U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,585.62
    -54.85 (-1.51%)
     
  • Dow Jones

    28,725.51
    -500.10 (-1.71%)
     
  • Nasdaq

    10,575.62
    -161.89 (-1.51%)
     
  • Russell 2000

    1,664.72
    -10.21 (-0.61%)
     
  • Petróleo

    79.74
    -1.49 (-1.83%)
     
  • Oro

    1,668.30
    -0.30 (-0.02%)
     
  • Plata

    19.01
    +0.30 (+1.62%)
     
  • dólar/euro

    0.9801
    -0.0018 (-0.19%)
     
  • Bono a 10 años

    3.8040
    +0.0570 (+1.52%)
     
  • dólar/libra

    1.1166
    +0.0043 (+0.38%)
     
  • yen/dólar

    144.7200
    +0.2770 (+0.19%)
     
  • BTC-USD

    19,272.64
    -503.09 (-2.54%)
     
  • CMC Crypto 200

    443.49
    +0.06 (+0.01%)
     
  • FTSE 100

    6,893.81
    +12.22 (+0.18%)
     
  • Nikkei 225

    25,937.21
    -484.84 (-1.83%)
     

Pemex, presta a inyectar multimillonaria inversión en Zama si Talos desiste de ser operador

·4  min de lectura

Por Ana Isabel Martinez

CIUDAD DE MÉXICO, 29 jul (Reuters) -La mexicana Pemex está dispuesta a invertir miles de millones de dólares en el yacimiento Zama en aguas del Golfo de México una vez que la estadounidense Talos Energy, líder del consorcio socio en el proyecto, acepte finalmente que la estatal sea el operador, dijo su director general, Octavio Romero.

Talos presentó en septiembre del 2021 notificaciones de disputa dentro del acuerdo comercial de Norteamérica (TMEC), un paso previo a un arbitraje internacional, inconforme en parte por la decisión de México de designar a Pemex operador de Zama, tras prolongadas negociaciones.

La empresa, que lidera un consorcio conformado también por Harbour Energy y Wintershall Dea, suspendió temporalmente la marcha hacia un arbitraje en medio de conversaciones de alto nivel que buscaban darle al grupo mayor poder de decisión en el desarrollo del campo que comparte con Pemex, de acuerdo a fuentes.

"Ellos (Talos) todavía tienen alguna reticencia. Nosotros esperamos que ya finalmente acepten y que ya nos arranquemos con el proyecto", dijo Romero en una entrevista el jueves por la tarde desde una imponente sala de juntas de la petrolera en su sede en Ciudad de México.

"De tres empresas que conforman este consorcio dos están totalmente de acuerdo con Pemex. La única empresa que todavía no quiere terminar de aceptar que no pueden ser operadores porque no tienen ni el tamaño ni el porcentaje son ellos, es Talos", expresó.

Wintershall Dea y la oficina de la presidencia de México no respondieron inmediatamente a solicitudes de comentarios. Talos Energy no dio un comentario de inmediato y Harbour Energy declinó hacer comentarios.

Romero, uno de los más allegados al presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo que Pemex no renunciará a ser el operador de Zama porque su parte del campo posee la mayor cantidad de reservas y tiene más experiencia en ese tipo de yacimientos respecto a Talos.

Al querer ser el operador, Talos -con una participación del 17.35% en Zama tras la unitización del proyecto- busca la responsabilidad de determinar cómo desarrollar mejor el hallazgo, uno de los más destacados del mundo en aguas someras, con unos 850 millones de barriles de petróleo equivalentes.

Pemex no ha revelado públicamente su participación en Zama, pero según un análisis independiente del yacimiento, el 50.43% de las reservas están del lado de la empresa estatal.

El experto Gonzálo Monroy, de la firma local GMEC, opinó que "no parece estar ya sobre la mesa el escenario de una operación conjunta entre Talos-Pemex" y que la mexicana debe reconocer los gastos exploratorios de los otros participantes y traer inversión fresca al proyecto.

"Especialmente porque quiere agregar otros dos campos, que incrementarían los activos del proyecto, pero también la inversión requerida y podrían pulverizar la participación de los privados", dijo.

CUESTE LO QUE CUESTE

Al ser consultado si Pemex tendría capacidad económica para desarrollar Zama, Romero respondió un tajante "sí" y sobre la cantidad aseveró: "cueste lo que cueste".

La estatal carga con una deuda financiera de 108,100 millones de dólares y de 13,700 millones con proveedores, entre otros compromisos que hacen que tenga un recurrente capital de trabajo negativo.

"El presidente de la República dijo si Talos acepta, el gobierno mexicano y Pemex van para adelante", expresó sobre las inversiones requeridas para Zama en los próximos años, que coinciden con ingentes amortizaciones de deuda de la estatal.

"En este año va a ser muy poco (de inversión) (...) Es una inversión grande, no quiero inventar cifras (...) son miles de millones de dólares", añadió y explicó que en lo que resta del 2022, si hay un acuerdo final, el monto a invertir sería bajo pero más sustancial en 2024.

"Hay un compromiso del presidente de la República en las reuniones que sostuvimos", dijo sobre una serie de juntas que se llevaron a cabo en mayo y junio entre el gobierno mexicano, el embajador de Estados Unidos, Ken Salazar, y empresas del sector energético de ese país preocupadas por los cambios en las políticas del sector durante la administración de López Obrador.

Pero el experto John Padilla, de IPD Latin America, expresó que Pemex "no ha planificado aún inversión para Zama en su presupuesto, sigue con capex limitado y el Gobierno está usando sus ingresos extraordinarios para soportar subsidios e incrementar la popularidad del presidente".

López Obrador, quien asumió el poder en diciembre del 2018, congeló la apertura del mercado energético que había iniciado el gobierno que le precedió, al suspender licitaciones de bloques petroleros y otorgar a Pemex y la generadora estatal de electricidad, la CFE, un papel más relevante en la industria.

(Reporte de Ana Isabel Martínez, con reporte adicional de Adriana Barrera y Dave Graham en Ciudad de México y Marianna Párraga en Houston)