser sagrado? Un claro ejemplo es cómo tratamos a la naturaleza, a diferencia de cómo la veían los pueblos originarios a lo largo del planeta. La dimensión espiritual es la relación que uno tiene con aquello que lo trasciende, y la pérdida hace que vivamos en un mundo materialista".

"Para superar eso, lo que hay que hacer es el viaje interior. Y no se hace, porque no confiamos en que lo que podemos encontrar dentro valga la pena. Y quiero afirmar que lo vale, y mucho. Lo que tenemos dentro no es un montón de barro o piedras inútiles. Nuestro interior es una mina de oro… pero hay que ser minero: hay que picar. Al principio hay piedra, barro, arena, incomodidad. Pero al final, la mina está", aseguró.

Cuando uno bucea en las profundidades de su interior, el primer impacto puede generar temor, pero después puede emerger lo mejor de nosotros. Es como la parábola del Buda de oro, que a veces está cubierto de barro y luego de empezar a limpiarlo llega a relucir. Es un proceso diario que requiere de la consciencia para poder llevarlo a cabo.

"En mi experiencia, para lograr cambios importantes en la vida, necesitamos varias cosas: primero, inspiración. Tenemos que tener esa ilusión de aquella persona que va a descubrir algo. En segundo lugar, necesitamos una estrategia de acción, y en tercer lugar entrenarnos. Paso a paso, si cometemos un error aprendemos y tomamos otra trayectoria, y así es como vamos integrando una nueva forma de ser y estar en el mundo", enfatizó.


La conexión mente-cuerpo para liderar nuestras vidas


Otro aspecto que caracteriza a Mario Alonso Puig es su apoyo a la disciplina del mindfulness (mente en presente) como una forma de entrenar la mente para vivir el presente con más conciencia, calma y claridad. Él practica esta técnica desde hace años y la recomienda tanto a sus alumnos como a sus lectores.

En un sentido general, mindfulness es una técnica de meditación que consiste en observar la realidad en el momento presente, sin intenciones de juzgar y con plena apertura y aceptación. Es una práctica basada en el budismo, se adapta al contexto occidental y se la aplica, incluso, con una sólida base y perspectiva científica.

"Como científico, tenía un gran rechazo a algunos aspectos del mindfulness porque venía del mundo budista, pero porque era un mundo ajeno a mí. Y el mindfulness procede del budismo, eso es reconocido globalmente. Y recuerdo que, al empezar a avanzar en ese campo, descubrí un mundo extraordinario, que no es un mundo de creencias religiosas sino de descubrimientos personales. Por eso he tenido maestros diversos, y no he tenido que renunciar a ideas espirituales previas, al contrario, ha ayudado a hacerlas crecer. Este es un ejemplo de cómo algo que me costaba tanto, ahora me apasiona", confiesa.

Se le ilumina la mirada aún más cuando transmite su pasión por el mindfulness. "Tiene impacto a distintos niveles y cuando lo practicas te das cuenta de que es así -sostiene Puig y agrega- en primer lugar, genera calma. La quietud lleva a una calma necesaria, tenemos un enorme ruido mental. Y esa calma está asociada a un mejor funcionamiento del cerebro porque se activa la red ejecutiva central, que permite entender mejor los contextos y tomar mejores decisiones".

Mario Alonso Puig junto a Daniel Colombo

Por otra parte, la práctica del mindfulness reduce nuestro nivel de miedo, por lo cual es más fácil que salgamos al encuentro con otras personas y la colaboración con ellas. En tercer lugar, activa el sistema nervioso parasimpático, que protege a nuestras células y favorece el funcionamiento del tubo digestivo y la coherencia cardíaca. Y, en cuarto lugar, y esto es sumamente importante, nos sirve para reconectar con nuestra esencia, con la vida, con el Universo, Dios… con ese algo que es tan difícil de definir que es amor y sabiduría infinitos. Todas esas dimensiones se tocan con la práctica del mindfulness".

