U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,400.00
    -3.00 (-0.07%)
     
  • F Dow Jones

    34,905.00
    -46.00 (-0.13%)
     
  • F Nasdaq

    15,120.50
    +22.50 (+0.15%)
     
  • RTY=F

    2,198.80
    -6.30 (-0.29%)
     
  • Petróleo

    72.28
    +0.21 (+0.29%)
     
  • Oro

    1,799.70
    -2.10 (-0.12%)
     
  • Plata

    25.23
    -0.00 (-0.01%)
     
  • dólar/euro

    1.1773
    +0.0003 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    1.2860
    +0.0210 (+1.66%)
     
  • Volatilidad

    17.20
    -0.49 (-2.77%)
     
  • dólar/libra

    1.3749
    -0.0005 (-0.04%)
     
  • yen/dólar

    110.5590
    +0.0490 (+0.04%)
     
  • BTC-USD

    35,694.42
    +1,246.65 (+3.62%)
     
  • CMC Crypto 200

    860.41
    +66.68 (+8.40%)
     
  • FTSE 100

    7,027.58
    +59.28 (+0.85%)
     
  • Nikkei 225

    28,004.88
    +456.88 (+1.66%)
     

Poliana Lima se estrena en París con su danza colectiva, un homenaje a la vida

·3  min de lectura

París, 18 jun (EFE).- La bailarina y coreógrafa nacida en Brasil y afincada en Madrid, Poliana Lima, presenta este viernes y sábado en París su obra "Las cosas se mueven pero no dicen nada", dentro del Festival Camping del Centro Nacional francés de la Danza (CND), con el que espera poder dar un paso más en su carrera internacional.

La pieza, una adaptación de una creación más corta que hizo en 2016 para el Laboratorio 180, ha sido ampliada en una coproducción de varios centros y teatros de España, Portugal y Francia, lo que ha permitido financiar esta obra colectiva en la que diez bailarinas mueven sus torsos mientras sus pies permanecen anclados.

"Es una alusión a que todas las cosas que están vivas se mueven pero no tienen un discurso más allá de su propia existencia. Esto apela para mí a un sentido profundo de la vida: existir ya es el regalo, la celebración, el discurso propio", dijo Lima en una entrevista a EFE, durante los ensayos generales.

"Las cosas se mueven pero no dicen nada" se estrenará este viernes y sábado dentro del Festival Camping en el Teatro Fil de l'Eau, en Pantin, ciudad colindante con la capital francesa a la que Lima volverá en septiembre para mostrar la versión corta de esta obra.

Sobre el escenario, una decena de bailarinas vestidas con trajes de lentejuelas color champán realizan movimientos repetitivos con sus brazos, torsos y cabeza, creando un sonido corporal que sirve como único ritmo a esta pieza de pura expresión.

"La danza para mí es mucho más hermana de la poesía porque recibes impresiones, abres el espacio para que la imaginación del espectador complete lo que recibe como espectador, abierto a lo que te sugieran esas imágenes", explicó Lima.

Según la coreógrafa, que insiste en definirse como una creadora madrileña tras once años residiendo en la capital española, pues es allí donde ha podido desarrollar su obra artística, la sociedad busca dar a todo "una finalidad, una función lógica, un discurso fuera del propio ser".

Una lógica contra la que ella se insurge al reivindicar el sentido estético, emotivo y subjetivo de la danza, que no debe tener "una comprensión racional".

"La gente piensa que mi título es nihilista, como que las cosas no sirven para nada. No era mi intención inicial pero también puede abrir esa discusión", añade.

LECTURA FEMINISTA

La elección de un elenco totalmente femenino no fue en su concepción una idea feminista, aunque Lima también acepta esta lectura de ver a las mujeres de la obra como "cuerpos que resisten, se adaptan y cambian de forma pero permanecen".

La obra, que se estrenó en Madrid en septiembre en los Teatros del Canal, tenía que haberse mostrado también en Portugal y en este festival francés en 2020, pero fue retrasado por la pandemia.

Ahora, viajará a Croacia y Eslovenia y ha sido también adaptada en una versión taller para estudiantes de baile avanzado.

Lima espera que esta oportunidad pueda abrirle nuevas puertas en París, donde le gustaría trabajar más a menudo y explorar nuevos campos tras estrenarse en su carrera con una pieza colectiva, un reto en el mundo del baile que en España no suele encontrar financiación.

"Es difícil mantener un reparto y giras con ocho o diez bailarinas. En España es inviable económicamente por el gasto que representa y la poca profesionalización que hay. Ojo, no porque no haya gente capacitada, sino más bien por las pocas estructuras que sostienen esta práctica", señala.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.