Anuncios
U.S. markets close in 1 hour 58 minutes
  • S&P 500

    5,279.39
    -26.65 (-0.50%)
     
  • Dow Jones

    38,498.91
    -353.95 (-0.91%)
     
  • Nasdaq

    16,975.39
    -44.49 (-0.26%)
     
  • Russell 2000

    2,038.68
    -28.17 (-1.36%)
     
  • Petróleo

    79.34
    -0.49 (-0.61%)
     
  • Oro

    2,343.10
    -13.40 (-0.57%)
     
  • Plata

    32.42
    +0.29 (+0.90%)
     
  • dólar/euro

    1.0818
    -0.0043 (-0.40%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6180
    +0.0760 (+1.67%)
     
  • dólar/libra

    1.2716
    -0.0048 (-0.38%)
     
  • yen/dólar

    157.6330
    +0.4840 (+0.31%)
     
  • Bitcoin USD

    67,554.73
    -138.67 (-0.20%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,452.14
    -32.55 (-2.19%)
     
  • FTSE 100

    8,183.07
    -71.11 (-0.86%)
     
  • Nikkei 225

    38,556.87
    -298.50 (-0.77%)
     

Negociación contrarreloj por Ley Bases y reforma laboral: el plan de Milei para evitar un nuevo fiasco en Diputados

Mientras negocian contrarreloj el acuerdo para que la Ley Bases del presidente Javier Milei, que incluiría la reforma laboral, tenga un tratamiento exprés en la Cámara de Diputados que ya sufrió una nueva demora, el oficialismo y la oposición ponen el foco en la estrategia parlamentaria para no repetir el fiasco de febrero pasado, cuando el proyecto se cayó a pesar de haber sido aprobado en general.

"Son muchas menos las diferencias ahora", señaló ante iProfesional una fuente opositora que participa activamente de las negociaciones. Entre el Gobierno y la oposición creen que la aprobación de la Ley Bases junto con el proyecto de Medidas Fiscales está encaminada, aunque persistan algunos desacuerdos, que ahora obligaron a postergar para el jueves la reunión de comisiones y la firma del dictamen. En ese marco, una de las claves está en la forma en que se desarrollará la votación.

En la oportunidad anterior, si bien el proyecto era más extenso y nunca tuvo el nivel de consenso que, según afirman, tiene ahora, el oficialismo logró la aprobación en general con el apoyo de casi toda la oposición dialoguista. Sin embargo, la euforia del Gobierno se disipó a la semana siguiente, cuando empezó la votación en particular y los primeros artículos empezaron a caer uno a uno por falta de mayoría y diferencias internas en los bloques. Así naufragó la primera versión.

Por eso, las conversaciones que se llevaron a cabo en los últimos días entre el Gobierno y los bloques del PRO, la UCR y Hacemos Coalición Federal apuntaron no solo a acercar posiciones sobre los detalles de todo el paquete de proyectos, sino también a que el tratamiento exprés que esperan iniciar el jueves para terminar la semana próxima con la aprobación en el recinto no tropiece con la misma piedra.

Ley Bases y reforma laboral: ¿cuál es el plan para que el paquete no vuelva a naufragar?

Desde el jueves pasado hubo extensas y permanentes reuniones entre funcionarios y diputados de la oposición dialoguista para ponerse de acuerdo sobre los distintos puntos de la Ley Bases y el paquete fiscal que incluye la restitución del Impuesto a las Ganancias. Este lunes hubo otro encuentro en el despacho de Martín Menem, mientras subían los sonidos de la marcha universitaria, y participó el vicejefe de Gabinete, José Rolandi.

PUBLICIDAD

El Gobierno aceptó varias de las sugerencias de la oposición para lograr un acuerdo. Según deslizaron a iProfesional, incluso estaría dispuesto a aceptar que la actualización del piso del Impuesto a las Ganancias -que el paquete fiscal vuelve a poner en vigencia- se actualice trimestralmente y no anualmente, como había planteado en el primer borrador.

Oficialismo y oposición buscan blindar la votación para que la Ley Bases avance rápido y no vuelva a naufragar

Todo estuvo apuntado a poder reunir al plenario de comisiones este miércoles por la tarde y firmar rápidamente el dictamen de la nueva versión de Ley Bases con la reforma laboral incluida, y repetir el procedimiento el jueves en la Comisión de Presupuesto con el proyecto de Medidas Fiscales. La negociación es compleja y por eso todo se postergó, finalmente, para el jueves. "Las dos leyes se dictaminan ese día", aseguró confiado un referente del radicalismo. La intención sigue siendo sesionar el lunes 29 y martes 30 de abril para aprobar todo junto.

Esa hoja de ruta implica dos cosas. Por un lado, asegurar una mayoría de dos tercios para poder sesionar sin haber transcurrido los siete días que establece el reglamento desde la firma de los dictámenes y su debate en el recinto. Por el otro, que la votación sería incluso más complicada que en febrero, donde solo se trataba un proyecto que ni siquiera contemplaba una reforma laboral.