"Por eso se enseña tanto en centros de espiritualidad, como en centros de investigación, hospitales y universidades punteras en el mundo, y cada uno llega a donde quiere llegar. Aquella persona que lo quiere utilizar para reducir su estrés no tiene que ir a niveles más profundos. Aquella persona que sabe que la quietud la va a ayudar a nivel físico y mental, y que además quiere conectar con ese misterio trascendente también puede practicarlo. En mi experiencia el impacto es extraordinario y sobrecogedor, se llega a tener vivencias que no sabías que existían. Te ayuda a sentir alegría, calma y confianza. Es reconectar con quienes somos", acotó Puig.


La pluma de la experiencia


Mario Alonso Puig también ha plasmado su conocimiento y su visión en varios libros que han sido best-sellers, tanto en España como en otros países. Algunos de sus títulos más destacados son: Reinventarse: tu segunda oportunidad; Ahora yo: ¿y si creas tu propio futuro en lugar de encontrártelo?; Madera de líder, y Tómate un respiro, sobre mindfulness.

"Cuando ejercía como cirujano en Boston, tuve la suerte de conocer al cardiólogo Herbert Benson, pionero en las prácticas meditativas a nivel mundial. Él se adentró en el Himalaya, y observó que los monjes eran capaces de controlar procesos corporales que la medicina occidental decía que eran imposibles".

"Benson estaba muy preocupado por temas como la hipertensión arterial y los infartos, y se trajo ese conocimiento para crear el primer programa que conectaba el arte de la meditación con la ciencia médica. Yo lo conocí, y después de formarme con él fui al Himalaya, y, al final, decidí publicar un libro en el que integro tres cosas: la tradición por medio de historias, la base científica, y un código QR con explicaciones en audio para iniciarse o profundizar en la práctica del mindfulness. Es un libro que busca ser ameno, profundo y práctico", cuenta Puig.


El científico holístico


En Mario conviven la ciencia médica y la experiencia holística positiva, en total coherencia y sin cortocircuito. Sin embargo, a nivel científico y cómo esto repercute en la sociedad, la medicina tradicional tiene cierta reticencia a entender la conexión mente-cuerpo.

"Hay una razón filosófica y otra social para esto, y están conectadas –afirma Puig-. La razón filosófica tiene que ver con el dualismo cartesiano, con René Descartes como referente, el padre de la filosofía racionalista. Tuvo que hacer frente a cuestiones muy complejas, en momentos de luchas religiosas tremendas. Él separó los procesos mentales de los procesos corporales, como si no tuvieran conexión. Y esto ha llevado a pensar que lo mental no afecta a lo corporal, entonces en las facultades de medicina los estudiantes se centran en el aspecto físico y no en el mental o emocional".

"Por otra parte, desde el punto de vista social, nuestra comunidad es en exceso materialista. No podemos negar que la materia existe, claro, pero tampoco se puede explicar todo desde la materia. Por ejemplo, existe la energía; y uno de los más grandes investigadores del mundo, Nikola Tesla, dijo 'Si queremos entender los secretos del universo habrá que pensar un poco más en temas como la vibración, la frecuencia y la energía'. Pero seguimos atrapados en un paradigma muy materialista y limitante, donde todo lo que no se puede pesar o medir es como si no existiera… y ese es nuestro error".

En las reflexiones de Mario Alonso Puig también hay espacio para Albert Einstein, y la física cuántica, un concepto cada vez más extendido, que se puede resumir como la física de las posibilidades infinitas, como las que podemos activar desde nuestra mente y los estados de consciencia.

"Einstein fue un hombre que tuvo una gran dimensión física y metafísica. La física cuántica se da cuenta de que, en la dimensión más pequeñita de la materia, ya no solo estás conectando con lo físico, sino que estás conectando con lo metafísico. Por eso la física cuántica, es, en lo que yo he leído, lo que más se aproxima a la mística".

"Einstein decía que la separación que vemos entre el mundo interior y el exterior es una pura alucinación de la conciencia. Quiere decir que uno influye en lo que pasa, somos coprotagonistas de nuestros destinos. Personalmente lo he experimentado, y soy alguien que si no veo no creo. He tenido evidencias claras de la existencia de una realidad supra sensorial que es preciosa y no puedo dudarlo", confió.


