Anuncios
U.S. markets close in 2 minutes
  • S&P 500

    5,079.84
    +10.31 (+0.20%)
     
  • Dow Jones

    38,977.68
    -91.55 (-0.23%)
     
  • Nasdaq

    16,039.46
    +63.21 (+0.40%)
     
  • Russell 2000

    2,056.09
    +27.12 (+1.34%)
     
  • Petróleo

    78.71
    +1.13 (+1.46%)
     
  • Oro

    2,039.50
    +0.60 (+0.03%)
     
  • Plata

    22.47
    -0.06 (-0.27%)
     
  • dólar/euro

    1.0848
    -0.0005 (-0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    4.3150
    +0.0160 (+0.37%)
     
  • dólar/libra

    1.2682
    -0.0005 (-0.04%)
     
  • yen/dólar

    150.4900
    -0.1620 (-0.11%)
     
  • Bitcoin USD

    56,758.98
    +2,176.65 (+3.99%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,683.02
    -1.28 (-0.02%)
     
  • Nikkei 225

    39,239.52
    +5.81 (+0.01%)
     

¿Cómo mejorar la gestión y automatización de API en la era digital?

En el contexto de la era digital y el constante flujo de innovación tecnológica, las interfaces de programación de aplicaciones (API) emergieron como una herramienta fundamental, un conjunto de protocolos y definiciones que posibilitan la integración y el desarrollo de software en aplicaciones.

A través de estas interfaces, las organizaciones comparten y exponen sus productos y servicios, potenciando y magnificando las posibilidades que tienen para ampliar el horizonte a nuevos negocios y/o beneficios.

Sin embargo, la gestión efectiva de las API no es una tarea simple, y muchas organizaciones si bien las exponen no lo hacen de manera segura, automática y por sobre todo con la agilidad que el negocio requiere.

Acá es donde entran en juego las APIOps, una solución que aparece para sortear los errores comunes que pueden surgir de los procesos manuales. APIOps se presenta como una práctica que permite orquestar los despliegues entre ambientes, garantizando los pilares previamente mencionados: seguridad, automatización y agilidad.

En esencia, se trata de la aplicación de prácticas de GitOps y DevOps al ciclo de vida de las API. Por ejemplo, en el proceso de gestión de API se suele contar con el rol de API designer, cuya responsabilidad es definir la interfaz siguiendo las mejores prácticas y lineamientos de la organización, siguiendo metodologías "API Contract First" y definiendo el contrato OAS.

Luego, sobresale el rol de API developer, cuya responsabilidad es crear la API en el portal manager del API Manager, generalmente en el entorno más básico, que comúnmente suele identificarse como "develop". Así es como el API dev utiliza los contratos definidos por el API designer y define, además, las políticas necesarias que deben aplicarse.

La adopción de APIOps no se encasilla en una industria específica, sino que responde más bien a las dimensiones y necesidades de la organización.
La adopción de APIOps no se encasilla en una industria específica, sino que responde más bien a las dimensiones y necesidades de la organización.

La adopción de APIOps responde a las dimensiones y necesidades de la organización.

El valor de las APIOps

Una vez que la API está lista, es necesario promocionarla al siguiente ambiente, como el de testing o stage. Ese es el momento donde entra en juego APIOps, siendo necesario propagar los cambios de manera automática y/o a demanda.

Para esto, se implementa un proceso que exporta la configuración del API Manager del entorno de desarrollo, y lo importa en el API Manager de testing/stage. A todo este conjunto de procesos y subprocesos se le conoce como APIOps.

Hoy es fundamental utilizar la tecnología de manera eficiente, como una herramienta capaz de optimizar desde los procesos más básicos del día a día, hasta los más complejos.

En este sentido, en un mundo donde las empresas digitales exponen y monetizan sus productos a través de API, se vuelve vital contar con un proceso que garantice el control y la seguridad en cada una de sus etapas.

En cuanto a su proceso de adopción, es más sencillo en organizaciones que ya aplican GitOps y DevOps, ya que, en este caso, se trata de aplicar las mismas filosofías, pero adaptándolas a las particularidades de las API y el API Manager del cual disponga la organización.

La adopción de APIOps no se encasilla en una industria específica, sino que responde más bien a las dimensiones y necesidades de la organización, ya que en las más pequeñas y con capacidades reducidas la adopción resulta más compleja, dado que al tener menos personas en los equipos e incluso API expuestas es difícil verle el valor agregado de poder controlar todo el proceso de manera automatizada. Como sucede en muchos casos, no todas las empresas le ven el valor agregado a la automatización.

Paula Ferreyra.
Paula Ferreyra.

Paula Ferreyra.

A su vez, en organizaciones de mayor complejidad, donde las API ocupan un lugar central, APIOps se posiciona como una práctica irremplazable e indiscutible. Es decir, no es una cuestión de sector industrial, sino de enfoque y escala en la automatización.

Por eso es esencial comprender que es un proceso que generalmente es transversal a muchos sectores/equipos ya que incluye a equipos de desarrollo, arquitectura, devsecops, infraestructura. ¿El desafío? Poder coordinarlos y que trabajen de manera colaborativa.

Innegablemente APIOps representa una revolución en la gestión de API, permitiendo controlar y automatizar de manera efectiva todo su ciclo de vida. Es una tendencia que llegó para quedarse y que ofrece beneficios significativos en términos de agilidad y eficiencia en un mundo donde cada vez más organizaciones dependen de las interfaces de programación de aplicaciones para expandir sus negocios.

(*) Arquitecta de soluciones en Startia de Ingenia.