U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,926.25
    +10.00 (+0.26%)
     
  • F Dow Jones

    31,523.00
    +36.00 (+0.11%)
     
  • F Nasdaq

    12,205.50
    +65.00 (+0.54%)
     
  • RTY=F

    1,765.30
    +3.60 (+0.20%)
     
  • Petróleo

    107.67
    +0.05 (+0.05%)
     
  • Oro

    1,837.10
    +6.80 (+0.37%)
     
  • Plata

    21.34
    +0.22 (+1.02%)
     
  • dólar/euro

    1.0559
    0.0000 (-0.00%)
     
  • Bono a 10 años

    3.1250
    +0.0570 (+1.86%)
     
  • Volatilidad

    27.23
    -1.82 (-6.27%)
     
  • dólar/libra

    1.2271
    +0.0002 (+0.01%)
     
  • yen/dólar

    134.8450
    -0.3250 (-0.24%)
     
  • BTC-USD

    21,143.12
    -251.38 (-1.17%)
     
  • CMC Crypto 200

    461.52
    +7.62 (+1.68%)
     
  • FTSE 100

    7,208.81
    +188.36 (+2.68%)
     
  • Nikkei 225

    26,768.77
    +276.80 (+1.04%)
     

Marcos Senesi: “Desde hace un año me acuesto pensando en tener la oportunidad en la selección”

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Marcos Senesi y dos ilusiones: la esperanza en la convocatoria a la selección argentina para jugar la Finalissima contra Italia en Wembley y la definición de la Conference League por Feyenoord frente a Roma.
Archivo

Faro es la capital de Algarve. Una ciudad pequeña, de bonitas playas y acogedores cafés. Allí descansa la ilusión de Feyenoord, finalista contra Roma de la Conference League, el nuevo torneo de clubes de la UEFA, que se suma a la Champions League y la Europa League. El miércoles 25 de mayo se hará el juego definitorio en Tirana, Albania, y un argentino será parte del cierre. Marcos Senesi es el único futbolista criollo que tiene posibilidades de levantar un trofeo en la temporada europea, y el entrerriano tiene un motivo personal extra que alimenta la ilusión: ser parte de la lista que entregará el seleccionador Lionel Scaloni para el encuentro con Italia; la Finalissima en Wembley, entre los ganadores de la Copa América y la Eurocopa.

Un partido que además resultó una pulseada, porque el entrenador Roberto Mancini intentó sumarlo al plan de la azzurra. “Es muy lindo que dos selecciones me tengan en consideración, porque quiere decir que estoy haciendo bien mi trabajo. Es real lo de Italia: tuve contacto con Mancini y me contó el proyecto, y también tuve contacto con el cuerpo técnico de la Argentina, al que le dije de mi intención de jugar por la selección, de las ganas de representar a mi país. Quedó más que claro que decidí jugar por Argentina”, señala el defensor y uno de los capitanes del equipo de Rotterdam, en una charla con LA NACION.

–¿Dudaste en algún momento?

–Que me busquen dos selecciones que fueron campeonas recientemente es un privilegio. Que Italia no vaya al Mundial es una pena para el fútbol: es el último campeón de Europa. Y Argentina también viene haciendo las cosas bien: es la última campeona de América. Pero desde chico sueño con jugar en la selección y desde hace un año me acuesto pensando en tener la oportunidad en la selección: pienso en qué tengo que hacer o qué me falta para ser convocado... No había duda: era el sentimiento de jugar por mi país.

El Mundial Sub 20 de Corea del Sur es la experiencia de Marcos Senesi en la selección; el defensor tuvo convocatorias en fechas FIFA para la Sub 23, y no fue cedido por Feyenoord para los Juegos Olímpicos de Tokio.
Twitter


El Mundial Sub 20 de Corea del Sur es la experiencia de Marcos Senesi en la selección; el defensor tuvo convocatorias en fechas FIFA para la Sub 23, y no fue cedido por Feyenoord para los Juegos Olímpicos de Tokio. (Twitter/)

–¿Es una nueva ventana después de la experiencia en la Sub 20 y la negativa de Feyenoord para los Juegos Olímpicos de Tokio?

–El Mundial Sub 20, con el plantel que teníamos, fue una frustración. Lo sentí así y lo siento así. Cada vez que me preguntan por el Sub 20... Fue un muy mal paso que tuvimos todos como plantel. En el nivel Sub 23 siempre empujé para estar y después por diferentes motivos el club no me liberaba: para los Juegos Olímpicos era el único central que estaba en el plantel; para el Preolímpico jugaba instancias importantes en Feyenoord, y ésa era mi molestia con el club: quería jugar porque lo consideraba importante para mí. Son competencias que la mayoría no tiene la chance de volver a jugar.