Por ello, los diputados quieren ordenar de antemano el tratamiento en particular. Lo que se conversó en las últimas horas fue que, una vez en el recinto, "se vote por capítulos, sin entrar en cada artículo", como se hizo la vez anterior, según adelantó a este medio una de las fuentes consultadas. También por esto la negociación se extendió un día más: es imperioso para lograr ese fin que el acuerdo oficialismo-oposición sea lo más amplio posible.

Los artículos (que bajaron a 279 en la nueva versión de la Ley Bases) no se abrirían "salvo en aquellos donde haya diferencias puntuales". Esto podría ocurrir con algunos puntos del paquete fiscal, como el blanqueo de capital -al que un sector de la oposición cuestiona por demasiado laxo- o con las privatizaciones y el capítulo laboral de la Ley Bases, donde el tema de los aportes a los sindicatos todavía genera diferencias.

¿Cuál es la discusión que persiste sobre la reforma laboral?

La idea de realizar una sesión de dos días seguidos que empiece el 29 y termine el 30 de abril también apunta a evitar que la votación en particular se vea complicada por posibles movilizaciones gremiales con motivo el Día Internacional del Trabajo que le metan presión a algunos diputados.

En los bloques que negocian el contenido final del dictamen reconocen que "la idea es terminar antes del feriado" del 1 de marzo, ante el temor de que haya alguna movilización que termine en las puertas del Congreso.

El capítulo laboral demoró las negociaciones y obligó a postergar la firma del dictamen para el jueves

Y es que en las filas de la CGT deslizan que el capítulo de reforma laboral no contempla casi nada de lo que algunos de sus referentes conversaron días atrás con representantes del Gobierno. El artículo que restringiría los aportes obligatorios a los sindicatos es especialmente molesto para ellos porque afecta un parte importante de su financiamiento.

En tanto, los diputados ya convocaron para este miércoles a las 9:00 a la Comisión de Legislación del Trabajo para llevar a cabo una reunión informativa con invitados que permita avanzar por separado con el debate de ese capítulo puntual de la Ley Bases.

Qué cambios se negocian a la Ley Bases y el resto de paquete

El capítulo laboral es uno de los que más demoró las negociaciones. La redacción de este capítulo estuvo a cargo del bloque UCR y el Gobierno incorporó algunas de las propuestas. El tema de los aportes sindicales es clave porque el radicalismo pidió incluirlo y el Gobierno apostaba a dejarlo afuera para no chocar con la CGT.

"Va a tener una restricción sobre los aportes a los sindicatos para proteger en particular a los no afiliados. No todo lo que nosotros quisiéramos, pero va a haber", deslizó una fuente radical.

En el paquete fiscal, el tema clave es la restitución del Impuesto a las Ganancias con el piso de $1,8 millones de sueldo bruto para solteros y $2,2 millones para casados. El Gobierno propuso que la actualización sea anual pero "entienden que esto no satisface" y en el dictamen final podría establecerse que sea trimestral.

En el mismo proyecto, los radicales van a pedir en el recinto que vuelva a incorporarse el artículo que establecía que todas las empresas del sector tabacalero paguen el mismo impuesto y que el Gobiero eliminó. "Lo proponemos como capítulo en el recinto y que quede expuesto quien no quiera acompañarlo", advierten en la oposición dialoguista.

El acuerdo entre el Gobierno y la oposición dialoguista estaría encaminado pero persisten diferencias puntuales

Los puntos que siguen generando diferencias con la oposición

Uno de los temas donde persisten las diferencias entre el oficialismo y la oposición dialoguista es el de la privatización de empresas públicas. Hay acuerdo sobre el listado que diferencia a las que irían a una privatización total o parcial, pero la oposición se muestra dividida en el caso Banco Nación.

El bloque Hacemos Coalición Federal sigue teniendo muchos diputados que se oponen a la privatización incluso parcial del banco y, hasta ahora, todo indica que sería uno de los temas que se resolverían directamente en el recinto.

Otro tema, que frustró la primera versión de la Ley Bases, fue el de los fondos fiduciarios. El oficialismo aceptó algunas de las sugerencias de la oposición y aceptó incluir que si se elimina un fondo fiduciario que tenga recursos coparticipables, estos se mantengan dentro de la coparticipación en general. Sin embargo, la discusión sobre este punto continúa.

La negociación en la Cámara de Diputados sobre el dictamen final de la Ley Bases, la reforma laboral y el paquete fiscal se extendió hasta el lunes por la noche, dado el interés del oficialismo y de la oposición dialoguista en lograr un acuerdo lo más sólido posible para firmar rápidamente el dictamen y buscar la aprobación de los proyectos la semana próxima, sin que la votación en particular implique, otra vez, una vuelta a foja cero que esta vez sería una derrota definitiva y sonora para el gobierno de Javier Milei.