U.S. markets open in 7 hours 48 minutes
  • F S&P 500

    4,568.75
    +10.75 (+0.24%)
     
  • F Dow Jones

    35,651.00
    +31.00 (+0.09%)
     
  • F Nasdaq

    15,576.50
    +80.75 (+0.52%)
     
  • RTY=F

    2,314.80
    +4.50 (+0.19%)
     
  • Petróleo

    83.66
    -0.10 (-0.12%)
     
  • Oro

    1,806.20
    -0.60 (-0.03%)
     
  • Plata

    24.51
    -0.08 (-0.33%)
     
  • dólar/euro

    1.1605
    -0.0009 (-0.08%)
     
  • Bono a 10 años

    1.6350
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    15.24
    -0.19 (-1.23%)
     
  • dólar/libra

    1.3759
    -0.0009 (-0.07%)
     
  • yen/dólar

    113.9340
    +0.2350 (+0.21%)
     
  • BTC-USD

    62,390.02
    +431.30 (+0.70%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,500.62
    +1,257.94 (+518.35%)
     
  • FTSE 100

    7,222.82
    +18.27 (+0.25%)
     
  • Nikkei 225

    29,142.38
    +541.97 (+1.89%)
     

Marcelo Tinelli sindicalista, Ricardo Darín solidario y Mercedes Ninci en crisis

·4  min de lectura
El termómetro de la tv
El termómetro de la tv

Una semana signada por lo impensado. Luego de que el novio de Hernán Piquín, Agustín Barajas, eligiera en vivo a su compañera de baile en “La Academia”, Marcelo Tinelli enfrentó al productor Federico Hoppe exigiéndole un aumento de sueldo para la bailarina. En tanto, Ricardo Darín encontró un perro vagando por Palermo y lo llevó derecho al programa de Leo Montero, un gladiador de la defensa animal. Días después se supo qué pasó con la mascota. Y en Debo decir, Mercedes Ninci habló de la clase media a la que no le alcanza la plata, reconoció que a veces no tiene ni para cargar la SUBE, y terminó llorando mientras Virginia Gallardo la consolaba, y a lo mejor le ofrecía algún canje. Créase o no, todo esto pasó en apenas siete días.

Series: cinco ganadoras del Emmy para no perderse o para volver a ver

Combatiendo al capital

El termómetro de la tv
El termómetro de la tv


Marcelo Tinelli siempre encuentra algo para tirar de la cuerda...

Luego del éxito de “El marido de Pampita” ahora llegó a la televisión “El novio de Hernán Piquín”. Con su habitual ojo clínico para lo impredecible, esta semana Marcelo Tinelli sacó del anonimato a un muchacho de nombre Agustín Barajas, español y pareja del jurado de “La Academia”, que lo vino a visitar desde la Madre Patria. Y no solo eso, además de los blasones ya mencionados el muchacho es bailarín, coreógrafo, fachero, y probablemente con el correr de los días sume nuevas cualidades en función de las necesidades del show.

Con la incorporación al certamen asegurada, el jurado y las jefas de coaches le eligieron pareja de baile al invitado entre las bailarinas del staff. La seleccionada se quebró en llanto de la emoción (fue la única que se tomó en serio lo que estaba pasando) y en horas se aprendió una coreografía para poder estar a la altura del desafío, que superó con creces.

Pero como Tinelli es el mejor a la hora de rizar el rizo, luego de la performance encaró a un balbuceante Federico Hoppe: “Una cosa que me quedé pensando, ella que integra el staff ¿va a cobrar diferente? No me quiero poner sindicalista, pero ella bailaba al costado, si ahora va a estar adentro me parece que tendría que cobrar diferente”. Mientras el jurado asentía y Pampita argumentaba a favor, Hoppe no entendía ni por qué ni cómo se había llegado ahí. Un efectivo pase de comedia, tan divertido como poco creíble.

Una historia de película

El termómetro de la tv
Adrian Diaz (c)


Ricardo Darín, solidario (Adrian Diaz (c)/)

Promediaba Es domingo, estamos a tiempo, el programa de Leo Montero que va los fines de semana por América, cuando el conductor visiblemente emocionado salió de la rutina para anunciar: “Lo que acaba de suceder es una cosa de locos. El tipo vive por acá, encuentra un perrito en la calle y entra con un perro y me dice ‘lo acabo de encontrar y Flor me dijo: ‘Andate al canal que Leo está en vivo’. Ni en un guion calza todo esto: el señor Ricardo Darín viene con un perrito que se ha perdido”.

Y así fue. Sentado en el estudio, de entrecasa y con gorra, el actor más sensible que cariñoso, batalló contra la efusividad de la mascota mientras explicaba cómo y dónde lo había encontrado.

“Honestamente, yo creo que este perro no es callejero. Está muy limpio para haber estado mucho tiempo en la calle y creo que hoy salió corriendo de algún lugar”, dijo Ricardo que como mascotero es muy buen actor porque resultó ser que el perrito sí había sido abandonado. Días después el intérprete contó que el pichicho terminó adoptado por una familia. Para darle un cierre a la emotiva historia, Montero prometió que en la emisión de esta semana va a mostrar el nuevo hogar del animal rescatado. Ojo que es un buen punto de partida para una película: teléfono para Campanella.

Bendita clase media

El termómetro de la tv
El termómetro de la tv


Mercedes Ninci, sincera

Mercedes Ninci transitaba su visita a Debo decir con las emociones a flor de piel. Luis Novaresio, buscando el clima justo, le había hecho una pregunta simple, pero que a la vez abría un abanico de opciones: “¿A qué renunciaste en tu vida?”. La respuesta podría haber sido prefabricada como para salir del paso, pero la periodista decidió sincerarse: “A estar más tiempo con mis hijos. Ahora estoy disfrutando más a mi familia, pero yo estuve durante muchos años saliendo de un trabajo y entrando a otro, de la mañana a la noche”. Y la cosa podría haber terminado ahí, pero Ninci continuó explicando que bajó el ritmo de trabajo para cuidar la salud, y a la vez reveló una dura consecuencia: “A veces no tengo plata ni para cargar la SUBE, a veces me pasa. Por eso entiendo tanto a la gente que no le alcanza la guita, soy de la típica clase media que nunca nos alcanza”. Y hasta ahí llegó antes de que se le cerrara la garganta y se pusiera a llorar angustiada. Ni el consuelo de Virginia Gallardo le alcanzó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.