Anuncios
U.S. markets open in 7 hours 23 minutes
  • F S&P 500

    5,508.50
    +17.50 (+0.32%)
     
  • F Dow Jones

    38,854.00
    -5.00 (-0.01%)
     
  • F Nasdaq

    20,051.25
    +132.00 (+0.66%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,051.50
    +2.20 (+0.11%)
     
  • Petróleo

    81.41
    -0.16 (-0.20%)
     
  • Oro

    2,355.20
    +8.30 (+0.35%)
     
  • Plata

    30.36
    +0.80 (+2.71%)
     
  • dólar/euro

    1.0739
    -0.0009 (-0.09%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2170
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    12.48
    +0.18 (+1.46%)
     
  • dólar/libra

    1.2709
    -0.0012 (-0.10%)
     
  • yen/dólar

    158.1270
    +0.1450 (+0.09%)
     
  • Bitcoin USD

    65,529.14
    +79.24 (+0.12%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,392.67
    +10.01 (+0.72%)
     
  • FTSE 100

    8,205.11
    +13.82 (+0.17%)
     
  • Nikkei 225

    38,619.64
    +48.88 (+0.13%)
     

Marx temblaría dentro de su tumba si supiera cuánto cobra este cementerio por enterrar a un difunto junto a él

La imagen del cementerio Highgate de Londres, tomada el 16 de julio de 2023, muestra la tumba de Karl Marx. (Foto de Rasid Necati Aslim/Agencia Anadolu vía Getty Images)
La imagen del cementerio Highgate de Londres, tomada el 16 de julio de 2023, muestra la tumba de Karl Marx. (Foto de Rasid Necati Aslim/Agencia Anadolu vía Getty Images) (Anadolu via Getty Images)

La decisión de cobrar 25.000 libras esterlinas, equivalentes a unos 31.700 dólares, por el derecho a ser enterrado junto al revolucionario alemán Karl Marx en el Cementerio de Highgate de Londres ha generado un gran revuelo en la opinión pública británica.

El diario The Guardian dijo que Marx temblaría en su tumba si se enterara que están usando el lugar donde reposan sus restos mortales como parte de una estrategia de mercadeo capitalista para aumentar los ingresos de la necrópolis, ubicada en una exclusiva zona del norte de la capital del Reino Unido.

El director ejecutivo del cementerio, Ian Dungavell, ha dicho a la prensa británica que el cementerio necesita nuevos entierros para continuar siendo un patrimonio vivo y no una reliquia.

PUBLICIDAD

Pero el espacio se estaba acabando y ya no era posible seguir reduciendo las caminarías para ampliar la capacidad del cementerio de casi 15 hectáreas y 53.000 parcelas, donde se encuentran enterradas 173.000 personas.

La idea de “renovar” las parcelas tomó fuerza luego de que la Lotería Nacional asignara a Highgate unos 127.000 dólares para iniciar los trabajos de conservación y paisajismo del popular paraje que es visitado de miles de turistas al año, en busca de la tumba de Marx y otros personajes famosos como George Eliot, la renombrada autora inglesa del siglo XIX.

Pero esa donación representa una minúscula parte del proyecto de renovación del cementerio que tardará siete años y costará unos 22 millones de dólares.

La mitad de los ingresos del cementerio provendrá de la venta de nuevas tumbas. Cómo la estancia ya no tiene espacio hacia donde expandirse, harán una especie de reciclaje funerario, en el que limpiarán tumbas antiguas para permitir nuevos entierros. La otra mitad provendrá del cobro de las entradas de los visitantes, que pagan con tarjeta de crédito unos 15 dólares por pasear entre los muertos.

La renovación será posible gracias a la aprobación de la Ley del Cementerio de Highgate en 2022, que afectará a unas 500 tumbas antiguas, con entierros de más de 75 años, cuyas lápidas no están mantenidas y donde no ha sido posible rastrear a los familiares de los fallecidos, probablemente porque ya estén muertos. Algunas de ellas no han tenido actividad alguna desde la década de 1870.

Los administradores del cementerio ya comenzaron una campaña de avisos públicos para informar sobre los planes de remodelación y los propietarios de las tumbas tienen hasta julio del 2024 para objetar su reutilización.

En el caso de las tumbas cuyos propietarios permanezcan en silencio, la limpieza consistirá en reubicar los restos más antiguos a una mayor profundidad para permitir que el nuevo fallecido sea enterrado más arriba. Se trata de una especie de propiedad horizontal funeraria en la que los deudos que pagaron más recientemente tendrán el privilegio de tener el ataúd de su ser querido más cerca de la superficie.

