U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,585.62
    -54.85 (-1.51%)
     
  • Dow Jones

    28,725.51
    -500.10 (-1.71%)
     
  • Nasdaq

    10,575.62
    -161.89 (-1.51%)
     
  • Russell 2000

    1,664.72
    -10.21 (-0.61%)
     
  • Petróleo

    79.74
    -1.49 (-1.83%)
     
  • Oro

    1,668.30
    -0.30 (-0.02%)
     
  • Plata

    19.01
    +0.30 (+1.62%)
     
  • dólar/euro

    0.9801
    -0.0018 (-0.19%)
     
  • Bono a 10 años

    3.8040
    +0.0570 (+1.52%)
     
  • dólar/libra

    1.1166
    +0.0043 (+0.38%)
     
  • yen/dólar

    144.7200
    +0.2770 (+0.19%)
     
  • BTC-USD

    19,262.29
    -150.45 (-0.78%)
     
  • CMC Crypto 200

    443.49
    +0.06 (+0.01%)
     
  • FTSE 100

    6,893.81
    +12.22 (+0.18%)
     
  • Nikkei 225

    25,937.21
    -484.84 (-1.83%)
     

OPINION | El cuerpo postparto de Rihanna no debería estar a debate, ya sea para elogiarla o no

·5  min de lectura
Alabar el cuerpo de Rihanna luego de su embarazo tal vez no sea lo mejor para el debate de los cuerpos y la belleza (Getty)

Siempre puedes contar con Rihanna para hacer que el internet hable. La semana pasada, a la música y magnate de la belleza la vieron afuera de un restaurante de Manhattan con una camiseta holgada, una minifalda y unas llamativas botas hasta los muslos. Después de dar a luz a su primer hijo con A$AP Rocky en mayo, sus apariciones públicas han sido bastante raras, pero los fans se han emocionado con el lanzamiento de cada nuevo set de fotos de paparazzi para tener la oportunidad de verla después del nacimiento. Algunas de las conversaciones en línea sobre las imágenes se centraron en su calzado de gran tamaño, pero gran parte ha sido sobre su cuerpo, por desgracia.

Algunos rincones oscuros de las redes sociales han difundido respuestas mezquinas, y algunos hicieron comentarios mordaces sobre Rihanna quien al parecer retiene el peso que subió mientras estaba embarazada. Por fortuna, muchas más personas se pronunciaron en contra de tales comentarios en lugar de respaldarlos.

“Dejen que Rihanna disfrute de su peso por el bebé y dejen de avergonzarla porque no pierde peso de inmediato”, se lee en un tuit. Otros la elogiaron por ir en contra de las expectativas de que las mujeres “recuperen” su talla anterior al embarazo justo después de dar a luz. Un fan escribió: “Solo quiero agradecer personalmente a Rihanna por humanizar lo que tener un bebé le hace al cuerpo y no obligar a su cuerpo a recuperarse de inmediato”.

En muchos sentidos, declaraciones como estas son alentadoras y representativas de un movimiento hacia una cultura en la que está bien que el peso y la apariencia de las personas fluctúen. Los periódicos amarillistas son, después de todo, notorios por comentar sobre aumentos y disminuciones en el tamaño del cuerpo, incluso sin que se trate de un embarazo. Rihanna todavía se encuentra en el vulnerable periodo posparto, por lo que también es genial ver a la gente defender su apariencia. Pero al elogiar a la estrella por desafiar las expectativas, se refuerza la idea de que hay expectativas sobre su cuerpo en primer lugar, y eso es un gran problema en sí mismo.

Elogiar en voz alta a las personas por pesar más que otros, o incluso más que en el pasado, no siempre se presenta como el cumplido que se supone que es. Rihanna no se ha posicionado de forma explícita como alguien que quiere enviar un mensaje sobre lo body positive. Solo vivía su vida cuando la gente en internet decidió considerarla una inspiración por solo existir con una figura más curvilínea. En una época en la que las personas se aferran a la idea de que cada uno de nuestros cuerpos, cómo se ven y qué hacen, debe ser asunto nuestro, es importante no proyectar declaraciones no solicitadas sobre las personas. No se sabe cómo Rihanna en realidad se siente sobre algo, a menos que ella nos lo diga primero.

A pesar de que la última década ha sido trascendental en el cambio de la idea de que la belleza es equivalente solo a ser delgado y blanco, aumentar de peso o, en general, pesar más puede ser un tema delicado para muchos. El año pasado, Jonah Hill pidió explícitamente a la gente que dejara de hacer comentarios sobre su físico después de que lo elogiaran por aparecer sin playera en la playa. “Sé que tienen buenas intenciones, pero les pido amablemente que no hagan comentarios sobre mi cuerpo”, escribió el actor en una publicación en las redes sociales. “Bueno o malo, quiero hacerles saber cortésmente que no es útil y no se siente bien”. De manera similar, Nicola Coughlan tuvo que pedirle a la gente que no compartiera con ella sus opiniones sobre su cuerpo, y les dijo a sus fans: “Soy solo un ser humano de la vida real y es muy difícil soportar el peso de miles de opiniones sobre cómo te ves que llegan todos los días”.

Puede ser refrescante para las personas en las redes ver prosperar a personas con cuerpos más grandes. Sin embargo, no tienen en cuenta el hecho de que la persona que recibe sus “felicitaciones” puede no querer ser considerada un héroe por tener el aspecto que tiene. Por otro lado, Lizzo ha hecho de sus curvas una parte importante de su marca; su grupo de baile se llama “Big Grrrls” y lanzó una línea de fajas, Yitty, diseñada para adaptarse a todos los tamaños de cuerpo. Se posicionó como alguien que explícitamente quiere que su cuerpo sea una forma de inspiración para los demás. Pero ese no es el caso para todos, y las personas deben aceptar que las opiniones específicas sobre el cuerpo de alguien no siempre son bienvenidas, incluso las edificantes.

En general, es positivo ver que hay apoyo para que las personas hagan lo que quieran con su peso. El hecho de que haya que resaltar las diferentes formas en que las personas pueden ser atractivas también es alentador. Pero la próxima vez que veas a alguien, ya sea un artista con múltiples discos de platino o un conocido que no has visto en mucho tiempo, viviendo la vida en un cuerpo más grande, no hay necesidad de convertirlo en un tema de conversación. Al mencionarlo, es posible que hagas más daño que bien.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Rihanna se prepara para lanzar productos de cuidado del cabello