La intuición, portal de conocimiento y experiencias


El camino de Puig es el fiel reflejo de llevar adelante las acciones que nos dicta la intuición, para lo cual es útil estar abierto y ser receptivo. "La intuición te dice lo que tienes que hacer, pero no te dice el motivo. Es el conocimiento de una realidad, que desafía a la razón ordinaria de los sentidos. No siempre hay que seguirla, pero siempre hay que escucharla".

"Cuando Descartes separó el mundo cognitivo del mundo material, sabía que los procesos mentales y fisiológicos estaban conectados. Pero en aquella época, con ese contexto religioso, si no los mostraba separados era un problema. Pero él unió lo mental y lo material en un sitio: la glándula pineal, hablaba del alma localizada ahí".

La también conocida como epífisis cerebral, es una pequeña glándula endocrina que se encuentra en el cerebro de los vertebrados. Produce melatonina, una hormona derivada de la serotonina que afecta a la modulación de los patrones del sueño, tanto a los ritmos circadianos como estacionales. Su forma se asemeja a un pequeño cono de pino -de ahí su nombre-, y está ubicada en el epitálamo cerca del centro del cerebro, entre los dos hemisferios, metida en un surco donde las dos mitades del tálamo se unen.

Numerosas filosofías espirituales albergan la idea de un tercer ojo interno relacionado con esta glándula. "Hay muchos estudios que han demostrado que las sustancias alucinógenas, bien controladas y no por simple diversión, abren canales de serotonina en el cerebro que están asociados a experiencias que podrían denominarse como místicas. De alguna manera hay intuiciones de cosas que has vivido y que no recuerdas hasta que en un momento determinado tu mente recuerda y lo libera, y por el inconsciente no sabes de dónde viene. Hay intuiciones que probablemente vengan del inconsciente colectivo referenciado por el médico, psicólogo y psiquiatra Carl Jung".

"Y hay intuiciones más profundas, que pueden ser una suerte de 'downloading' del universo y que estén asociadas a la apertura de canales de serotonina. Y recordemos que estas sustancias pueden ser segregadas por la glándula pineal. Podemos tener la capacidad de generar estos estímulos, pero hay que estar abiertos a experimentar y no a querer controlar."

"¿Y cuál es el secreto para poder experimentar esa conexión e intuición en un nivel mayor", le pregunto. "Todo lo que nuestro ego quiera controlar, se lo carga. Esto significa que si lo que haces es controlar, posiblemente no suceda nada. Es como el flujo del agua, no se controla, pero sucede sin duda. Si lo que uno quiere es encontrarse con su esencia, al final va a encontrarse con el amor ", finalizó el médico español, ciudadano ilustre del mundo.

Mario Alonso Puig es un hombre que ha sabido reinventarse y adaptarse a los cambios que ha vivido a lo largo de su trayectoria profesional y personal. Su pasión por el conocimiento y su compromiso con el desarrollo humano le han convertido en una referencia para muchas personas que buscan mejorar su calidad de vida y alcanzar sus sueños. Es, en definitiva, un científico holístico que transformó su vida y la de los demás.

*Publicada originalmente en Forbes México. 

**Daniel Colombo

Facilitador y Máster Coach Ejecutivo especializado en alta gerencia, profesionales y equipos; mentor y comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 32 libros. LinkedIn Top Voice América Latina. Coach profesional certificado por ICF en su máximo nivel, Coach certificado, Miembro y Mentor en Maxwell Leadership, el equipo de John Maxwell. 

www.danielcolombo.com

Linkedin.com/in/danielcolombo

Instagram: daniel.colombo

YouTube.com/DanielColomboComunidad

www.facebook.com/DanielColomboComunidad

Twitter @danielcolombopr

Podcast en Spotify y en Wetoker, iTunes, TN y Google Podcast.

Todos mis libros

🎤 Para contratar a Daniel como Speaker click aquí