–¿Cómo ves el proceso de la selección?

–Después del Mundial 2018 se realizó una reestructuración. La nueva generación empezó a tomar protagonismo en los puestos que iban quedando por deserciones de aquéllos que se habían entregado durante muchos años en un alto nivel, y funcionó. El técnico hizo los cambios que fue sintiendo, y respondieron: los resultados están a la vista. Las piezas del rompecabezas fueron ajustándose, se encontró el equipo, los sistemas que mejor se adaptan al juego que desea el entrenador y hacen sentirse cómodos los futbolistas...

–La lista para el Mundial parece estar bastante armada. ¿Imaginás ser parte del plantel de Qatar o apuntás a la siguiente Copa del Mundo?

–La ventana está abierta y yo voy a escalar para meterme por esa ventana. Después, si llego o no es cuestión de evaluaciones, pero yo quiero dar todo para estar en el Mundial.

Gol de tijera en Feyenoord

–¿Te diste cuenta de que sos la única bandera argentina en las definiciones europeas?

–Creo que no estamos siendo muy conscientes de lo que estamos haciendo como equipo: llegar a una final europea, de una copa que nadie tiene porque es nueva, es el foco. Ser un argentino que va a jugar una final me genera orgullo, en particular porque va a ser mi primera final europea.

–¿Una final se prepara en el juego o en la cabeza?

–Hay que preparar las dos cosas y después están los detalles. Nosotros terminamos la liga [Eredivisie] y estamos en Portugal haciendo una minipretemporada para desconectarnos de la ciudad y apuntar al partido, a los detalles, y esa es quizás la ventaja que tenemos. Roma está jugando partidos con presión, importantes, y llega con ritmo de competencia. Hay ventajas y desventajas para ambos, porque de la cabeza posiblemente nosotros estemos más despejados y ellos tengan el ritmo, la intensidad. Para muchos será la primera final y queremos hacer historia.

–¿Cómo fue el viaje Concordia-Rotterdam?

–Me probé en varios clubes y no quedé; tuve la chance de jugar en Boca y no volví. Llegó un punto donde dije que empezaba a dejar el fútbol, y a los 12 años salió la prueba para jugar en San Lorenzo. El sueño empezó a reavivarse, y luego, ciclos: estuve a punto de descender, fuimos campeones de la Copa Libertadores y hoy, 12 años después de aquel reinicio, estoy en Portugal, en la preparación para la final de una copa europea.

Senesi es uno de los capitanes de Feyenoord, que el 25 de mayo, en Albania, se medirá con Roma en la final de la Conference League.
Archivo


Senesi es uno de los capitanes de Feyenoord, que el 25 de mayo, en Albania, se medirá con Roma en la final de la Conference League. (Archivo /)

–Tuviste una adaptación muy rápida y tenés ascendencia, ya que sos uno de los capitantes del equipo. ¿Hay un secreto?

–Nunca me sentí menos que ninguno y nunca más que otro. Siento que ése es un motivo de por qué me adapté con rapidez. El estilo de fútbol que se practica es el que me gusta, jugar con la pelota. Así que por ese lado no iba a tener inconvenientes.

–Te distinguieron como el mejor defensor de la Eredivisie, un gol tuyo fue el mejor del campeonato, vas a jugar una final contra un equipo de José Mourinho y a medirte con rivales que quizás seleccionabas en la Play Station... ¿El jugador se da cuenta del lugar que está ocupando?

–Lo normalizo, no porque no me importe. Digo “vamos a jugar contra este equipo, que es muy fuerte, que tiene este DT y estos jugadores”, pero no deja de ser un partido de fútbol y salgo a jugar y a ganar. A veces pienso que disfruté el tiempo en San Lorenzo, pero recién ahora lo siento. En ese momento, la situación, el ambiente y los resultados generan que no se los disfrute, pero uno se acuerda de un montón de vivencias, del vestuario, y con el tiempo lo disfruta. Eso me pasa ahora: disfruto de la competencia, del club, del vestuario, de lo que estamos jugándonos. Apenas llegué al club teníamos que jugar una final y la pandemia lo impidió. Ahora, casi tres años después, llega otra oportunidad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.