Otra vista del cementerio Highgate de Londres,construido en 1839 debido a la insuficiencia de los cementerios de las iglesias londinenses en la época victoriana. (Foto de Rasid Necati Aslim/Agencia Anadolu vía Getty Images)
Otra vista del cementerio Highgate de Londres,construido en 1839 debido a la insuficiencia de los cementerios de las iglesias londinenses en la época victoriana. (Foto de Rasid Necati Aslim/Agencia Anadolu vía Getty Images) (Anadolu via Getty Images)

Historia de los Siete Magníficos

Highgate fue construido en 1839 en las afueras de la ciudad y formó parte de un grupo de cementerios victorianos conocidos como los "Siete Magníficos", junto a Kensal Green, Brompton, Nunhead, Abney Park, Tower Hamlets y West Norwood.

La necesidad de crear cementerios jardines se debió a la explosión demográfica de Londres de la primera mitad del siglo XX, en la que la población de la ciudad pasó de un millón de habitantes en 1800 a 2,3 millones en 1850.

La sobrepoblación de los cementerios parroquiales provocaron epidemias de peligrosas enfermedades como el cólera porque la descomposición de los cuerpos llegaba al suministro de agua.

Eso motivó a la aprobación parlamentaria en 1832 de un proyecto de ley que autorizaba la construcción de una serie de cementerios jardines privados a las afuera de la gran ciudad para aliviar la presión sobre los cementerios urbanos.

Lamentablemente, para la década de 1960 la mayoría estaban en un grave estado de abandono. La maleza y los arbustos destruyeron las lápidas y catacumbas, hasta que fueron adquiridos por los ayuntamientos y mantenidos por un grupo de voluntarios.

El Cementerio de Highgate es propiedad de la fundación benéfica Friends of Highgate Cemetery Trust, que se creó en 1975 y adquirió su propiedad absoluta en 1981.

Vecinos famosos

Los muertos no están exentos de las leyes del mercado, así que quien sueñe con descansar en paz entre la élite inglesa debe apresurarse a comprar alguna de las costosas parcelas que se liberen durante la “renovación”.

Una de las tumbas que despiertan mayor interés entre los visitantes es la de George Eliot, quien en realidad se llamaba Mary Ann Evans pero usaba un seudónimo masculino para asegurar la publicación de sus obras.

Evans desafió las convenciones de la época al convivir sin casarse con George Henry Lewes, un colega escritor, que murió en 1878. Dos años más tarde, se casó con John Cross, un banquero estadounidense que era 20 años menor que ella. Se cuenta que pasaron su noche de bodas en Venecia, saltando desde el balcón del hotel al canal.

Otro notable enterrado en Highgate fue Michael Faraday, un ingeniero británico que contribuyó a la comprensión moderna del electromagnetismo e inventó el mechero Bunsen, un instrumento utilizado en los laboratorios para calentar muestras y sustancias químicas.

La diversidad de talentos que atraen a los visitantes no se detiene allí. El inventor y pionero del cine británico William Friese-Greene fue la primera persona en ver imágenes en movimiento en una pantalla, al revelar una serie de fotografías que tomó con un trípode en High Park en 1889. Fue enterrado en Highgate tras su muerte en 1921.

Es imposible pasar por alto al cantante, compositor y productor George Michael, (1963-2016), cuyo nombre real era Georgios Kyriacos Panayiotou. Saltó a la fama como parte del dúo Wham! en la década de 1980 antes de iniciar en una exitosa carrera en solitario que enloquecía a sus seguidores con piezas atemporales como "Careless Whisper" y "Faith".

Pero no cabe duda de que la tumba más visitada (y también la más vandalizada) es la de Karl Marx, considerado una de las figuras más influyentes de la historia de la humanidad.

Sus radicales ideas sobre la sociedad, la economía y la política formaron la base teórica del marxismo, que defiende la propiedad compartida de los medios de producción y la ausencia de clases sociales.

Marx fue enterrado en Londres porque allí vivió exiliado luego de ser expulsado de Alemania por sus ideas políticas. Al morir en 1883, fue enterrado en una tumba sencilla en una zona apartada de Highgate que permaneció olvidada bajo la vegetación durante décadas. En 1954, los restos de Marx fueron enterrados junto a su familia en un lugar más visible de Highgate.

Es una pena que los muertos no hablen, porque sería interesante preguntarle al intelectual qué piensa sobre el alza de los precios de las parcelas contiguas a él.

Fuentes: The Guardian, NYT, TimeOut, LNHS, Historic UK, Daily Mail

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Alex Lora rinde homenaje a Jim Morrison cantando frente a su tumba en París